Nuncio Apostólico pide orar por las familias y las vocaciones

Nuncio Apostólico pide orar por las familias y las vocaciones En su gira que termina el próximo jueves, el representante papal ha visitado las parroquias san Isidro Labrador de Tocoa, santa Rita de Casia de Sabá y el Santuario Mariano Virgen de los Remedios de Sonaguera y culminará su periplo en la parroquia San Juan Bautista de la ciudad de Trujillo. Texto y fotos: Wilfredo Rivera wilgabcris@yahoo.es Síguenos en www.fidesdiariodigital.com El Nuncio Apostólico en Honduras, monseñor Novatus Rugambwa, y su secretario el padre José García,  realizan una visita pastoral en la Diócesis de Trujillo, para conocer la realidad de esa jurisdicción eclesiástica que abarca una gran extensión territorial distribuida en los departamentos de Colón y Gracias a Dios, este último considerado  como el de una población nativa dispersa y carente de vías de comunicación y asistencia gubernamental.


En su gira que termina el próximo jueves, el representante papal ha visitado las parroquias san Isidro Labrador de Tocoa, santa Rita de Casia de Sabá y el Santuario Mariano Virgen de los Remedios de Sonaguera y culminará su periplo en la parroquia San Juan Bautista de la ciudad de Trujillo, donde se encontrará con monseñor Luis Solé, obispo de esa diócesis.
El Nuncio también estuvo en la comunidad Guadalupe Carney, perteneciente a la parroquia San Juan Bautista donde oficio la Eucaristía. Esta comunidad   se sitúa  escasos minutos de la impresionante bahía de Trujillo y es considerada como un  verdadero paraíso terrenal con tierras muy fértiles y hermosas pero acaparadas en pocas manos.
La comunidad Guadalupe Carney  aglutina  habitantes de varios departamentos del país, en las tierras del antiguo Centro Regional de Entrenamiento Militar, CREM. Tiene más de tres mil personas organizadas en 45 empresas campesinas que forman el Movimiento Campesino del Aguán, MCA.
Sus habitantes guardan las esperanzas de lograr una verdadera reforma agraria, el cese a la destrucción ambiental y un alto a la criminalización y muerte del campesinado hondureño.

LAS VOCACIONES.- En todas las comunidades visitadas el Nuncio ha hecho hincapié en fortalecer la Pastoral Vocacional, pues la Diócesis de Trujillo es la que menos clero diocesano tiene y hay escasez de sacerdotes para atender las necesidades de la población.
En su homilía en la zona de la Guadalupe Carney, que coincidió con la solemnidad en honor a san José dijo lo siguiente: Agradezco al Señor por toda la manifestación de fe en Cristo Jesús y a su Iglesia católica a la cual el maestro divino confió la misión de ir y evangelizar todos los pueblos.  En este contexto les presento los saludos y también las bendiciones del papa Francisco,  el cual tiene en su corazón orante la obra evangelizadora en todo el mundo, también a la Diócesis de Trujillo y a esta comunidad de Guadalupe Carney.
A  los sacerdotes, religiosas, laicos comprometidos, jóvenes y niños, el Santo Padre pide las oraciones de cada uno de ustedes para que pueda llevar a cabo el ministerio Petrino, confirmado así la fe de todos los hermanos y hermanas del mundo entero.
En esta solemnidad de san José la liturgia nos presenta algunas características de él: un hombre justo como Abraham, servidor fiel y prudente como David,  discípulo humilde y disponible como María. Como  sabemos san José es la única persona que recibió el encargo noble y muy elevado de custodiar los grandes tesoros del universo.
Él se encargó de custodiar a Jesús y a María. Fue el hombre de confianza para Dios y en él encontramos la figura de administrador fiel y prudente mencionado en una de las destacadas parábolas de Jesús.   La intención del papa Francisco es que todos nosotros experimentemos en nuestra vida cotidiana la unión que existe entre san José y la Iglesia, sintiendo en nosotros la protección de San José ya que cada uno de nosotros es miembro de Cristo.
Cada uno de nosotros pertenece a Jesucristo, somos miembros de su cuerpo y lavados por su sangre. Finalmente dijo: permítanme hacer un pedido aquí tenemos muchos niños, jóvenes y también personas adultas, me limito a una sola petición: “Rezar para las vocaciones en esta comunidad, vocaciones al santo matrimonio tengamos matrimonios fuertes y cristianos, matrimonios como el que construyo la familia de Nazaret y así que San José sea un ejemplo vivo para todos los papás y María sea un ejemplo para todas las mamás.
Que Jesús sea un ejemplo para todos los niños y niñas,  así que cuando la comunidad tiene familias fuertes allí la comunidad crece, crece bien no solamente en números, también en virtudes espirituales, recemos por las vocaciones a la vida consagrada, queremos más religiosas desde esta comunidad, que nazcan y crezcan aquí, envíen a sus  hijas a la vida consagrada que puedan difundir el evangelio de Jesucristo.
Al mismo tiempo pidamos al Señor para que haya muchas vocaciones a la vida sacerdotal para que haya muchos sacerdotes desde esta comunidad,  seamos fuertes en todo sentido materiales y espirituales. Tengamos personas que sirvan a la sociedad,  para que haya mejoría en lo que anhelamos.

EN SANTA FE .-  En su visita a Santa fe  agradeció mucho que en el programa que la Diócesis preparó se haya incluido a la comunidad Garífuna a la que le invito a todos los hombres garífunas que al igual que San José se comprometan más con la Iglesia y  muy feliz por el entusiasmo que demuestra la Pastoral Garífuna dijo: es una bendición de Dios para la Nunciatura Apostólica tener ocasiones como esta de visitar a las comunidades, a las familias, a las parroquias y de esta Diócesis de la Iglesia local en Honduras.
Me siento feliz y satisfecho y es un motivo de continuar rezando por la Iglesia en Honduras y la Iglesia particularmente en esta diócesis que esta peregrinando con muchas fatigas, más con bendiciones al mismo tiempo.

A %d blogueros les gusta esto: