Cáritas desnudó con valentía la tragedia en que vivimos

Señalan expertos: Cáritas desnudó con valentía la tragedia en que vivimos “El comentario  es un aldabonazo a la conciencia nacional de que no podemos seguir en esta misma línea, debemos aprovechar esta oportunidad para impulsar una democracia con valores, sin corrupción”. Hugo Noé Pino Texto y fotos: Lilian Flores liflores@semanariofides.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com El economista Efraín Díaz, reacciona al comunicado que recientemente emitió Cáritas, en donde se hacen fuertes señalamientos de grandes problemáticas que está viviendo el país y que para muchos no son de mayor importancia, “el señalamiento principal para mi tiene que ver con el papel del Tribunal Superior Electoral,

para asegurar la transparencia y la confiabilidad de los comicios electorales de noviembre, hay que hacer una reforma profunda en el Tribunal Supremo” razón por la que está en total acuerdo con la aprobación de la Ley de Financiamiento y Transparencia de los Partidos Políticos “estamos frente a campañas electorales millonarias, publicidad inclusive desde el gobierno mismo, que aparece como publicidad del gobierno pero al final viene siendo la publicidad de un candidato”.
Para este especialista el documento de Cáritas es una especie de llamado a la conciencia de cómo se debe votar, que no se puede seguir votando por corruptos, por lo mismo, de gente que realmente no son ninguna alternativa para el país.
Asimismo lamentó que el tradicionalismo político aun esté presente en la política hondureña, “creo que es necesario que haya un cambio fundamental para que la gente pueda votar de una manera consiente, como verdaderos activos ciudadanos y que con su voto,  que es un poder, puedan cambiar el rumbo de la nación. Hay una especie de estremecimiento, una sacudida a la clase política hondureña, con los señalamientos y supuestos actos de corrupción que últimamente han salido a la luz pública. De ser cierto todo esto,  significa una conexión directa entre la clase política hondureña y la narcoactividad, es sumamente preocupante que pueda darse así, esto ha sido posible por la creciente impunidad con  que se han manejado las cosas en el país”.
Según el especialista, en los últimos años ha habido un creciente deterioro y debilitamiento de las instituciones públicas del país, “no es por ausencia del marco legal, sino porque no hay voluntad política para hacerlo.  Esos organismos han perdido independencia, están politizados o coludidos de alguna manera u otra los operadores de justicia con las asociaciones que cometen ilícitos en este caso de narcoactividad y sicariato”.
Con respecto a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras MACCIH y el Ministerio Publico manifestó que deben actuar por su propia iniciativa para iniciar juicios, “uno  de los problemas que hay en el país es que todo lo que vemos y sentimos nos hace ir hacia la pérdida de confianza no solamente en los procesos sino,  que en las instituciones y las intenciones de quienes dirigen las instituciones del estado, ese es un problema general en el país. Una de las grandes tareas que tiene la nación es buscar mecanismos para devolver la confianza, y fortalecer la institucionalidad del país, porque no podemos seguir por este camino”.
Sobre la migración agregó que es el peor signo de una nación, “cuando las personas tienen que emigrar a otro país para buscar oportunidades, eso quiere decir que no las tiene en su propio país. Siempre he cuestionado el tema de las remesas, porque las persona se tratan como remesas, no como personas, y en el tema migratorio hay un drama humano de grandes proporciones que en el país nunca se debate,  sólo se ve como una estadística. El problema no está en lo que Estados Unidos debe o no debe hacer, está más bien en lo que nosotros debemos de  hacer, cómo generamos un país de oportunidades, como disminuimos las enormes desigualdades que hay y que empujan a la gente a buscar otros derroteros”.

VALIENTE REFLEXIÓN Por su parte el Doctor Hugo Noé Pino, alaba la valentía de Cáritas por abordar temas tan complejos e importantes para el país y no como otras instituciones que aun sabiendo el padecimiento de la nación se quedan callados.
“En primer lugar el documento nos hace ver los resultados de las elecciones primarias y la costumbre tradicional en nuestro país de hacer fraude tanto en las elecciones generales como en las internas,  una expresión real que señala el comunicado, es que la democracia si valores conduce a dictaduras implícitas o explicitas”
Por otra parte la necesidad de políticas públicas que enfrenten la amenaza que las nuevas políticas del presidente de los Estados Unidos puede producir en materia de emigración, inversión y  comercialización, “este es un clamor generalizado de que el gobierno debe establecer no solamente los programas específicos que permitan una reinserción adecuada de nuestros compatriotas sino que adicionalmente la necesidad de un plan de contingencia en caso de que este  afecte la economía mucho más de lo inicialmente planteado”.
Pero para el doctor Pino el tema central del comunicado,  y por el cual felicitó a Cáritas, es el tema que desafortunadamente otros sectores de la sociedad se han quedado callados, y este es sobre las acusaciones que se han dado en tribunales extranjeros, sobre la participación  de políticos y policías en el caso de narcotráfico, “Cáritas ha sido una de las pocas voces que han salido a señalar que esto no solamente es una vergüenza nacional, sino que es una tragedia.  Saber que altos círculos de poder son señalados en estos casos y sentir que nuestras instituciones públicas no funcionan, es realmente ver que la democracia no trabaja y ver que la impunidad es una de las características principales de nuestro país”.
Asimismo recalcó otro punto positivo del comunicado, esto es relacionado con propuestas, “no únicamente se queda a nivel de señalar puntos que se deben corregir, sino que de caras al propio proceso electoral, nos habla de una aplicación correcta y eficiente de la ley que se conoce como la ley limpia o sea el financiamiento de los partidos políticos para evitar que el crimen organizado se filtre a través de esos mecanismos, adicionalmente todo lo que tiene que ver con el establecimiento de programas para migrantes que sean deportados de Estados Unidos  o de México. Miramos con mucha satisfacción ese llamado de no quedarnos en el pesimismo de la situación, sino a buscar activamente como ciudadanos, como sociedad organizada esta oportunidad para impulsar los cambios que realmente el país necesita, esto es decir no a la corrupción, es decir si a la transparencia y rendición de cuentas, es decir si a una democracia más participativa”.
Por otra parte señaló que la característica en general de nuestro sistema de justicia a lo largo de muchos años ha sido la impunidad, y esa impunidad proviene de compadrazgos entre políticos, el deterioro de las instituciones públicas, “el Ministerio Público recientemente está dando muestras de algún grado de cumplimiento con las funciones que le han sido asignadas, pero porque se ha visto obligado por las circunstancias, muchas de las acusaciones que ha hecho, han sido posterior a que han salido nombres en el exterior, especialmente en Estados Unidos.
“Hace falta más participación, más exigencia, en el caso de estas declaraciones que han surgido, es terrible ver que los colegios profesionales, que los grupos empresariales, los sindicatos, los grupos campesinos, las diferentes formas organizados de la sociedad se llaman al silencio. Hay un silencio calculado de no querer entrar en conflicto con las más altas esferas de poder en el país, este comunicado es un aldabonazo a la conciencia nacional de que no podemos seguir en esta misma línea, debemos aprovechar esta oportunidad para impulsar una democracia con valores, sin corrupción. Una democracia participativa porque el rumbo que ha llevado el país es a que otros países en especial la superpotencia del norte sea la que esté aplicando justicia en función de delitos que les afectan a ello y a nosotros también”.
Respecto a la MACCIH manifestó que “si no actúa ahora ya no lo hizo nunca, lo que está pasando es una prueba de fuego, si no apoyan las investigaciones para tratar de ir al fondo de este asunto o si lo hace en un periodo demasiado largo estará demostrando que su creación y su financiamiento no sirvió para nada”.

COMUNICADO
¿Por qué participé en las elecciones?
Señalando que: “las declaraciones de personas presas y con procesos judiciales en los Estados Unidos, las cuales dejan un mal sabor de boca y confirman lo que se dice y se ha dicho en cualquier rincón del país: que políticos y policía son los cómplices preferidos del crimen organizado”, la Pastoral Social Cáritas de Honduras, hace un llamado a la reflexión de los hondureños a comprometerse con el país y buscar nuevos derroteros.
En el editorial de su Boletín Apuntes,  que reproducimos a continuación, la Pastoral Social  desnuda la verdad sobre lo que está aconteciendo en Honduras señalando la corrupción, la impunidad y tantos males que aquejan al país y que no han querido ser vistos por los políticos nacionales.
He aquí el texto completo de ese editorial de Cáritas
“Ante las normas morales que prohíben el mal intrínseco no hay privilegios ni excepciones para nadie. Ante las exigencias morales somos todos absolutamente iguales” (Veritatis splendor, Juan Pablo II, no. 96).
Atrás ha quedado la aparente incertidumbre que generó la convocatoria a las elecciones primarias, puesto que ganaron la candidatura presidencial los que siempre se señalaron como ganadores, especialmente en el Partido Nacional y Libre, finalmente, ¡no hubo mayores sorpresas!
Como sucede después de cada proceso electoral, los políticos entonan el mismo canto, ¡la democracia se  consolida!, tomando como argumento la realización de las elecciones -elecciones que no fueron tan masivas como aseguran muchos-  y la movilización  del voto duro de sus partidos. Sin embargo, las denuncias de fraude, favoritismo, adulteración de actas entre otros delitos electorales no se han hecho esperar y denotan que todavía no podemos garantizar la limpieza de los procesos electorales, ni siquiera al interior de los partidos.
A pesar que estas elecciones primarias e internas eran prácticamente controladas por los partidos -Libre, Liberal y Nacional- con la supervisión del Tribunal Supremo Electoral, a muchos de los candidatos “no les salieron las cuentas” y narran hechos antidemocráticos, sobre todo, en el conteo de votos, en los resultados plasmados en las actas y en  la violación de derechos políticos. Esto evidencia que los valores democráticos no son parte del quehacer de muchos políticos, lo que se convierte en una amenaza latente, ya que una democracia sin valores, fácilmente conduce a una dictadura visible o encubierta.
Junto a esta coyuntura, hubo otro elemento que ensombreció las elecciones y puso en precario a muchos aspirantes. Nos referimos a las declaraciones de personas presas y con procesos judiciales en los Estados Unidos, las cuales dejan un mal sabor de boca y confirman lo que se dice y se ha dicho en cualquier rincón del país: que políticos y policía son los cómplices preferidos del crimen organizado.
Estas declaraciones desnudan la corrupción que existe en las principales instituciones estatales y en los órganos de prevención del delito, lo que profundiza en la población un sentimiento de desamparo y descontento en las instituciones y más aún, cuando el poder judicial y el Ministerio Publico no tienen la capacidad o la voluntad de judicializar estos crimines, burlándose de la legalidad.
Es vergonzoso que operadores de justicia de otros países hagan lo que los operadores de Justica en Honduras no se han atrevido a hacer, porque en lugar de establecer la justicia y el derecho se han encargado de institucionalizar la impunidad.  Con estas declaraciones, se evidenció el contubernio entre mafias, crimen organizado y políticos, la corrupción institucionalizada, el uso del poder para cometer crímenes y mantener intereses particulares es parte integrante del ejercicio de la política.
Ningún Partido Político ni candidato aunque haya salido electo, puede cantar victoria. Los retos que tiene el país son enormes para seguir gobernando sin metas, sin objetivos, sin respeto a la Ley ni a las instituciones democráticas.

Es urgente que la clase política busque:
• Fortalecer la frágil democracia sometiendo a reformas profundas la Ley electoral, transformando al Tribunal Supremo Electoral en un impartidor de justicia electoral y no en un administrador de las elecciones como hasta ahora. Es necesario garantizar la limpieza del proceso electoral general de Noviembre, garantizando la pronta aplicación de la Ley de Financiamiento, Transparencia y Fiscalización de los Partidos Políticos y Candidatos, nombrar a los miembros de la Unidad de Financiamiento, Transparencia y Fiscalización  que permita garantizar de una vez por todas la transparencia en los comicios, que pasa por la obligación de separar de  sus funciones a las personas que ocupan cargos en el gobierno y se lanzan de nuevo como candidatos a elección popular de sus partidos.

• Fortalecer a los operadores de Justicia, que permita la disminución de los niveles de impunidad, accionando de forma inmediata en todos aquellos casos donde se encuentren señalados políticos, empresarios y operadores de justicia por actos de corrupción o delincuencia organizada. El Ministerio Publico y la MACCIH tienen con las declaraciones brindadas por personas enjuiciadas en un Tribunal de Nueva York, una prueba de fuego, la investigación y el castigo a los culpables de estos señalamientos puede ser un parteaguas en el combate a la corrupción y al fortalecimiento del sistema de justicia y la oportunidad para “depurar” a la clase política y para exigir cambios profundos en los partidos y en la institucionalidad pública.

– Disminuir la violencia e impulsar la educación para la paz, sin politizar el tema o hacer populismo o demagogia con el mismo, generando mejores condiciones de vida para los ciudadanos, reduciendo los altísimos índices de pobreza, desempleo y subempleo, con mayor acceso a la salud, mejorando la infraestructura en los hospitales, centros de salud como espacios de recuperar la vida de la población enferma.

– Buscar respuestas reales para mitigar las medidas migratorias del Presidente de los Estados Unidos, para enfrentar los retos de una economía golpeada por la reducción de las remesas y que permitan atender de forma digna a una población migrante que regresa muchas veces desubicada, psicológicamente afectada y sin comprender por qué se les niega la posibilidad de trabajar y vivir dignamente en su país.
El “Show” político, en la primera escena ha finalizado, muchos sueñan con nuevos puestos que obtendrán en el nuevo gobierno, pero es necesario volver a la realidad. El país, el gobierno y los políticos no pueden seguir ajenos a nuestras preocupaciones, empecemos con acciones prácticas, reales y contundentes: bien o mal los hondureños y hondureñas seguimos creyendo en los procesos democráticos.
Los sinsabores son muchos, pero no podemos ser fatalistas, hay que reiniciar el camino, recordando que de ahora en adelante nuestra participación como sociedad organizada debe empeñarse en establecer gobiernos honestos, transparentes y volcados a propiciar el bien de la nación.
Los Obispos nos dan pistas claras en su último Mensaje, es necesario profundizar en los análisis en los debates, en foros de discusión, es necesario plantearnos estos temas, es necesario aprovechar esta sacudida de la clase política para generar cambios, para exigir cambios. Es hora de plantearnos si queremos una primavera hondureña o quedarnos cubiertos en el manto de la impunidad.
Para Reflexionar:
• ¿Cuál es el comportamiento de los políticos de su Municipio?
• ¿Consideran que un político corrupto puede buscar el bien común?

A %d blogueros les gusta esto: