Noticias

La Familia Escuela de fe que no debemos descuidar

La Familia Escuela de fe que no debemos descuidar “Cuando una familia ejerce su papel de escuela de la fe, conoce a Jesús y lo da a conocer a otros teniendo una sociedad mejor”. Suyapa Banegas sbanegas@semanariofides.com Foto: Kathy Suazo Síguenos en www.fidesdiariodigital.com En el Tercer Domingo de Cuaresma seguimos con la Campaña de Evangelización 2017 “Familia, Casa y Escuela del Amor” elaborado por la Comisión Nacional de Pastoral esta semana se nos invita a reflexionar sobre el tema: La familia escuela de la fe.


A la luz del Evangelio de este Domingo en el pasaje de la Samaritana Jesús se nos presenta como Aquel que calma nuestra sed.
En el análisis correspondiente de esta semana se centra en el diálogo familiar y al ser testimonio para las otras familias. “Por su testimonio conocen a Jesús y creen en Él. Cuando una familia es una verdadera escuela de fe, no sólo ella le conoce sino que va y lo da a conocer a otras personas. Además se enfatiza que la presencia de Dios habita en las familias en sus luchas y alegrías e intentos cotidianos.
Asimismo se da una misión concreta y es que es una tarea transformar nuestras parroquias en un inmenso hogar donde todos aprendamos a vivir en amor.

“CADA ETAPA SUPERADA ES UNA ESCUELA EN LA FE” El Hogar Suazo Elvir, conformado por Kathy Suazo y Carlos Elvir  hace veinte años junto a sus hijos: José Isaac de 18 años, Roberto Abrahán de 16 y Francisco Jafet de 14. Esta familia pertenece a la parroquia Sagrada Familia y todos sirven en esta comunidad de fe.
Kathy junto a su esposo compartieron a Fides su experiencia a la luz de este tema. “Nos conocimos en la Pastoral Juvenil desde que teníamos 16 años, tuvimos una relación primero como de amistad y allí fue surgiendo el amor, nos hicimos novios, nos casamos y ya nace después nuestro primer hijo” dijo Kathy Suazo.
Ella nos comparte que dentro de la familia en su experiencia de 20 años de matrimonio está de acuerdo con la reflexión que “dentro de la familia hay luchas y alegrías: “ Es cierto dentro de la familia se da todo, alegrías y tristezas, hay obstáculos y momentos difíciles, de enfermedad, de salud a veces diferencias pero con la ayuda de Dios todo es posible, la familia como escuela de la fe trata de que no dejemos de poner la mirada en Dios nuestra escuela dentro de la familia son cada una de las cosas que pasamos, cada etapa superada es una escuela en la fe.  Además de no dejar del lado las alegrías cuando nace un hijo y la satisfacción de muchos proyectos a nivel de familia”.
“Uno de los aspectos fundamentales de nuestra familia es que hemos estado siempre en las cosas de la Iglesia y nuestros hijos ven eso, ellos han sido acólitos y colaboramos en lo que podemos cuando se nos solicita para nuestros hijos el hecho de que nosotros trabajemos en la parroquia ha sido una escuela de fe para ellos”.

UN TESTIMONIO PARA LOS DEMÁS Asimismo al leer esta reflexión se dice que las familias deben dar testimonio para atraer a otras a vivir esta experiencia de fe. “Es cierto hay familias que se nos acercan y nos dicen que nos ven tan bien, les decimos que no es tan sencillo problemas siempre hay pero hay que saber resolverlos, si hemos tenido alguna discusión con mi esposo en algún momento procuramos que sea que nuestros hijos no estén, por mucho enojo que tengamos arreglamos las diferencias en diálogo y buscando la solución”.
Por su parte Carlos Elvir resaltó la importancia del diálogo en la familia al igual que su esposa Kathy: “Es importante mantener una comunicación diaria con los hijos, la esposa en donde uno conversa no sólo los problemas sino que también las cosas positivas en la vida de los miembros de la familia y esto servirá como experiencia para que los mismos hijos vayan consolidando su carácter para las acciones que posteriormente puedan tomar para su vida, el diálogo nos lleva también a la corrección y detección de algunos problemas”.” Además creo que es muy importante el diálogo con Jesús a través de la oración y poner en las manos de Él la familia y sobre todo que nos de sabiduría para poderlos guiar”.
Elvir enfatizó que para ser testimonio se debe estar consciente que hay un caminar dentro de la Iglesia y ese mismo caminar en el que se va adentrando va cambiando las actitudes y es así que se ve que cada uno va progresando dentro de la Iglesia: “Ese testimonio a través de las acciones, los cambios que uno pueda dar creo que sirve muchísimo para que las demás familias se sientan atraídas a ser parte de la Iglesia”.

En este Tiempo de Cuaresma como familia ofrecemos a Dios algo y es que hacemos ayuno todos los viernes, incluso los muchachos están pendientes para poder ofrecer al final del día ese ayuno, leyendo la Palabra de Dios y hacer una oración”
Familia Elvir Suazo

A %d blogueros les gusta esto: