Derroche de fervor y talento en Alborada a la Virgen de Suyapa

Entre música de parte de los artistas hondureños, reflexiones y testimonios se llevó a cabo la velada, que dio paso al gran día la virgen chiquita y milagrosa. Derroche de fervor y talento en Alborada a la Virgen de Suyapa Texto y fotos: Suyapa Banegas y Lilian Flores Colaboración: Eduardo Núñez Síguenos en www.fidesdiariodigital.com En las vísperas para la gran fiesta de la Patrona de Honduras, muchas personas, algunas de tierra adentro traen en sus corazones las ofrendas para esta madre que ampara a los que se acogen a su amor.


En los alrededores de la Basílica de Suyapa literalmente un “mar de personas”  buscaba una ubicación para ser partícipes de la tradicional alborada que ya lleva muchos años engalanando a “La Morenita”, y a la que este año se le dio un toque juvenil, bajo el lema “María siempre joven”.
Justo en el atrio de la majestuosa Basílica se ubicó un escenario, allí resaltaba la imagen de la Virgen de Suyapa adornada con hermosas rosas color rojo. A su alrededor ángeles custodiándola, ellos también portaban ramos en sus manos en señal de veneración, esa misma veneración con la que los fieles la buscan año a año.
A las diez empunto de la noche las luces se encendieron, sonaron aplausos y el viva la ¡Virgen de Suyapa! se escuchó al unísono en el lugar. Con los mariachis y las canciones dedicadas a La Morenita dio inicio esta jubilosa fiesta.

ASISTENCIA A este acto se hicieron presente muchos invitados especiales: Cardenal José Luís Lacunza de Panamá, Monseñor Juan José Pineda CMF, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, padre Carlo Magno Núñez, rector de la Básilica de Suyapa y el vicario José Antonio Chavarría, al igual asistieron el presidente de la República Juan Orlando Hernández y su esposa Ana García de Hernández, Damas de la Fundación Suyapa, entre otros.
La velada comenzó con algo que desde hace tres años ya es una tradición y que los allí presentes esperan con ansias y es el Video Mapping que consiste en proyectar o desplegar una animación o imágenes sobre superficies reales, normalmente inanimadas, para conseguir un efecto artístico. En este caso de la fiesta de la Virgen de Suyapa, imágenes de ella, la naturaleza, riqueza de nuestro país e incluso nuestro Redentor.

A %d blogueros les gusta esto: