Noticias

Editorial del Domingo 19 de Marzo de 2017

En ambiente de paz Las elecciones primarias han sido un acontecimiento cívico, calificado así por todos los distintos observadores internacionales. Ellos quedaron gratamente impresionados por la forma en que el pueblo hondureño se comportó, acudiendo pacífica y ordenadamente, a depositar sus sufragios el recién pasado 12 de marzo.


Hubo a lo largo del desarrollo del evento cívico, muy pocos incidentes anormales, pero fueron atendidos prontamente y se logró normalizar la situación, en los respectivos centros de votación. En cuanto a denuncias por delitos electorales, han sido casi nulas, no llegaron a la Fiscalía ni siquiera diez incidentes delictivos.
Los resultados electorales han salido de acuerdo a lo que los distintos analistas habían previsto. Las cifras oficiales han sido transmitidas por el Tribunal Supremo Electoral, TSE, con aceptable celeridad, de forma tal que la ciudadanía se ha mantenido informada adecuadamente.
Al momento de la elección queda como único dilema a resolver los reclamos de quienes no salieron electos  y aducen malos manejos en los centros de votación. Como el cuidado de las urnas estaba a cargo de miembros del propio partido, la situación conflictiva será resuelta al interior de la misma institución política, junto con el TSE.
El Ingeniero Luis Zelaya, cuya participación política data de hace 6 meses, fue el claro triunfador para ostentar la candidatura presidencial del Partido Liberal. Y, sin perder tiempo ha comenzado a activar para la gran contienda de las elecciones generales en el  próximo mes de noviembre.
Xiomara Castro de Zelaya, obtuvo la candidatura del Partido Libre, con el respaldo de varias corrientes al interior de su agrupación política. Ella también ya se encuentra muy atareada activando, con miras a las acciones proselitistas a desarrollar, con el objeto de buscar obtener la victoria en  las elecciones generales,
El Presidente Juan Orlando Hernández, fue quien recibió  el mayor caudal de votos para ganar holgadamente la postulación del Partido Nacional. En el discurso de aceptación de su candidatura, elogió ampliamente la organización de su agrupación política.
El  25 de mayo el TSE hará la convocatoria para las elecciones generales, con el objetivo de seleccionar las nuevas autoridades de la nación, en los niveles presidencial, Parlamento Centroamericano, municipalidades y  diputados al Congreso Nacional. A partir de ese momento se empieza a trabajar en el desarrollo de una campaña electoral, en la cual, cada partido, tratará de convencer a los electores para que les brinden el respaldo de sus votos.
Ojalá, a lo largo de la campaña proselitista, persista el mismo ambiente pacífico  que se ha vivido hasta ahora. De manera que se llegue a tener discusiones de altura, ética y política, donde se hagan propuestas concretas destinadas a resolver los problemas que afectan estructuralmente, a la mayoría de la población.
El pueblo desea se erradique el odio, los insultos e insinuaciones ofensivas, y que con base en principios y valores morales y cívicos, se formulen soluciones inclusivas, donde se logre definir, la participación que corresponde a los distintos sectores de la población, en el desarrollo de la nación
A estas alturas de la historia hondureña, se deben consensuar decisiones de políticas públicas, que conduzcan hacia una reducción sostenida de los altos niveles de pobreza, en que está sumida la mayoría de la población.
También se necesitan encontrar soluciones prácticas para fortalecer el sistema educativo y el sistema de salud pública, que constituyen dos deficiencias estructurales en la vida de la nación. Y que sólo serán resueltas por la participación de toda la ciudadanía, pues todo hondureño tiene responsabilidad  compartida en el desarrollo de la vida social.
Es preciso que los políticos tengan en mente lo afirmado por el Papa Francisco: “la economía de la exclusión y la inequidad mata”. Dado que la desigualdad, el desempleo y la violencia son los principales males sociales que sufren los hondureños.
Ello significa que todos los partidos políticos que van  a elecciones en noviembre deberán ser propositivos, formulando soluciones factibles a problemas estructurales en lo económico, lo político, lo cultural y lo social.
Que la próxima campaña política no se destaque por incidentes de  enfrentamientos violentos. Que todos los participantes contribuyan a que existan discusiones con seriedad y con valores. Que la solidaridad con los pobres y los excluidos sea una nota característica de las políticas públicas que sean sugeridas,
Hay que recordar lo afirmado por el Señor Jesús: “Felices los que tienen hambre y sed de Justicia….ellos serán saciados”

A %d blogueros les gusta esto: