Noticias en desarrollo

Editorial del Domingo 2 de Abril de 2017

Crisis de la democracia En distintas latitudes de la América Latina, se viven situaciones de violencia y de enfrentamientos políticos que amenazan la paz social. Situaciones negativas que deben ser analizadas, para que los hondureños, hagamos todo lo posible, por buscar decisiones consensuadas.

Decisiones participativas, encaminadas a evitar contiendas estériles que no aporten soluciones a los grandes males de la pobreza, la exclusión y la violencia, que está afectando severamente a la mayoría de la población.
Como ejemplo: en Venezuela, se está viviendo una lucha política, intensa y prolongada, y que afecta la economía de todos los estratos de la ciudadanía. Con una población que sufre severos racionamientos alimenticios, falta de medicinas y otros artículos de primera necesidad; incluso escasez de combustible, en el país con depósitos petrolíferos abundantes Lo cual es un indicio de ineficiencia en la productividad de la nación. Venezuela tiene una inflación altísima (3 dígitos), lo cual acentúa la imposibilidad de obtener variedad de alimentos, y de artículos de primera necesidad para el hogar, a pesar de ocuparse mucho tiempo diariamente, para realizar esas compras en enormes filas, al exterior de los establecimientos de víveres.Lo más grave, de esta situación venezolana que golpea a los pobres, es la profunda y seria incompatibilidad que existe entre el gobierno y la oposición, que no permite llegar a consensos mínimos, sino que se ha llegado hasta el punto, donde nadie cree en las bondades del diálogo.
El presidente Maduro de Venezuela, visitó al Papa Francisco y le solicitó ayuda para establecer un diálogo nacional. El Vaticano envió a Monseñor Claudio Celli,  quien sería el encargado de dirigir el proceso de consensuar. Pero fue imposible, pues para la oposición se debe concurrir a elecciones anticipadas por la baja aceptación del régimen
en la consideración de la ciudadanía. Ante lo cual el Gobierno ha suspendido en forma indefinida el calendario de procesos electorales.
El Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA,  está tratando de aplicar los lineamientos jurídicos de la Carta Democrática para forzar un proceso de diálogo y negociación que alcancen los objetivos siguientes: libertad de presos políticos, respeto a las decisiones de la Asamblea Nacional y elecciones generales. Es preciso resolver esta difícil crisis en que está sumida, desde hace mucho tiempo, la conflictiva democracia venezolana.
A mayor abundamiento. Este domingo (2 de abril) se verificará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Ecuador, En un clima político sumamente agitado. Ya que la oposición asume que la intención del gobierno es que su candidato oficialista resulte triunfador y que,  para lograrlo, harán unas elecciones fraudulentas. Lo cual ha sido divulgado por todos los medios de difusión del Ecuador y del extranjero. Originando así una crisis política que amenaza alterar la paz social.
Es preciso que el clima de agitación y violencia imperantes en esa nación, a causa de estas sospechas se diluya, y que las elecciones resulten aceptables para la ciudadanía. Y que ambos grupos contendientes tengan la cordura para el mantenimiento de un clima de paz, y de respeto a la tranquilidad, dentro del orden jurídico. En Honduras, debido a la avalancha de impugnaciones de las elecciones primarias ante el TSE, se ha puesto de manifiesto la necesidad de fortalecer la debilidad de la democracia hondureña, mediante la adecuada formación ética de quienes tendrán  a su cargo el cuidado de las mesas electorales.
Las adulteraciones de votos en las elecciones primarias, controladas por los militantes de los mismos partidos políticos, es un ejemplo de la falta de respeto a los derechos políticos de quienes fueron a las urnas, sin otro propósito, que robustecer su partido escogiendo los candidatos más capacitados, para optar a las distintas posiciones a ser consideradas en las elecciones generales del mes de noviembre.
El TSE ha laborado jornadas extraordinarias para resolver las numerosas impugnaciones presentadas y el proceso eleccionario culminará con la emisión de los resultados finales.
A partir del 25 de mayo, comienza la nueva campaña política, con aplicación de la Ley de Financiamiento, Transparencia y Fiscalización de los Partidos Políticos. Y con el análisis de las propuestas de cada uno de los candidatos elegibles.  Propuestas que deben plantear soluciones factibles, para eliminar los grandes problemas que impiden el desarrollo integral de cada hondureño  y de todos los hondureños. Ese es el objetivo esencial del sistema democrático vivido en paz y en verdad.
Ya lo expresó el Señor Jesús: “Busquen el Reino de Dios y su Justicia….lo demás vendrá por añadidura”.

A %d blogueros les gusta esto: