Noticias

Inicia formación para misioneros “Ad Gentes”

Inicia formación para misioneros “Ad Gentes” Hasta la Aldea Cerro Grande, llegó Monseñor Guido  Charbonneau, obispo de la Diócesis de Choluteca y Presidente de la Comisión Centroamericana de Misiones. Texto y fotos: Lilian Flores liflores@semanariofides.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com El Centro Misionero “Ad Gentes” de América Central (CEMAC) abrió sus puertas por segundo año consecutivo a los jóvenes que deseosos llegaron para recibir formación humana, espiritual apostólica y académica que responde  a una vocación misionera laical,  y sobre todo los ayuda a encontrarse a sí mismos para luego ir más allá de las fronteras.


Hasta la Aldea Cerro Grande, llegó Monseñor Guido Charbonneau, obispo de la Diócesis de Choluteca y Presidente de la Comisión Centroamericana de Misiones, para dar por inaugurado este año formativo, junto  a él oficiaron la Misa, el padre Héctor Bernabé de nacionalidad salvadoreña quien está a encargado de este centro, y el padre Jean Gressard quien también es parte de los formadores.
Después de vivir un proceso dentro de cada una de sus parroquias, Elga Peralta de Choluteca, Diler Donaire de Comayagua y María de la Cruz Acevedo del país hermano El Salvador, serán los nuevos inquilinos de CEMAC, ellos han dejado sus tierras, familias, y amigos para emprender una nueva experiencia. En esta celebración se oró por la vida de Ángel Castro de la parroquia Cristo Rey, quien se encuentra mal de salud y eso impidió que formara parte de este grupo de jóvenes.

MOTIVACIÓN Monseñor Charbonneau, animó a los tres jóvenes que ingresaron este año, a que entreguen su vida al Señor de manera incondicional, “se van a encontrar con ambientes a veces hostiles, pero deben buscar lo medios para estar presente con mucho amor y servir a este pueblo que tanto los necesita, sean incondicionales discípulos de Jesús”.  Por su parte el padre Héctor pidió el apoyo de todos los sacerdotes y obispos centroamericanos para que ayuden a dar a conocer este proyecto misionero, dio a conocer que para el próximo año el número de jóvenes que ingresaran a CEMAC será mucho mayor, “el papa Francisco siempre hace el llamado para que la formación en los seminarios, en la vida de los planes pastorales parroquiales y diocesanos tengan como eje trasversal la misión, porque la Iglesia nace en salida”.

Opiniones
María de la Cruz Acevedo
“Quiero formarme y crecer espiritualmente dentro  del área de la misión, descubrir los momentos y las señales que Dios tiene preparado para cada uno de nosotros, y si soy capaz de llevar el evangelio más allá de las fronteras, aunque ya el primer paso en dejar a mi familia, a mis amigos y mi país, es un avance, ahora viene el momento  importante de formación, compartir con comunidades, con personas de diferentes culturas y aprender de cada uno de ellas. Todo confiado en las manos de Dios, porque él es el motor de nuestras vidas y nos impulsa  a seguir adelante”.

Rafael Rodas
De la parroquia el Calvario de Comayagüela recibió su formación el año pasado y ahora está  a la espera de que lo envíen a la misión. “Fue una experiencia muy intensa, que cambio mi vida y me hizo sentir parte de la iglesia hondureña y también de la centroamericana, ahora estoy listo para recibir el envío e ir más allá de las fronteras. Antes de entrar a CEMAC era  muy inseguro, me costaba tomar decisiones, ahora me siento insertado a la vida de la misión  y sé que cuento con el Señor. La experiencia de inserción que hicimos en El Salvador en las zonas más pobres, la humildad y sencillez con la que las personas nos recibieron y dieron todo por nosotros, me compromete a seguir sirviendo a los más necesitados”.

Elga Peralta
“Estoy muy contenta y agradecida con Dios por esta oportunidad que me regala de venir  a descubrir los dones, talentos y cualidades que cada persona tiene, esta vocación misionera  a nacido a través de la sed que siento hacia Dios, esa necesidad por querer conocerle, amarle y servirle más, por eso quise entrar a este centro  para darme y descubrir el amor de Dios en cada  persona que me toque servir, sobre todo a los ancianos, niños de la calle, a todos los que son olvidados, descuidados y despreciados por la humanidad”.

A %d blogueros les gusta esto: