Destacado Secciones

Desempleo y bajos salarios repercuten en la economía familiar

En general los hondureños tienen una pérdida de su salario, no tienen capacidad de compra, el problema del empleo afecta alrededor de 2.5 millones de personas y todo eso hace que la gente busque cualquier manera de sobrevivir y subsistir, no necesariamente por los gastos de diciembre
Desempleo y bajos salarios  repercuten en la economía familiar
Suyapa Banegas
sbanegas@unicah.edu
Fotos: Equipo Fides
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
El pasar de los primeros días del calendario en este nuevo año, trae consigo enormes retos en las familias hondureñas  y aunque las esperanzas se afianzan, la incertidumbre acecha sus mentes, al escuchar las noticias a nivel internacional cuando se oye hablar de la “escalada de enero” o “cuesta de enero”.  Quizá la sólo terminología nos indica que es un reto fuerte, pero es más que eso, no es el derroche de diciembre lo que genera este fenómeno, según expertos sino que hay que ir más allá.

REPERCUTEN VARIOS FACTORES
El especialista en economía Claudio Salgado, quien fue incluso funcionario del Banco Central de Honduras dijo a Fides que esta “escalada de enero se debe a que,  por tercer año consecutivo,  el ritmo de la devaluación se está acelerando. Hasta hace poco la devaluación se hacía gradualmente a lo largo del año, pero el Banco Central presionó el “acelerador” de tal forma que si siguiéramos con este mismo ritmo, la devaluación al final del año sería de un 10%, lo cual es nefasto para la economía por ser demasiado alto.  No sabemos cuál es el motivo por el cual el Banco Central acelera en enero la devaluación”.
Para Salgado hay aspectos que sin duda repercuten en la situación de las familias y es que “una tendencia es que en enero y febrero todos los empresarios ajustan precios y ajustan al alza, después de haber pasado la época navideña entonces vienen ellos a analizar cuáles serán sus nuevos inventarios,
En esos mismos meses  comienzan las escuelas y los colegios a funcionar y vuelven a incrementar los precios de sus servicios y toman en cuenta la inflación que se proyecta más la devaluación estimada del Banco Central y por eso se llama la escalada de enero, que es la tendencia a que los precios suban durante el primero trimestre del año. Luego durante el segundo trimestre también sigue pero ya es por la cosecha de granos básicos de que el campesino se prepara para cultivar con las aguas de mayo y la producción viene saliendo como en el mes de agosto”.

LUCHA POR SOBREVIVIR  Es así que en este primer semestre donde se ven los incrementos de precios por el alza de los servicios y los productos, el alza de la escuela y los colegios, el segundo trimestre es por la producción de granos básicos que no ha salido.
Al consultarle al especialista si afecta a la economía familiar el gasto que se genera en el mes de diciembre para sobrevivir los primeros meses del siguiente año, compartió: “No necesariamente por la época de diciembre,  es porque los salarios son demasiados bajos y el desempleo es alto y la gente ahora trabaja incluso por debajo del salario mínimo”. La población entonces, recurre a diferentes fuentes de financiamiento el más usado hasta ahora son las tarjetas de crédito que es el peor financiamiento que hay,  su costo anda alrededor de un 60% significa que por cada lempira que usted pidió prestado a través de esta tarjeta va a tener que pagar 60 centavos,  lo cual es sumamente oneroso.
En general los hondureños tienen una pérdida de su salario, no tienen capacidad de compra, el problema del empleo anda alrededor de 2.5 millones de personas y todo eso hace que la gente busque cualquier manera de sobrevivir y subsistir, no necesariamente por los gastos de diciembre”.

SOLUCIONES Tanto padres como madres de familia, idean maneras de salir adelante, pero para el doctor Salgado la solución no está solamente en eso: “Más que darle una recomendación a una familia de qué es lo que debe de hacer, lo veo más como una política gubernamental.  Lo que si es evidente de que no podemos seguir haciendo lo mismo,  porque si no lo que estamos generando es mayor desigualdad económica, mayor desempleo porque si usted ve la tasa de crecimiento económico, que se ha estancado alrededor de 3.5% y lo compara con cómo va creciendo el desempleo verá que el crecimiento se ha estancado en un 3.5% y el desempleo en estos momentos es de alrededor de 3.5%.  Hay un diferencial de 4%  porque  el crecimiento de la economía no es capaz de cubrir todo ese excedente de mano de obra, más que dar una receta debe hacer una política pública de empleo, algunas medidas pueden ser que el gasto público en el área social se incremente, eso genera empleo, la infraestructura, la inversión y lo otro es incentivar a aquellos sectores que acaparan bastante mano de obra como es la agricultura y el sector construcción.
Esas medidas mejorarían la demanda y deberían analizarse si los impuestos que se tienen actualmente se pueden reducir, hay algunos que están encareciendo la producción”.

REPERCUSIÓN SOCIAL  Licenciado Pablo Carias, sociólogo también analiza como éste fenómeno de la “escalada de enero” repercute en la funcionalidad de la familia y cómo se refleja en la sociedad: “Todo lo que es comienzo genera una expectativa, este es como el inicio de una agenda que hay que culminar en el trascurso del año,  obviamente en este mes hay varios retos que resolver para las familias: el reto académico,  los preparativos de gastos de matrícula, uniformes,  útiles escolares y otras obligaciones que demandan el cumplimiento de una tarea importante en la formación de los hijos. Eso ante una familia constituida y que tiene de alguna manera la capacidad de asumir este reto., Pero talvez este mes es un mes de mucha incertidumbre para aquellas personas que no tienen un empleo, somos testigos de cómo varones y mujeres andan con su hoja de vida debajo del brazo sacando copias para distribuirlas en diferentes lugares, con la expectativa de una colocación”.
“La gente hoy día anda desesperada porque el empleo está muy escaso, hay una situación económica muy deprimente, que no atiende a la población que ya está en edad de desempeñar una actividad, la situación de nuestro país se agrava pues somos un país pobre, endeudado y un país subdesarrollado  y con altos niveles de corrupción e impunidad  que son como el elemento que vienen a agudizar todo esto”, expresó.
“Pareciera que no hay esperanza en el campo económico,  usted ve que las posibilidades de crecimiento económico son muy débiles. Se nos dice que van a aumentar las remesas, eso genera en la sociedad un costo elevado, cuando más hondureños salen, más rupturas familiares, al regresar estos hondureños muchos deportados genera un costo, además la familia,  los niños se quedan aquí y sus padres se convierten en proveedores económicos pero no en proveedores de seguridad,  de entendimiento,  de comprensión”.
“Algunos no logran el sueño de llegar allá, además de generar una ruptura económica y social, genera una situación de mayor inseguridad, algunos no logran se tienen que regresar a veces mutilados, sin posibilidades de pagar sus compromisos agregando más dolor a la familia”.

ANTE LA ADVERSIDAD
En el país existen muchos profesionales, que al salir con título en mano añoran desempeñarse para lo que se formaron. Pero se enfrentan a una cruel realidad, tal es el caso de Mirta Luz Reyes Bardales quien junto a su esposo Jomer Paz han sacado adelante a sus dos hijas. Él tiene un trabajo en un aserradero hace más de 20 años sin embargo ella obtuvo el título de perito mercantil y nunca pudo obtener un trabajo digno.
Comenzó cuidando a una persona enferma, le ofrecieron cuidar a un bebé y encargarse del aseo de una casa. Ella nos comenta: “Yo hago el oficio, comida y cuido a un bebé, esto hace dos años, buscaba trabajo en empresas pero nunca me llamaron, esperé y esperé y nada al cuidar a una señora llamada Vicenta pero ella murió pues me ofrecieron quedarme a cuidar un bebé y yo dije sí, pues prefiero estar aquí a quedarme acostada en la casa”. “Mi esposo trabaja como chequeador de madera desde hace 18 años, tenemos dos niñas una de 14 y otra de 9 años”. “La vida ha cambiado, mire ahora si uno no tiene un conecte en una empresa o talvez es supuestamente mayor ya no sirve para trabajar, quieren gente joven los piden hasta de 30 años. Esto a uno lo desanima,  yo ya deje de contar cuantos curriculums metí y nunca me llamaron”.
Ella vive en la colonia 14 de marzo y se traslada a una colonia cercana a trabajar en casa: “Me levanto y despacho a mi esposo, a mi niña que va al colegio a las seis de la mañana y a la niña pequeña me la traigo aquí y la voy a dejar a la escuela, después paso por ella para la casa, nos hemos organizado para salir adelante”.
“Mi esposo me dice tratemos de no gastar mucho, tratemos de ahorrar en gastos porque a veces las niñas se enferman y uno no sabe cómo hacer para agarrar dinero para llegar a un hospital o a una clínica”.
Ante la alternativa de migrar ella tiene su propia opinión y aconseja a las familias: “Es mejor quedarse y luchar por nuestra familia, podemos decir que aunque sea vendiendo naranjas o mínimos, darle de comer a sus hijos al irse a veces se arriesga hasta la vida, por algo que no es seguro, genera desintegración familiar, yo al menos les digo que junto a mi esposo soy feliz, que aunque no vivamos con lujos en casa, me como los frijoles tranquila, a mis hijas no les falta su ropa, su comida y lo principal el amor de papá y mamá, soñamos alguna vez con darles un techo  la fe, la confianza entre los dos  y la planificación nos hace salir adelante”.

El dato
Tendencia
“Una tendencia a lo largo del tiempo es que enero y febrero todos los empresarios ajustan precios, y ajustan al alza, después de haber pasado la época navideña entonces vienen ellos a analizar cuáles serán sus nuevos inventarios, comienzan las escuelas y los colegios a funcionar y vuelven a incrementar los precios de sus servicios y toman en cuenta la inflación que se proyecta más la devaluación proyectada de Banco Central y por eso se llama la escalada de enero, que es la tendencia es que los precios suban durante el primero trimestre del año”. “Luego durante el segundo trimestre también sigue pero ya es por la cosecha de granos básicos de que el campesino se prepara para cultivar con las aguas de mayo y la producción viene saliendo como en el mes de agosto”.

A %d blogueros les gusta esto: