Noticias

Testigos de un acontecimiento histórico

Un Pastor muy querido Testigos de un acontecimiento histórico Texto y fotos:Lilian Flores Suyapa Banegas Eddy Romero Síguenos en www.fidesdiariodigital.com El pueblo de Dios se dio cita en el campus Santiago Apóstol, las personas identificadas del lugar de procedencia y con sus caras visiblemente emocionadas no dudaron en compartir con Fides su satisfacción de acompañar a monseñor Canales el primer Obispo de la Diócesis de Danlí.


Ana Bados, parroquia La Guadalupe, San Pedro Sula. “Para mi es una gran emoción acompañar a monseñor Canales porque él durante ese acompañamiento y tantos años que estuvo con nosotros, fue un padre de orden, muy espiritual y una disciplina inigualable, sembró ese amor entre nosotros y refleja al Espíritu Santo en su rostro, trata a todas las personas por igual. Salimos desde ayer, estuvimos con él en la catedral nos recibió, él es un gran pastor”.

Zaira Rodríguez, Movimiento Pastoral Juvenil Misionera, Danlí.“Me siento muy feliz, es algo histórico en nuestra ciudad, el trabajo comienza. En nuestro grupo la Pastoral Juvenil Misionera él ya ha compartido en algunas ocasiones en nuestras asambleas y algo que nos compartió y nos da mucha alegría saber es que su vocación la conoció precisamente en la Pastoral Juvenil, es algo muy grato para nosotros, esto es un regalo para Danlí, él puede esperar un apoyo en todos los jóvenes”.

Eulalia Cerella, amiga de monseñor Canales habitante de la Lima
“Venimos a apoyar a Monseñor Canales, lo conocí hace años cuando formamos parte del grupo juvenil en los años 80, desde entonces somos amigos con él y le hemos estado acompañando siempre en sus momentos de su vida como sacerdote. Él siempre se ha caracterizado por ser una persona muy alegre, dinámico muy buen compañero, dinámico. Hoy me siento emocionada de estar aquí y nos sentimos contentos que el Señor lo bendiga con este regalo”.

Padre Juan Matías, director espiritual y confesor de monseñor Canales “Conocí a monseñor cuando él estaba en el grupo juvenil, era muy inquieto, tenía muchas iniciativas, siempre tenía cosas muy importantes que aportar. Además poseía cierta facilidad de dirigir grupos porque estaba estudiando derecho. Humano, sencillo pero siempre con una capacidad de orientar y llevar grupos. Cuando decidió ir al Seminario no me pareció tan extraño porque llevaba una vida muy apegada a la parroquia. Nos sentimos muy orgullosos de tener un amigo al que Dios eligió  para que esté al frente de esta diócesis nueva”.

Ángela del Rosario Espinal, Guinope Departamento de el Paraíso
“Estamos felices porque ya tenemos Diócesis, es una gran bendición para nuestro departamento, tardamos dos horas y media en llegar, pero este esfuerzo valió la pena, porque no podíamos perdernos este acontecimiento que lo esperábamos desde hace mucho. Por gracia de Dios nunca hemos estado solos, teníamos a Monseñor Juan José Pineda que nos acompañó en nuestra labor misionera. Este es un anhelo de muchos años, pero valió la pena esperar, Dios se compadeció de nosotros. Cuando recibí la noticia fue una gran alegría porque Dios escuchó nuestra oración”

Ismenia Leiva, amiga de monseñor Canales habitante de la Lima
“Él siempre fue un joven muy alegre, muy educado, le gustaba estar en la iglesia sirviendo, en las procesiones que se hacen para Semana Santa él siempre participaba. Yo siempre pensé que él iba a estar en un lugar dentro de la Iglesia, es muy querido por mi familia, él siempre fue mi ángel guardián porque siempre me cuidaba, fuimos compañeros de estudios desde la escuela hasta la universidad, lo quiero como a  hermano. Ahora estoy más comprometida a seguir orando por él, para que la obra del señor sea más perfecta, que todo lo haga con excelencia y amor al prójimo”.

Juana Briones, Misionera de María Inmaculada Sierva de las Obreras, San Pedro Sula. “Venimos de todas las congregaciones, estamos muy contentas porque lo conocimos a él desde que inició en la parroquia Nuestra Señora de Suyapa, en la López  Arellano, desde entonces hemos visto su recorrido, ha sido muy amigo de nuestra congregación, sabemos que es un buen líder, un buen discípulo para guiar a este departamento. Es un pastor muy cercano y conoce a las personas, eso es un bonito detalle de él. Desde que nos dimos cuenta de su nombramiento hemos estado pidiendo al Señor por él para que sea un buen pastor, según el corazón de Dios para su pueblo”.

A %d blogueros les gusta esto: