Choluteca Diócesis

Jóvenes universitarios se proyectan con la Comunidad Fe y Luz

Jóvenes universitarios se proyectan  con la Comunidad Fe y Luz
“La muerte no es enemigo, señores. Si vamos a luchar contra alguna enfermedad hagámoslo contra la peor de todas: La indiferencia.” Robin Williams – Hunter ‘Patch’ Adams
Texto y Fotos: Oscar Ibrahan Rodríguez
ibrahanrodriguez@yahoo.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
En la Universidad Católica de Honduras, campus Dios Espíritu Santo  se cuenta actualmente con el primer año académico de la carrera de Medicina y Cirugía. Como aporte a una sociedad que se encuentra tan necesitada de profesionales con el don y la pasión por el servicio al prójimo, en este campus los docentes de dicha facultad se dan a la tarea de ofrecer una formación integral, que involucre desde los primeros pasos del alumno el contacto directo con pacientes que sufren de enfermedades crónicas y en esta ocasión le tocó el turno a la comunidad fe y Luz.

APORTE Fe y Luz es una comunidad de encuentro, formada por personas con discapacidades mentales, sus familias y amigos, en especial jóvenes, que se reúnen con regularidad y desde una perspectiva cristiana, para compartir su amistad, rezar juntos, festejar y celebrar la vida. En Choluteca se reúnen una vez al mes, teniendo como sede la Casa de la Juventud en esta ciudad; la mayoría de sus integrantes padecen de enfermedades a nivel de sistema nervioso central requiriendo paciencia, disciplina, cuidados pero sobre todo amor.
La doctora Anayansy Cárcamo  docente titular de la clase de Historia de la Medicina expresó:  “El amor fue uno de los primeros factores en manifestarse entre los estudiantes de la Unicah y los miembros de la comunidad Fe y Luz, los jóvenes después de su jornada de clases diarias se desplazaban hacia el hogar del paciente que le había sido asignado, al principio lo hacían como un acto de responsabilidad estudiantil pero conforme iban pasando las visitas todo terminó en una amistad fortalecida en las enseñanzas de las Sagradas Escrituras que nos manda amar al prójimo como a nosotros mismos, esta actividad fue nombrada “ Mi primer paciente” y según declaraciones de los familiares, estudiantes y en mi caso como docente de la facultad, esta actividad reportó un éxito en la elaboración de las fichas clínicas, avances emocionales y físicos en los pacientes involucrados en la misma.
Esta tarea es un proyecto de nuestro Señor Jesucristo, en el cual la Unicah y la comunidad Fe y Luz solamente fuimos instrumento que ganamos una batalla más en nuestra conversión cristiana desechando la soberbia y trabajando en hacer corazones más humildes y dóciles al amor como signo universal de futuros médicos con principios cristianos.” Aseveró la Doctora Cárcamo.
La culminación de este proyecto se realizó recientemente con un convivio en el que se intercambiaron experiencias, agradecimientos y muchos dulces.