Noticias en desarrollo

Las tierras del cacique Lempira reciben a la Reina de Honduras

La ciudad de Gracias, Lempira, un pintoresco lugar caracterizado por su fuerte cultura, su gente campechana y sus encantadores ambientes naturales recibió esta semana a la imagen de la Virgen de Suyapa Las tierras del cacique Lempira reciben a la Reina de Honduras Texto y fotos: Manuel Alfaro alfmanhn@yahoo.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Bajo la luz del sol que salía radiante después de varios días de lluvia y frío, la morenita de Suyapa saludó al pueblo graciano desde el cielo, rompiendo el viento entre gritos de amor, júbilo y esperanza.


Desde tempranas horas, los habitantes de Gracias, cabecera departamental de Lempira, se desplazaron por todos los rincones de la ciudad motivados por la llegada de la patrona de todos los hondureños. Unos, decorando sus balcones, colgando guirnaldas, gallardetes en las calles, otras personas adornando el templo para recibir con todos los honores a Santa María de Suyapa, quien en estos días en la víspera de sus festejos se acerca al pueblo de tres municipios de las indómitas tierras del cacique Lempira.
En todos los alrededores, se conmovieron con la noticia, llegaron de todos los rincones, con canticos, flores, compartiendo por el camino la alegría de estar muy cerca de la imagen de la madre del Salvador.

HUÉSPED DE HONOR En las faldas de la montaña de Celaque, está ubicada la pista aérea  donde aterrizó la avioneta que hizo posible la llegada de la imagen peregrina de Suyapa. Allí, cientos de personas esperaban ver bajar esa pequeñita imagen que de pequeño solo tiene el tamaño, porque para todos los católicos, la Virgen María es grande en gracia, en bondad, en amor.
La intercesora que nos invita a hacer lo que manda su hijo, llegó por fin y las emociones no se hicieron esperar; entre aplausos y la serenata del mariachi del cuartel general del ejército, Gracias Lempira le dio la bienvenida a la reina de Honduras. Posteriormente fue llevada en una carroza floral que le trasladaría del pequeño aeropuerto de Celaque en procesión hasta la parroquia de San Marcos, donde estuvo expuesta para su veneración y que miles de personas tuvieran la posibilidad de apreciarle. Posteriormente se trasladaría a las comunidades de Lepaera y La Campa municipios de Lempira.
Hizo uso de la palabra el alcalde de la ciudad Javier Antonio Enamorado, afirmando que el pueblo de Gracias muestra con este recibimiento su sentido de pertenencia y fe a través de un sentimiento muy profundo para la madre del señor Jesús, en nombre de la corporación municipal declaró a la Virgen María de Suyapa, huésped de honor, felicitando al padre Luis Alonso González cariñosamente padre Lonchito por su entrega en el fortalecimiento de la fe católica en el municipio, su persistencia, empuje y sobre todo el dinamismo que muestra ya que recorre un sin número de comunidades donde hay presencia de la Iglesia y no le gusta permanecer mucho en su parroquia dedicándose a esta labor misionera parte de su ministerio.

PRIMERA VISITA a  su llegada, el padre Carlo Magno Núñez, rector de la Basílica Nuestra Señora de Suyapa agradeció el recibimiento y dijo “los gracianos están contentos, felices de tener a la Santísima Virgen María ya que ella de una u otra manera ha intercedido para que se pueda dar este momento, también agradezco al jefe de las Fuerzas Armadas de Honduras, Francisco Isaías Álvarez Urbina que puso a la disposición el avión para el traslado, el ejército, la  banda marcial y todo lo necesario para esta visita”.
La Virgen salió de su Basílica para venir a gracias a ver a sus feligreses, gracias al padre Carlo Magno, a doña Elvira que acompañó el viaje y que es una gran servidora de la Iglesia y del catolicismo y al reverendo padre Reginaldo García que viene de nuevo a su tierra donde le conocemos y apreciamos mucho. El presbítero Carlomagno dijo a los presentes que desde el nombramiento de Basílica al Santuario Nacional, es la primera vez que la Virgen se desplaza en su imagen original, la misma que fue encontrada hace 270 años por los humildes campesinos Alejandro Colindres y Jorge Martínez, hoy sale de su Basílica para ver a sus hijos. Ya que el tres de febrero, sus hijos le irán a festejar a su casa, con oraciones que llegan al cielo y muchas esperanzas.

LA EUCARISTÍA Presidió la Eucaristía el rector de la Basílica, Carlo Magno  Núñez y el padre Reginaldo García se dispuso a recibir a los fieles en la sacristía para atender las confesiones mientras la gente hacia su recorrido a contemplar la imagen.
Esta misa fue ofrecida por las familias y por Honduras, para que reine la paz y la tranquilidad y que todos busquemos el desarrollo de nuestro país poniendo como intensiones ante Santa María de Suyapa a las familias, el trabajo, las dolencias, ya que ella como buena madre intercederá por cada uno llevándonos al encuentro con su hijo, pues es el Señor quien nos congrega con su amor.
El correr de las horas fue un espacio para la oración y contemplación de la morenita que entre cantos y clamores los grupos de Iglesia demostraron su admiración y en cada hora los hermanos que llegaban quemaban pólvora en señal de felicidad por la visita, la banda marcial de las fuerzas armadas amenizó con un concierto en el atrio de la Iglesia mientras en el interior muchos coros cantaban a María. Luces de colores, bocadillos y risas acompañaron la madrugada hasta la alegre alborada para luego despedirle en su viaje a otras localidades.

A %d blogueros les gusta esto: