Noticias en desarrollo

Delegados de la Palabra: 50 años en la Diócesis de Juticalpa

Delegados de la Palabra: 50 años en la Diócesis de Juticalpa “El Espíritu que sopló en el Concilio Vaticano Segundo, en los años 60, fue el mismo que sopló en Honduras; es el Espíritu que invita a que cada bautizado sea un testigo fiel de Cristo, miembro comprometido de la Iglesia y misionero por excelencia; allí están los Delegados siendo los llamados a vivir y promover en las comunidades esta espiritualidad con nuevo Ardor, nuevos Métodos y nuevas Expresiones” Monseñor Mauro Muldoon ofm. Obispo Emérito de Juticalpa. Texto y fotos: Carlos Moreno cc_bombo@yahoo.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com La cabecera municipal, se ha llenado de momentos de agradecimiento, gozo y jubilo en los 50 años de la Celebración de la Palabra de Dios (CPD), ministerio de la predicación que agrupa a hombres y mujeres que gozan de mucho liderazgo eclesial en las comunidades y son admirados por su compromiso generoso en la evangelización de los pueblos.


En este año que se celebran 50 años de la llegada a Olancho, después que iniciara la obra del Espíritu Santo por medio de monseñor Marcelo Gerin en la sureña Diócesis de Choluteca, y llegando a esta extensa Diócesis de Juticalpa dirigida en esos tiempos por monseñor Nicolás D´ Antonio.
En estos años se han vivido grandes momentos para nuestra Iglesia, gracias al potencial pastoral que aportan los Delegados de la Palabra; con ellos se encarna el misterio de Cristo en la comunidad cristiana.
Fue desde horas muy tempranas, cuando emperezaron a llegar buses y carros de todo Olancho, a la entrada principal de Juticalpa, desde donde se emprendió una caminata hasta la parroquia Santa Gertrudis. En su recorrido por las principales calles juticalpenses, los delegados, cantaron, lanzaron sus gritos y mostraron su colorido.
La llegada al Gimnasio Nicolás D´ Antonio se vieron cientos de delegados acompañados por familiares y feligreses que junto a familiares, quisieron festejar esta memoria al lado de sus queridos líderes comunitarios.
Los delegados muchos son hombres campesinos y mujeres de hogar que decididos a llevar una vida de tranquilidad, trabajo y cristiandad, son sencillos y personas humildes de escasos recursos económicos en la mayoría de los casos, realizan tareas que con mucho esfuerzo económico se sienten agradecidos con Dios y dan todo lo que pueden, esa es su fuente de servicio.
La jornada fue larga y correspondió a las diferentes parroquias, ofrecer todo el repertorio musical con que cuenta la Celebración de la Palabra, a la vez escuchar la historia y los testimonios de delegados que son de gran caminar en la Diócesis.

INTINERARIO DISCIPULAR
Llegó el turno a Monseñor Miguel Lenihan, obispo de la Diócesis de La Ceiba responsable de los Delegados de la Palabra y dijo:

“Es innegable como domingo a domingo estos hermanos toman la Palabra de Dios con valentía” agregando: “En Honduras son ellos los que impulsan la reflexión ante temas como migración, ambiente, violencia, familia, economía solidaria, entre otros que tanto sabemos que afectan a nuestros pueblos” por último señaló un importante punto: “Lo bonito de los celebradores es que colocan a Dios, antes que el dinero, por eso este ministerio no deja de crecer”. Monseñor Bonello, obispo de la Diócesis de Juticalpa, agradeció a los delegados por su testimonio y su aporte a la Iglesia, “están llenos de generosidad y de amor para Cristo y la Iglesia” exaltó el obispo de origen Maltes.

A %d blogueros les gusta esto: