Noticias en desarrollo

Modelos de producción deben valorizar a pequeños productores

Modelos de producción deben valorizar a pequeños productores Todos los esfuerzos deben orientarse, en primer lugar, a que cada país aumente sus propios recursos para alcanzar la autosuficiencia alimentaria. AGENCIAS. El papa Francisco envió una carta, por medio del cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, al X Foro para el Futuro de la Agricultura que tiene lugar en Bruselas, Bélgica.

En la misiva el pontífice advirtió que no se puede pensar en el futuro de la agricultura “imponiendo un modelo de producción del que se aventajen pequeños grupos o una exigua porción de la población mundial”, sino que por el contrario “todos los esfuerzos deben orientarse a que cada país aumente sus propios recursos para alcanzar la autosuficiencia alimentaria”.
El Santo Padre advirtió a los participantes del Foro que “una ojeada, incluso rápida, sobre la situación mundial revela la necesidad de un mayor compromiso en favor del sector agrícola no sólo para mejorar los sistemas de producción y comercialización, sino también y sobre todo, para acentuar el derecho de todo ser humano a tener acceso a alimentos sanos y suficientes y a ser alimentado en la medida de sus necesidades, participando en las decisiones y estrategias que se actúen”.
Una vez más el papa Francisco señala “la necesidad de situar en el centro de cada acción a la persona, sea ésta sujeto del trabajo agrícola, comerciante o consumidor. Este enfoque, si se comparte como acicate ideal y no como dato técnico, nos permite considerar la estrecha relación entre la agricultura, el cuidado y la protección de la creación, el crecimiento económico, los niveles de desarrollo y las necesidades actuales y futuras de la población mundial”.
“Ante nuestros ojos están los bajos niveles de empleo y de renta, al igual que la malnutrición, incluso crónica, de millones de seres humanos. Es un mecanismo complejo que afecta principalmente a las categorías más vulnerables, excluidas no sólo de los procesos de producción, sino a menudo obligadas a abandonar sus tierras y a movilizarse en busca de refugio y de esperanza de vida”, indicó Francisco.
Ante esta situación el pontífice advierte que “no se trata de pensar en el futuro de la agricultura imponiendo un modelo de producción del que se aventajen pequeños grupos o una exigua porción de la población mundial, ni de plantearse el trabajo agrícola partiendo de los resultados obtenidos con la investigación de laboratorio”, sino que por el contrario alienta a que “todos los esfuerzos deben orientarse, en primer lugar, a que cada país aumente sus propios recursos para alcanzar la autosuficiencia alimentaria, pensando en nuevos modelos de desarrollo y de consumo, facilitando formas de organización comunitaria que valoricen a los pequeños productores y preserven los ecosistemas locales y la biodiversidad”.

A %d blogueros les gusta esto: