Noticias

Inmenso trabajo por el Reino de Dios

Inmenso trabajo por el Reino de Dios La Iglesia del occidente del país intensifica la labor pastoral y la evangelización, haciendo énfasis en el fortalecimiento familiar y el trabajo específico en niños y jóvenes para esperar frutos venideros. Manuel Alfaro alfmanhn@yahoo.com Fotos: Manuel Alfaro/Nórman Henríquez Síguenos en www.fidesdiariodigital.com En este tiempo tan difícil es preciso hacer un alto y analizar el porcentaje del caos social que se ha causado en los más pequeños del hogar, a consecuencia de haber dejado de hacer nuestra labor como cristianos y padres de familia.


Mientras los movimientos de parejas sirven incansablemente en sus diversos grupos, muchas veces no hay en ellos un espacio o un plan para involucrar a los niños y jóvenes según sus edades. De alguna manera nos convertimos en candil de la calle y oscuridad de la casa, porque aun siendo instrumentos de evangelización hacia los más necesitados, hemos descuidado nuestros hogares y olvidado que primero hay que servir a Dios y dar testimonio en nuestra casa.Los primeros que tienen que dar fe de nuestra conversión son nuestros hijos, nuestra familia, luego podemos esperar todo tipo de bendiciones por añadidura, recordando el mandamiento que dice…. Amarás a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo. Amate con amor divino poniendo orden en tu familia y así poder juntos testificar las maravillas del reino de Dios.

PASTORAL FAMILIAR La nueva directiva de la Pastoral Familiar con la dirección del Espíritu Santo, ha decidido que el trabajo de evangelización en la familia no se detenga, pero antes se debe poner orden en nuestro hogar involucrando al trabajo de la obra a toda la familia y paralelamente tirar las redes en este mundo tan convulsionado, llevando la Palabra del Señor a aquellas familias sin rumbo, para que sea Jesucristo su único Salvador.
Hace un mes la Pastoral Familiar recogió su cosecha número 43 con la realización de un nuevo encuentro matrimonial, pero vamos por más; el trabajo de los equipos y sectores tienen como misión en este tiempo, catequizar a los hijos de 6 a 10 años, luego involucrar en Jóvenes para Cristo a los hijos adolescentes de parejas que sirven en la Iglesia y también a los que nunca les ha llegado ese mensaje de salvación, de la misma manera integrar a los que están cerca de cumplir sus 18 años al movimiento de los jóvenes emproistas, para que con este sistema nadie se aparte del camino del Señor, este ciclo se complementa con aquellas parejas de muchachos que han decidido tomar el Sacramento del Matrimonio para que se integren a la Pastoral Familiar.

“HAY QUE CONTAR LO QUE JESÚS HA HECHO EN NOSOTROS”: Héctor vargas, psicólogo En asamblea de sector Santa Teresa este hermano citó las palabras de Fray Roel Mejía: “Demos todo por el Reino de Dios” recordándonos como lo hace la carta a los Filipenses 2, 3. “No hagan nada por rivalidad o vanagloria. Que cada uno tenga la humildad de creer que los otros son mejores que él mismo”. No cometamos el pecado de buscar los primeros puestos, que nos miren como trabajamos, pues en este reino la persona más importante es Jesús, ya lo describe Mateo en el capítulo 23-11,12… El más grande entre ustedes se hará el servidor de todos. Porque el que se pone por encima, será humillado, y el que se rebaja será puesto en alto.
Haciendo un llamado de humildad a todos aquellos servidores que se consideran producto terminado y piensan que se les debe poner por alto o no tienen ya nada que aprender, porque es verdad que Jesús se fija mucho en quien trabaja pero Él no vino por los justos sino por los pecadores. El padre ya sabe lo que le vamos a pedir, entonces en el silencio del alma permitámosle a Él que se encuentre con nosotros con humildad, soportándonos unos a otros, repitiendo las palabras de San Pablo: “no vivo yo, más cristo vive en mí”.

PADRE JUAN ÁNGEL GUTIERREZ Evitemos las riñas, que solamente son muestra de nuestra ceguera espiritual, no seamos como los fariseos que decían: “no es ese el que pide limosna” porque muchas veces solo juzgamos y nos creemos dueños de la palabra, pero ya lo decía el Santo Padre… ¡la Iglesia no es un museo de santos, es el hospital de Dios!

EL SEÑOR SOLO SE FIJA EN NUESTRO CORAZÓN Jesús quiere que veamos nuestra vida de otra manera, Él quiere curarnos de la ceguera, veamos pues con otros ojos a nuestros esposos y esposas, a nuestros hijos, a nuestros hermanos en la fe, recordando que en todos ellos a pesar de los defectos de su imagen encontraremos el rostro de Jesús.

El dato
Intensificar el trabajo
La Pastoral Familiar pretende duplicar los equipos de personas que preparan retiros y encuentro para dar oportunidad a otras comunidades y la atención de los niños y jóvenes que se están descuidando por parte de las parejas.

A %d blogueros les gusta esto: