En América Iglesia

Entró en la pascua eterna nuestra querida sor Juana Cardinal

Entró en la pascua eterna nuestra querida sor Juana Cardinal, cnd
Deja todo un legado de entrega y discipulado al estilo de Santa María de la Visitación y Santa Margarita Bourgeoys, fundadora de nuestra Congregación.
Texto y Fotos Hna. Melba Rosa Vásquez R cnd
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
La Congregación de Nuestra Señora (CND) eleva oraciones a Dios por quien en vida fuera sor Juana Cardinal, conocida en nuestros medios populares como Juanita. El pasado viernes 24 de febrero de 2017, ha partido hacia la Casa del Padre, después de una larga lucha por la vida, finalmente se dejó en las manos de aquél que la formó en el seno materno (cf. Sal. 139,13.15).
La hermana Juana, nos deja todo un legado de entrega y discipulado al estilo de Santa María de la Visitación y Santa Margarita Bourgeoys, fundadora de nuestra Congregación. Llega por primera vez a Tegucigalpa en 1966 a Jardines de Loarque, inmediatamente se siente llamada a responder al llamado que el Concilio Vaticano II había hecho de salir de los conventos a evangelizar. Y cómo no hacerlo, si su espiritualidad estaba llena de la presencia de María, que corre de prisa donde su prima Isabel a llevar a Jesucristo.
Años más tarde, junto a otras compañeras de misión, Sor Juana llega a la Parroquia San Martín de Porres y desde allí será pionera en la evangelización de la colonia Miraflores de esta capital de Tegucigalpa. En la década de los 80´s estará llena de muchas visitaciones, comenzando en el ambiente rural en La Villa de San Antonio, Comayagua.
La formación de las hermanas CND se iniciaba con la apertura de la casa del noviciado en Campo Cielo, Comayagüela, y a inicios de la década de los 90’s, Sor Juana será parte de la comunidad formativa. Qué bello ejemplo para las nuevas miembros que quieren responder al llamado en la vida religiosa. Incansable, con su corazón encendido de amor al prójimo como dice nuestra Fundadora. “Los carbones que están encendidos hasta el centro no se apagan sino que se consumen”. Santa Margarita Bourgeoys.
Respondiendo a las necesidades de las misiones, sor Juana es llamada a la Parroquia Cristo Rey y Santa Cruz en donde acompañó a las familias y a las comunidades. Siguiendo su ímpetu misionero, va a Santa Bárbara de nuevo al ambiente rural, llevando el fuego de amor a las familias. En el 2006, Sor Juana es nombrada a la casa Regional de la Congregación dedicándose a la administración y a la acogida de las hermanas. Ella sin duda cumplió lo que dice Santa Margarita B: “Todo lo que más he deseado siempre es que el gran mandamiento del amor a Dios y al prójimo sea grabado en todos los corazones”. Luego de algunos años de haber regresado a Canadá, en el año 2012 viene a Honduras para celebrar los 50 años de presencia de la Congregación en el país.
La hermana Juana, misionera de corazón, acompañó las familias, apoyó la Pastoral de la Mujer, impulsó procesos de evangelización en todas las parroquias en donde misionó. Acompañó la catequesis de niños, jóvenes, adultos y el neo catecumenado. A nivel interno de la Congregación impulsó los grupos de Personas Asociadas y amigos/as de Santa Margarita. Contamos con sus oraciones para su familia y también para todos y todas las que la recordamos.