Noticias

Fuerte impulso a la Pastoral Penitenciaria en Olancho

Hay diferentes áreas de trabajo que se quieren reforzar como la catequesis; la educación, salud, el apoyo legal, la formación humana y promoción social, la evangelización, el trabajo con familiares, y el trabajo con custodios. Fuerte impulso a la Pastoral Penitenciaria en Olancho Texto y fotos: Carlos Moreno cc_bombo@yahoo.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com La Comisión de Pastoral Penitenciaria (PP) de la Diócesis de Juticalpa, da claridad a sus objetivos para el año 2017, resaltando una participación activa en la reinserción a la sociedad de personas que finalizan sus condenas.


A lo largo de este año la Pastoral Penitenciaria fortalecerá el visiteo, la atención y formación humana de  más de 800 privados de liberad de la Granja Penal de Juticalpa. La Iglesia,  como promotora de la dignidad, ha venido impulsando un trabajo eclesial y social en la Granja Penal.
Monseñor Byron Chevannnes,  asesor diocesano de la Pastoral Penitenciaria,  comento: “necesitamos insertarlos a todas las parroquias, grupos y movimientos de laicos, ya que de esa manera se seguirá teniendo esa hermandad con los privados de libertad, que año a año va mejorando y logrando sus objetivos”.
A la vez el padre Byron explicó que para este año, “se cuenta con una Pastoral Penitenciaria más estructurada, más nacional, más interorgánica,  creadora de redes de participación”.
“Hay diferentes áreas de trabajo que se quieren impulsar, como ser: catequesis, educación, salud, apoyo legal, formación humana, promoción social, evangelización, trabajo con familiares, trabajo con custodios, etc.”, resaltó el presbítero de la Diócesis de Juticalpa.
Ante los desafíos que se avecinan, el prelado ha confiado “no contamos todavía con apoyo de personas para estos desafíos, por eso requerimos de personas que desde diferentes áreas profesionales, realicen su aporte en la rehabilitación de estas personas”.
Cabe explicar que la Comisión Nacional ha ido denotando como el trabajo en Olancho se va fortaleciendo desde lo pequeño; y que la clave es el buen deseo de aportar esperanza a un débil sistema carcelario hondureño, donde la rehabilitación nace sólo de la propuesta cristiana de sentirse hermano e instrumento del Jesús que también fue encarcelado.
Como nos ha dicho el coordinador diocesano Milton Matute: “Con las visitas realizadas por parte de las parroquias y movimientos se da un mensaje que si todos participamos,  el trabajo va siendo mas efectivo” agregando: “todos los fieles pueden aportar, con medicinas, ropas, servicios profesionales, siendo agente de la Pastoral Penitenciaria, entre otras cosas, que desde el obispado de Juticalpa, se coordinan”.
Entre los agentes es necesario fortalecer la formación integral, sobre todo en la dimensión humana de la persona; partiendo también de la necesidad de fortalecer la Pastoral Penitenciaria como acción social de la Iglesia, más formación para los agentes, sobre todo en el campo legal y se visualiza la necesidad de trabajar más con los custodios.
La incorporación de las familias, es importante para el proceso y ello lo tienen bien claro los agentes que realizan esta animación para todo el pueblo de Dios y que destacan su tiempo en visiteo al Centro Penal. Esta acción pastoral como lo ha dicho Monseñor José Bonello Ofm, Obispo de la Diócesis de Juticalpa, esta acción está llena de mucho amor y tiene como gran punto de partida el amor de Dios y tiene como gran fin el encuentro con Cristo, que es fuente de paz, amor, conversión, acercamiento, reconciliación y justicia.

A %d blogueros les gusta esto: