Diócesis Santa Rosa de Copán

Con amor a los pobres laboran en Copán las Obras Vicentinas

Con amor a los pobres laboran en Copán las Obras Vicentinas
El voluntariado Vicentino AIC,  un trabajo y esfuerzo dirigido hacia las personas más necesitadas destaca en el occidente del país
Texto y fotos. Manuel Alfaro
alfmanhn@yahoo.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Las personas del occidente del país han confiado en la labor humanitaria realizada por esta institución, por eso aprovechamos la oportunidad que nos ofrece el Semanario Fides de agradecer a todos por el apoyo material, económico, espiritual y sobre todo la mano de obra gratuita o de bajo costo que ciudadanos de la localidad han brindado desinteresadamente para la realización de nuestros grandes proyectos benéficos, del mismo modo el apoyo técnico, supervisión  y dirección profesional de amigos ingenieros y otros.
Con 25 miembros activos y honorarios este voluntariado lleva a cabo trabajos dirigidos a las personas más pobres y las necesidades de la comunidad que ameritan la proyección siempre en beneficio de los desposeídos, aquellos hermanos que apelan a la misericordia de Dios reflejada en el amor al prójimo proveniente de todas las almas buenas  que de una u otra manera somos bendecidas con un buen trabajo y sus frutos.
Aquí, la palabra clave es:  Solidaridad, ese valor del ser humano que nos saca de nuestro individualismo y nos permite ver, comprender y conmovernos  ante nuestros grandes problemas socio-económicos que tenemos en nuestro amado país y más específicamente en nuestra  zona Occidental, en especial en la parte rural,  donde están los más altos índices de población en situación de pobreza.
Es dentro de esa realidad que todos conocemos, que han surgido en el país tantas instituciones  de asistencia social  y de apoyo al más necesitado.
Una de estas instituciones  es el Voluntariado Vicentino AIC,  que funciona en el país  desde hace varios años, con filiales en diferentes ciudades que hacen un total de nueve, éstas son:
Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba, Puerto Cortes, Trujillo, La Mosquitia, Choluteca, El Progreso y Santa Rosa de Copán.
Cada filial, sigue el mandato de nuestro fundador San Vicente de Paúl, “trabajar constantemente en proyectos de ayuda  a los más pobres entre los pobres”. Es así que en las diferentes filiales funcionan actualmente: hogares para niños, hogares para Ancianos, elaboración de diferentes proyectos de corto y largo plazo y otros similares,  según las necesidades de cada comunidad. Tenemos la libertad de escoger a qué le damos prioridad y nos comprometemos a mantenerlos vigentes funcionando en la mejor forma, ese es el compromiso adquirido.
En Copán están enfocados específicamente en dos proyectos: el “Albergue el Buen Samaritano”  Y el “ Hogar Materno doctor. Ricardo Schwarcz” ambos ubicados en la parte Sur del Hospital Regional de Occidente en esta ciudad.

EL ALBERGUE EL BUEN SAMARITANO,  fue construido y puesto en funcionamiento  en 1993, con la intención de brindarles un lugar donde dormir a las personas que diariamente vienen de la zona rural al Hospital Regional de Occidente  a dejar a sus parientes enfermos y por su extrema pobreza no pueden pagar un hospedaje por lo que por muchos años pasaban la noche en la acera del Hospital.
Actualmente hay capacidad para 30 hombres y 30 mujeres  que es el promedio que se atiende diariamente. Su estadía puede ser por varios días si es necesario. Se les dá en la mañana pan y café y por la noche, antes de acostarse, una merienda ya que se toma en cuenta que muchos no han comido en todo el día por diferentes motivos. El Albergue funciona los 365 días del año.

HOGAR MATERNO “Doctor. RICARDO SCHWARCZ”.  Fue construido por el Club Rotario de  Alberta, Canadá, a través del Club Rotario de esta ciudad, en el año 1995,  desde entonces adquirimos el compromiso de hacernos cargo de su funcionamiento , lo que se ha venido haciendo hasta la fecha, brindando atención los 365 días del año , las 24 horas de cada día.   Su capacidad es para treinta personas,  generalmente se mantiene completamente ocupado.
Esta modalidad de hogares maternos fue creada por el doctor Ricardo Schwarcz, de nacionalidad Argentina, Médico Obstetra, ganador de muchos premios. Por su constante trabajo dentro de su especialidad, siendo uno de sus legados la creación, en varios países de Latinoamérica, de hogares maternos,   por su preocupación por los  altos índices de muerte materno-infantil,  debido entre otras cosas, a los embarazos de alto riesgo sobre todo en las zonas rurales donde no se dispone de la atención médica adecuada.
Actúan estos Centros, como un nexo entre la Comunidad y el Sistema Institucional  de atención, para que las señoras con embarazo de alto riesgo tengan los cuidados necesarios y la proximidad de su hospital, ya que todas nuestras usuarias son de la zona rural.  El Hogar de esta ciudad  lleva ese nombre por decisión conjunta del Ministerio de Salud, del Consejo de Salud de Occidente, del Club Rotario y del Voluntariado Vicentino de esta ciudad.
Ambos Centros son sostenidos  económicamente por una red de amigos entre instituciones y personas que generosamente aportan una cantidad de dinero  cada mes, y por nuestra parte hacemos actividades tendientes a recaudar fondos para ese fín.   Siendo que el mantenimiento de ambos centros requieren toda nuestra atención, dedicamos casi todo nuestro esfuerzo en ellos, sin embargo, ocasionalmente hemos  hecho otras actividades  de caridad sobre todo en fechas especiales, y en el año 2002 hicimos la restauración de nuestro Cementerio General en agradecimiento a la población que tanto nos ha apoyado.
Muchísimas gracias por su atención, no siempre se nos escucha a los mayores sobre todo en un público tan selecto como ustedes. Esperamos que nuestra experiencia sea de alguna manera útil y no olvidemos algo  tan importante: en nuestro Genoma tenemos entre muchas más, las semillas del egoísmo y  de la solidaridad, esforcémonos a vivir de tal manera que no alimentemos, ni siquiera en este tiempo de individualismo, el Gen del egoísmo, dejémoslo morir, en cambio alimentemos, siempre que nos sea posible, la solidaridad, esa virtud que nos hace más humanos  y nos proporciona tanta satisfacción personal.

El dato
Atención necesaria
En el Hogar se les dá alojamiento, alimentación  (tres tiempos y dos meriendas), y toda la atención  mientras son llevadas al Hospital de Occidente en el momento que lo necesitan; para ese efecto hay un pasillo que comunica  al Hogar Materno con el Hospital de Occidente  por donde son llevadas  las señoras en silla de ruedas para su atención inmediata al momento de su parto o por cualquier complicación. También se brinda asistencia al hogar de niños San José de las hermanas misioneras de la caridad y familias de escasos recursos. Cada usuaria permanece en el Hogar Materno el tiempo necesario. Si alguien siente el llamado a colaborar con este voluntariado comunicarse al 33928703.

A %d blogueros les gusta esto: