Noticias

Garífunas rinden honor a la Reina de Honduras

Garífunas rinden honor a la Reina de Honduras Texto y fotos Eddy Romero emromero@semanariofides.com Al ritmo de los tambores peregrinaron de diversas partes del país, fieles de la Pastoral Garífuna, para honrar a la Virgen de Suyapa en el 270 aniversario de su hallazgo. Provenientes en su mayoría de las diócesis de Trujillo y La Ceiba, estos peregrinos salieron desde horas de la madrugada, para visitar la Basílica. Presidió la Eucaristía monseñor Miguel Lenihan, obispo de la Diócesis de La Ceiba y encargado por parte de la Conferencia Episcopal para la Pastoral Garífuna. 

La esencia y raíces culturales de los garífunas, destacó en esta celebración, junto con la devoción que le tienen a Santa María de Suyapa.
Para la procesión de entrada, realizaron su tradicional baile, lleno de mucho significado, con mucho colorido, cantos muy propios y el incienso que no puede faltar. En el momento de la liturgia de la Palabra, entronizaron la Palabra de Dios, la cual fue recibida por el obispo y luego de impartir la bendición, se la entregó al seminarista Rafael García, para que la trasladará al ambón.

MENSAJE En la homilía, monseñor Lenihan destaco el abrazo maternal que tiene la Virgen. “Venimos para dejarnos abrazar por ella, este momento es muy especial para nuestro pueblo que viene para rendirle homenaje a nuestra madre santísima”
El obispo ceibeño dijo que “para nosotros, María es una gran intercesora. Como nosotros sabemos, tiene muchos títulos, a veces se llama la Virgen de Guadalupe, de Lourdes, de Fátima, del Tránsito y aquí en Honduras se le llama la Virgen de Suyapa, Nuestra Señora de Suyapa”. Monseñor Miguel explicó que “esta misma Virgen es igual que la Virgen que encontramos en las páginas del Evangelio. María es para nosotros la llena de gracia, la bendita entre las mujeres, la que dijo mi alma proclama la grandeza del Señor, esa misma que afirmó que todas las generaciones me llamarán dichosa, la misma que detalló que el Señor ha hecho obras en mí”. Continuó exaltando la figura de María ya que manifestó que la Virgen “es aquella mujer que salió para visitar a su prima Isabel, viendo las obras de la misericordia, es la misma mujer que ayudó a los novios en Caná de Galilea, es aquella que presentó a su hijo en el templo cuando tenía 40 días, es aquella que estaba al pie de la cruz, cuando Cristo dijo aquí está su madre, aquí está su hijo y es la misma que estaba en el cenáculo orando con los apóstoles esperando la venida del Espíritu Santo”.

A %d blogueros les gusta esto: