María de Suyapa, reflejo de amor y ternura

María de Suyapa, reflejo de amor y ternura Las ofrendas para “La Morenita” cada vez  son más, se puede observan en cada procesión, como las personas cargan arreglos florales, velas, carteles con mensajes y figuras alusivos a ella. Con una multitudinaria procesión, el decanato Inmaculada Concepción de Comayagüela Norte, llegó hasta la casa de los hondureños, en donde la Virgen de Suyapa los esperaba con los brazos abiertos.

Llenos de mucha alegría, con cánticos, vivas y porras los feligreses caminaron desde un centro comercial aledaño a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, sin importar el ardiente sol que aún permanecía  a pocas horas de caer la tarde, el entusiasmo de ir al encuentro con la madre permitió que los feligreses finalizaran el recorrido llenos de alegría.
Cada comunidad llegó acompañado de su párroco, este año la gracia de Dios permitió que a este decanato se sume una nueva parroquia que pronto será creada y que ha sido separada de la jurisdicción de la parroquia Sagrada Familia, la cual tendrá por nombre “Nuestra Señora de Fátima” y su sede será en la residencial Centro América Este, la misma estará a cargo el padre José Daniel Martínez quien fungía como párroco en la Iglesia San Diego de Talanga; con esta suman siete las  parroquias en el decanato Comayagüela Norte.

ALEGRÍA
Los sacerdotes de este decanato se mostraron muy contentos al ver la cantidad de feligreses, que dejaron sus quehaceres a un lado para decirle “si” al llamado de la madre, y unirse a la peregrinación que los llevó hasta sus pies. El padre Foster Cerda encargado de este decanato manifestó “como párrocos hacemos nuestro trabajo e invitamos para que esta manifestación de fe hacia la madre María sea cada vez más grande, y me da gusto ver que la feligresía manifiesta su amor hacia la virgen de Suyapa. Ojalá que esto no se quede en simple folklore, sino que les lleve a un cambio de vida,  a una opción más radical por Cristo”.
Asimismo dijo que muchos fieles tienen una “fe milagrera” porque le piden milagros a la virgen y a Jesús, “de  ahí que la fe que tengamos tiene que ayudarnos a nosotros a crecer en el amor al prójimo,  en el respeto, en comenzar a la no violencia en nuestra casa, en el trabajo en el ambiente en que nos desempeñamos. El amor a la virgen se debe trasmitir en eso, de lo contrario quedamos en simple folklore, en sentimentalismo, en simple amor que  no lleva  a un cambio”.

A %d blogueros les gusta esto: