Arquidiócesis

La llamada a la Casa del Padre lo tomó cumpliendo su misión

La llamada a la Casa del Padre lo tomó cumpliendo su misión
“La muerte para muchos es una reacción de miedo, pero para los que creemos en la vida eterna es la felicidad plena”
Texto y fotos: Lourdes Zúniga
El corazón le dejo de latir, después que pronuncio las palabras de consagración era el momento que el Señor le llamaba a su presencia. El Padre Guillermo Enrique Padilla Castillo, perteneciente a la Orden de la Merced, nació el 31 de mayo 1959, en el departamento de La Paz, profeso sus votos solemnes como religioso mercedario el 17 de Enero 1999, fue ordenado el 18 de Septiembre 2003, 13 años de vida sacerdotal y 18 de vida Religiosa.
El Padre Memo como cariñosamente le llamaban los fieles de la Parroquia Sagrada Familia, en donde estaba ejerciendo su trabajo pastoral desde hace más de un año, en diferentes grupos, previo a su regreso a su querida tierra hondureña Fray Memo estuvo en México por espacio de mas de 3 años como una obediencia por su condición de religioso hizo su misión en dicho país.
Hoy la comunidad católica y en particular la Mercedaria ubicada en los departamentos de Comayagua, La Paz y en la ciudad de Comayagüela, lloran su partida física pero no así la plena seguridad que la gracia de Dios y la Misericordia fue grande para con él ya que su muerte es la que podrían desear muchos sacerdotes “Morir diciendo las palabras que el mismo Jesús dijo al momento de la Consagración de las especies del pan y el vino”.
El testimonio de entrega generosa y alegre del Padre Fray Guillermo Padilla, quedara siempre en los corazones de quienes lo conocimos y de alguna manera formamos parte de su formación desde su inicio de seminarista.
Hizo de su vida religiosa y más de su vida Mercedaria su gran amor el compartir con los demás y con sus hermanos de comunidad en cada una de las actividades en especial dentro de los Centros Penales, en donde sin duda deja testimonio entre los hermanos privados de libertad.
Dentro de las cosas que nunca se olvidaran y que era su frase favorita en cada homilía era su “NEVER”, Sabemos que el tiempo y el espacio le corresponden a Dios y ese tiempo y espacio de Fray Guillermo o del Padre Memo era hasta el 27 de Enero 2017.
Fue enterrado en la ciudad de La Paz en donde se dieron cita una gran cantidad de feligreses tanto de Comayagua, de La Paz y de Tegucigalpa.

A %d blogueros les gusta esto: