Noticias

34 años con la bendición y el fuego del Espíritu Santo

34 años con la bendición y el  fuego del Espíritu Santo Una de las características que identifican a los carismáticos católicos es la constante oración y colaboración en las causas de las personas más necesitadas, reconociendo en el prójimo la oportunidad de ver la misericordia de Dios y sus milagros. Texto y fotos: Manuel Alfaro alfmanhn@yahoo.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Han pasado muchos años ya, desde que un pequeño grupo de jóvenes de la Iglesia de Fátima, iniciaran con una historia de amor, esperanza, sufrimiento, pero sobre todo de mucha fe.

El Espíritu Santo es quien inspiró en Santa Rosa de Copán este movimiento Católico que con el correr de los años, ese  fuego espiritual ha permitido que miles de familias de todo el occidente del país experimenten el amor de Dios y reflejen a Jesucristo en todos los ámbitos de su vida particular y familiar.
La Renovación Carismática es un grupo netamente Católico, respetuoso de todos los sacramentos y autoridades puestas por Dios en la tierra desde la Santa Sede, en este caminar por su avivamiento muchos han lanzado,  ofensas, críticas y todo tipo de calumnias pensando incluso que era una secta, pero con el tiempo este movimiento se ha convertido en una de las ramas de la Iglesia Católica  más respetadas de la zona, por su alegría, trabajo, entrega, amor y sobre todo por el inmenso amor a Dios, respeto a su madre la Virgen María y el reconocimiento de todos los cánones que manda la Iglesia fundada por Jesucristo en la figura de Pedro.
Una de las características que identifican a los carismáticos católicos es la constante oración y colaboración en las causas de las personas más necesitadas, reconociendo en el prójimo la oportunidad de ver la misericordia de Dios y sus milagros.
Los coordinadores generales actuales de este movimiento son Víctor Bueso y Sofía Pineda, pero detrás de ellos está el legado de un sinnúmero de servidores anónimos que literalmente han dado la vida por el evangelio, organizados en barrios, ministerios, grupos de formación y misiones, viven la alegría de la fe haciendo la voluntad de Dios, poniendo todos los dones a su servicio.
El carismático de Copán es una persona, disciplinada, que trata de llevar un testimonio de vida no solamente en la iglesia, fiel a los mandamientos de la palabra de Dios y de la  Iglesia Católica, imitador de las virtudes de los santos y su ejemplo de entrega y perseverancia, como modelos del mismo Jesucristo.
El 1 de junio de 2014, Solemnidad de la Ascensión del Señor, el papa Francisco llegó al Estadio Olímpico de Roma, para encontrarse con los miembros del movimiento Renovación Carismática Católica, y les envió este mensaje “¡Convertíos! ¡Creed! ¡Recibid el Espíritu Santo!” ¿Qué espera el Papa de vosotros? La conversión al amor de Jesús, que cambia la vida. Compartid con todos la gracia del bautismo. Espero de vosotros una evangelización con la Palabra de Dios, anunciando que Jesús está vivo. Que deis testimonio del ecumenismo espiritual. Que permanezcáis unidos en el amor, en la oración al Espíritu. Recordad que la Renovación se alegra de lo que el Espíritu realiza en otras iglesias. Acercaos a los pobres y a los necesitados, para tocar, en su carne, la carne herida de Jesús. Buscad la unidad de la Renovación, porque viene del Espíritu. Las divisiones vienen del demonio. Huid de las luchas internas. Que no las haya entre vosotros”.
Acuérdense: adoren a Dios nuestro Señor, es este el fundamento, busquen la santidad en la nueva vida del Espíritu Santo. Eviten la excesiva organización, salgan a evangelizar por las calles, acuérdense que la Iglesia nació en salida esa mañana de Pentecostés. Acérquense a los pobres y toquen en ellos la carne herida de Jesús. Por favor no enjaulen al Espíritu Santo”.

A %d blogueros les gusta esto: