María y la piedad popular

María y la piedad popular Morenita” convoca a todo el pueblo hondureño para que lleguen a sus pies, esa es la mejor manera de honrarla y tributarle honores”. Texto y fotos: Lilian Flores liflores@semanariofides.edu La fe y la devoción hacia María está muy arraigada en el pueblo hondureño, quien movido por el amor maternal acude a los pies de “La Morenita” para rendirle honores, y enaltecer su nombre.

En cada lugar al que llega la imagen de la Virgen de Suyapa, es bien recibida por la gente y llenos de amor se vuelcan a ella para venerarla y reconocerla como la verdadera madre de Jesucristo.
El papel que ha jugado María en nuestra historia personal ha sido crucial, desde el comienzo del hallazgo de la imagen de la virgen de Suyapa, el pueblo hondureño la ha reconocido como su madre y  a lo largo de estos 270 años el amor hacia ella se ha fortalecido a través de la piedad popular. Así como los hijos tenemos ese vínculo biológico que nos une y nos identifica con nuestra madre, también esta población ha visto la parte maternal en la figura de la virgen de Suyapa.
La piedad popular es la primera y fundamental forma de “inculturación” de la fe, que continuamente debe dejarse guiar por las indicaciones de la liturgia, pero que, a su vez, la fecunda a partir del corazón. Gracias a Dios este pueblo se ha identificado mucho con la madre, así como los hijos tenemos ese vínculo biológico que nos une y nos identifica con ella, también esta población ha visto la parte maternal en la figura de la virgen de Suyapa.

DEVOCIÓN El padre Ramón Maradiaga de la parroquia Santa María de la Esperanza, habló sobre las manifestaciones de fe hacia la virgen de Suyapa, “las manifestaciones populares no es otra cosa, que mostrar como la fe y la devoción está arraigada en el corazón de nuestro pueblo, qué bonito ver que en estas épocas mucha gente lleva para sus hogares una pequeña imagen de la santísima virgen, porque la hacen parte de su hogar, de su familia, María en la advocación de Suyapa juega un papel importante en la vida del cristiano, somos una iglesia viva que le tenemos y le tributamos los mejores honores”.
Como parte de su trabajo misionero y evangelizador al padre Ramón le ha tocado llevar la imagen de la virgen de Suyapa a varios países extranjeros y la experiencia ha sido maravillosa, “cuando nuestros compatriotas ven llegar  a “La Morenita” es un fervor, una fe, una devoción que se vive grandemente, ella está muy adentro y la identifican como su madre, aun personas que profesan otra denominación religiosa la han venerado porque reconocen que es la madre del Redentor”.
Es agradable ver las romerías que se hacen, y la cantidad de personas que llegan agradecidos a pagar promesas hasta los pies de la madre, esto es una verdadera manifestación de fe.

Reconocimiento
El papel que ha jugado María en nuestra historia personal ha sido crucial, desde el comienzo del hallazgo de la imagen de la virgen de Suyapa, el pueblo hondureño la ha reconocido como su madre y  a lo largo de estos 270 años el amor hacia ella se ha fortalecido a través de la piedad popular.

A %d blogueros les gusta esto: