Arquidiócesis

Decanato San Pedro Apóstol congratuló a “La Morenita”

Decanato San Pedro Apóstol congratuló a “La Morenita”
“Fue una respuesta maravillosa, ver no sólo cantidad sino la calidad, es una oportunidad de evangelización, la piedad popular mueve el corazón con mucha devoción”: párroco  Dimas Rivera.
Texto y fotos Eduardo García enrique.gb80@yahoo.com Fotos: Archivo
El objetivo era honrar a la patrona de Honduras, el Decanato peregrinó desde la plaza de la Virgen de Suyapa hasta la Basílica en las festividades conmemorativas a nuestra Patrona.
Los fieles de las seis parroquias que conforman este Decanato llegaron a las cuatro de la tarde a la Plaza en el octavo día de la novena, con su mensaje “Reina de la Paz” para rendirle  tributo a la Patrona de los hondureños. Con este peregrinaje quedó  demostrado el poder de convocatoria que tiene la Virgencita. Esta vez respondió al llamado el Decanato San Pedro Apóstol del sector de Comayagüela.
Peregrinaron desde allí, personas de todas las edades se hicieron presente para brindarle toda la honra a Santa María de Suyapa, porque la madre de todos tiene capacidad de convocatoria. Y Durante su recorrido todos con voluntad y esmero cargaron la imagen de “la Morenita” que con destino a la Basílica de Suyapa para poner en manos de la Madre las promesas, las intercesiones y las súplicas. Los feligreses le dieron colorido a la peregrinación y demostraron su devoción por medio de sus cantos, en la frente llevaban sus binchas con la imagen de la Virgencita, sus rosarios en mano, con sus  camisas alusivas a las Parroquias, con sus flores y las oraciones invocando a nuestra Patrona, hasta llegar al imponente Templo Católico, la casa de la Madre de todos.
Al llegar a la Basílica, entraron en procesión y  fueron recibidos  por el Padre Carlo Magno Núñez que  dio la bienvenida a las seis parroquias de los sectores de Comayagüela. Después, Núñez dio la sorpresa de que la Misa iba ser presidida por un invitado especial, el Cardenal de Panamá, Monseñor Luis Lacunza.
El invitado ofició la Eucaristía El Cardenal de Panamá hizo énfasis en el amor que “nuestra madre tiene para acoger a sus hijos y los hace sentir queridos en casa, y experimentando el amor y recibimiento, podemos sentir cual es la actitud de nuestro Padre Dios”.
También en la Eucaristía pidió que no seamos cómodos ante el llamado que nos hace nuestra Madre.  “Un cristiano, una cristiana, no puede ser un indiferente. Alguien que se quede tranquilamente, en la casa, desentendido de la realidad, de los problemas, de las dificultades de la vida. Como decía el papa Francisco a los jóvenes en la Jornada Mundial de Cracovia: “no debemos buscar la felicidad en el sofá. No debemos confundir felicidad con sofá, con quedarnos ahí tranquilamente, cómodamente, quizá por un videojuego, quizá chateando, viendo televisión o adormilados, no”.
“El reino de los cielos no es para haraganes, no es para vagabundos, no es para tranquilones, no. El reino de los cielos es para aquellos y aquellas que se esfuerzan, que trabajan aunque les cueste, por hacer la voluntad del Padre. Y si somos realmente seguidores de Jesús y sentimos que algo nos puya, que algo nos molesta, cuando no seguimos la voluntad de Dios. Pidámosle a la Madre, a nuestra Señora de Suyapa, que no dejemos de oír nunca su reclamo, su palabra, su voz. Hagan lo que él les diga. Aun cuando estemos en dificultades o problemas, sintamos la presencia maternal de María que nos acoge”.
Al final de la Eucaristía el Padre Dimas Rivera que tiene a su cargo este Decanato presentó a cada uno de las Parroquias que fueron aplaudidas por los fieles que abarrotaron el templo de Suyapa. Además, el  Padre dijo “que fue una respuesta maravillosa por parte de los devotos. Es de ver no sólo cantidad sino la calidad, es una oportunidad de evangelización, la piedad popular mueve el corazón con mucha devoción”.

A %d blogueros les gusta esto: