Noticias

Inseguridad Ciudadana

Inseguridad Ciudadana Manuel Cerrato Periodista Mucho se habla de “Inseguridad Ciudadana” y de las medidas a aplicarse cuando ocurre un evento que perjudica notoriamente a algún personaje mediático, personas conocidas por ejemplo cuando se trata de un trabajador de un medio de comunicación social, que ha este momento ya suman muchas las muertes, sin que la  mayoría de esas muertes no han sido esclarecidas,

pero a diario las muertes violentas continúan y muchas familias continúan perdiendo sus familiares y  las autoridades encargadas de investigar estas muertes violentas  no dan respuesta del porque y en qué circunstancias perdieron  la vida, actos que hasta la fecha han quedado en la impunidad, lo que es cierto es que el incremento de la inseguridad en nuestro país que mantiene en alerta a las autoridades y a la misma ciudadanía que se encuentra a merced de la delincuencia.
El hurto callejero sigue golpeando sin piedad a quienes transitan por las vías públicas o utilizan el transporte masivo de pasajeros, mientras se multiplican las historias de familias golpeadas en su propio hogar presas de bandas criminales que actúan sin ningún temor a la acción policial.
Uno de los principales problemas que vive el país y, sin duda, el más sentido por la inmensa mayoría de los ciudadanos, es la inseguridad en las ciudades. Cada delito que se comete contra una persona en las calles, así a primera vista no haya reacción y solidaridad de los transeúntes, duele en el alma a cada hondureño ya que cada quien sabe que él puede ser el próximo.
Las autoridades, en especial cuando ocurre un hecho que llama a escándalo, anuncian estrategias y medidas pero, a poco andar, la mayoría de ellas se quedan en el tintero o bien, se implementan a medias pero en cada certero terminan; por eso la opinión publica espera mucho de las autoridades, en los últimos días se han detenido a varios integrantes de maras con armas de grueso calibre, dando respuesta a la muerte del asesinato de un comunicador social, en la ciudad de San Pedro Sula, la policía tiene que actuar con mayor agilidad pues los delincuentes rápidamente afinan sus tácticas y avanzan en su mefistofélica tarea de poner a la comunidad contra las cuerdas.
Y lógicamente que uno de los sectores más desprotegidos, de difícil amparo y por ello “manjar” apetitoso para los delincuentes, es el de las tiendas y pequeños establecimientos  de comercio en barrios y colonias que cumplen con la sustancial labor de abastecer a cada vecindad de productos esenciales, a poca distancia de los hogares y sitios de trabajo en muchos casos de obreros.
Es triste ver a los pequeños comerciantes en barrios y colonias que tengan que atender a su clientela a través de rejas para buscar algún grado de protección para sus bienes y humanidad. Es como si vivieran recluidos en prisiones, consecuencia de amargas circunstancias pues todo es parte de la inseguridad y porque las personas se sienten desprotegidas en grado sumo, todos fuimos sorprendidos por el dueño de una conocida panadería que recién acaba de cerrar aduciendo que se volvió incontrolable por una parte la extorción y otras razones el costo de tributar para mantenerse y por el alto costo de la materia prima.
En verdad es que si contamos con los servicios de muchas tiendas es porque contratan los servicios de compañías de seguridad, aun así muchas de estas  personas han perdido la vida en esta noble labor de cuidar bienes.
El caso de los tenderos preocupa. Pocos sectores del comercio son tan esenciales para el bienestar comunitario como este, pero pocos gremios son tan agredidos por la delincuencia como ellos. Y poco, muy poco, han podido avanzar las autoridades en su protección.

A %d blogueros les gusta esto: