Noticias

Conmemoran el Día del Niño No Nacido

Conmemoran el Día del Niño No Nacido Desde el 2006 se realiza esta conmemoración tras haber decretado el Congreso Nacional ese día especial dedicado a todos aquellos infantes que no pudieron nacer debido a que fueron abortados por sus madres. El 28 de septiembre del 2005, bajo el decreto no. 267-2005 se declaró que el 25 de marzo de cada año se conmemore el Día del Niño No Nacido, el que se celebrara como fiesta nacional sin suspensión de labores.

Este día se celebra en conmemoración a todos los niños indefensos abortados y  los bebes que están por nacer. El Comité Pro-vida de Honduras, con existencia de más de 30 años en el país, siendo una asociación sin fines de lucro y apolítico ha aceptado el reto y el compromiso de la sociedad hondureña actual, de proclamar y defender  la dignidad e inviolabilidad de la vida humana, desde su concepción hasta su muerte natural y de todos sus valores intrínsecos.  Es así que el 25 de marzo del 2006 se dará la primera celebración oficial del día del niño no nacido en donde se realizará una misa en la Catedral de Tegucigalpa.
Algunos países donde se ha instituido el Día del Niño no Nacido o realizan marchas pacíficas en conmemoración a la fecha están: Argentina, que fue el primero de los países bajo el mandato del presidente Menen, El Salvador, Guatemala, Chile, Nicaragua, Costa Rica, República Dominicana, Brasil,  Perú, Uruguay, España, México, Austria, Eslovaquia, Cuba, Filipinas, Ecuador.
Las misas este año fueron dos, una en la Catedral Metropolitana oficiada el viernes 24 en donde se llevó a cabo una bendición especial a todas las madres embarazadas presentes y la otra en San Pedro Sula  en la parroquia San Vicente de Paúl a las once de la mañana.
Numerosas madres asistieron en ambas ciudades a esta celebración y Fides en la edición de la próxima semana les informará sobre todos los detalles que se dieron durante la Eucaristía oficiada en la Catedral Metropolitana.

EL DATO Aunque la Iglesia sostuvo siempre y sigue manteniendo que el aborto es un pecado abominable, el papa Francisco  ha concedido a todos los sacerdotes el poder perdonar ese pecado “Para que ningún obstáculo se interponga entra la petición de reconciliación y el perdón de Dios, de ahora en adelante concedo a todos los sacerdotes, en razón de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan procurado el pecado del aborto”.

A %d blogueros les gusta esto: