“La Virgen María, Madre del buen consejo”

“La Virgen María, Madre del buen consejo” San Miguel Arcángel fue el primer decanato que llegó a los pies de la Virgen de Suyapa, en el 270 aniversario de su hallazgo.

Texto y fotos Lilian Flores liflores@semanariofides.edu La fiesta más grande que reúne a millones de hondureños ya comenzó, en las calles aledañas a la Basílica de Suyapa ya se ve el ir y venir de las personas que llegan a visitar a “La Morenita” con el propósito de pagar promesas y agradecer por los favores recibidos. Muchos prefieren venir días antes del tres de febrero para caminar tranquilamente y contemplar más de cerca a la Madre de El Salvador.


En la Arquidiócesis se asigna un día para que cada decanato sea responsable de peregrinar hasta los pies de María, esto no significa que es el único día que puedan ir durante la fiesta, la madre los espera con los brazos abiertos, llena de amor y ternura para cada hijo que busca su consuelo y consejo.
VISITA Un buen número de personas de las diferentes parroquias que conforman el decanato San Miguel Arcángel, fueron muy puntuales y con pancartas alusivas a sus comunidades, llegaron hasta la plaza de la Virgen para comenzar con el primer día de la novena en honor a nuestra Virgen María de Suyapa.
El padre Ricardo Banegas, encargado de este decanato manifestó la importancia de llegar hasta la madre del buen consuelo para encontrar refugio en ella, “hemos venido con mucha fe y alegría a los pies de la madre a poner nuestros anhelos, esperanzas e ilusiones, al igual que nuestros sufrimientos para que ella como buena intercesora ante su hijo, pueda hablarle con ternura con la experiencia de madre y más aún en el día que se celebra el día de la mujer hondureña, pedimos por todas esas mujeres que día a día van formando la familia, mujeres que también son un baluarte como lo ha dicho el papa Francisco, que llevan la ternura y la dulzura de la maternidad y sobre todo de la unidad familiar”.
Esta experiencia de peregrinaje a los pies de la madre, permite reconocer a la figura de María como primera cristiana y primer templo y sagrario de la Palabra de Dios encarnada, ella encierra todas las virtudes y cualidades del cristiano, desde ser la mujer servidora, disponible, la mujer con un “si” inicial y definitivo, la mujer que sabe ver con ternura a los demás, es por eso que todo cristiano encuentra en ella un modelo de camino de la fe.

A %d blogueros les gusta esto: