Comenzar con metas reales y evitar postergar

Comenzar con metas reales y evitar postergar Ya inició el 2017, es tiempo de darle vuelta a la página, dejar el pasado y  analizar en qué áreas de nuestra vida necesitamos mejorar. Es preciso definir metas reales y cada día lograr pequeños propósitos que nos lleven a alcanzar esas metas. Recuerde que cada quien cosecha lo que siembra. Texto y fotos: Johanna Kattan jokattan@semanariofides.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Suele pasar que el comienzo de un año motiva a establecerse metas, comienzan a decir voy a ponerme a dieta, voy a ahorrar, quiero irme de viaje, me voy a proponer a mejorar o aprender a hacer una nueva actividad. Pasan las semanas y todo quedo en un papel o una emoción.  Antes de  hacer la lista de propósitos es bueno analizar y aprender a plantear metas alcanzables.


Con sentido de humor algunos dicen que solo harán un “copy paste”, copiar y pegar las metas propuestas en el pasado para cumplirlas ahora. La psicóloga Fanny Suazo de Chavarría, presidenta del Teléfono de la Esperanza, en entrevista con el Semanario Fides comparte consejos para comenzar cómo establecer metas que podamos cumplir y no postergar.

FIDES: ¿Con qué actitud se debe comenzar el año nuevo?
FANNY: Es muy importante la actitud que tengamos al comienzo de un año, hemos de ser positivos en relación a los cambios que queremos hacer y las metas que nos proponemos.  Todo comienza en nuestra mente, los pensamientos son la base para una actitud positiva.  Si pensamos de manera derrotista o negativa, asimismo será la actitud que asumiremos, por eso la importancia de tomar conciencia acerca de lo que pensamos.

FIDES: Para las personas que en el  2016 sufrieron pérdida del empleo,  la muerte de un ser amado, o una ruptura amorosa, como despedirse del 2016 y darle la bienvenida al 2017?
FANNY: Hemos de cerrar ciclos, asumir que el pasado es pasado, no podemos hacer nada.  Por muy dolorosa que haya sido la experiencia vivida, por muy difícil que hayan sido las circunstancias, por muy dura que haya sido la prueba o muy grande la pérdida; no nos podemos quedar allí, hemos de afrontar el futuro con esperanza.  Tomando conciencia que la vida se trata de “altos y bajos”, “luces y sombras” y hemos de aprender a vivir la vida con plena conciencia de que la situación que vivimos sea dolorosa o exitosa no será eterna.  Tarde o temprano vienen los cambios y hemos de estar abiertos a la vida para vivir plenamente a pesar de todo.
Aquí cabe una frase que nuestro fundador del Teléfono de la Esperanza, el padre Serafín Madrid expresó: “Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos”.

FIDES: Tener metas motivan el día a día, pero ¿Cuáles son las áreas esenciales en las que debemos establecer  algunas metas?
FANNY: Esas metas han de ser planteadas dependiendo de las prioridades de vida de cada persona.  Cada individuo es diferente, somos únicos e irrepetibles, como única e irrepetible es la forma de vida de cada quien.
Como humanos, tenemos áreas esenciales como ser: física, biológica, sicológica, espiritual, entre otras.  Hay personas que le dan mucha importancia al área física, entonces establecen sus metas en relación a cuidar su salud, su cuerpo con ejercicios y alimentación sana, etc.
Para las personas que tienen como prioridad su área sicológica o emocional, tenderán a establecer metas con programas de salud mental, por ejemplo en el Teléfono de la Esperanza impartimos cursos sobre Conocimiento de sí Mismo, Crecimiento Personal, talleres sobre Aprender a Vivir, Autoestima, Inteligencia emocional, etc. Y se ofrece una excelente oportunidad para que las personas que establecen metas en esta área puedan lograrlas con éxito.
Y en el caso del área espiritual, las personas pueden ponerse metas acerca de su crecimiento en relación con Dios, por ejemplo asistir con más regularidad a sus comunidades cristianas, involucrarse más en la oración y meditación, servir en la iglesia con algunos de sus dones o talentos, etc.
Lo ideal sería tener un equilibrio en todas las áreas, darles la importancia necesaria a todas para lograr un balance en nuestra auto-realización.

FIDES: ¿Cómo puedo iniciar o qué esquema utilizar para determinar mis y objetivos?
FANNY: Se puede hacer haciendo un análisis de nuestras prioridades, preguntándonos ¿Qué es lo más importante para mí? Y en segundo lugar? Y así sucesivamente, luego en base a dichas prioridades, podemos ir determinando nuestras respectivas metas.
Es vital interiorizar, auto observarnos y auto evaluarnos para hacer este esquema, porque a veces podríamos vernos tentados a establecer metas que no son propias, sino derivadas de las expectativas que tienen las personas que tenemos a nuestro alrededor.  Entonces podríamos caer en la tentación de determinar metas que son para agradar a otros y no para realizarnos nosotros mismos.

FIDES: ¿Cómo trabajar para evitar la «cultura de posponer»  . Qué ejercicio puedo practicar para motivarme a hacer día a día una actividad que me lleve a esas metas?
FANNY: Vivimos en una cultura de la postergación, donde todo es mejor para mañana.  Y esto se vuelve en un ciclo que lacera nuestra autoestima.  Un ejercicio que podemos hacer para motivarnos es comenzar por establecer metas fáciles de lograr, que requieran menor esfuerzo y celebrarnos luego de haberlas alcanzado.  Poco a poco podemos ir con aquellas metas que requieren más trabajo personal, más esfuerzo, más tiempo y dedicación.
Pues lo que sucede muchas veces, es que nos ponemos metas inalcanzables y cuando no las logramos nos desanimamos, lo cual produce frustración que nos lleva a “tirar la toalla”, luego nos sentimos culpables y ese ciclo es muy perjudicial para nuestra salud emocional.  Representa una carga que termina afectándonos mucho.

FIDES: ¿Como presidenta del Teléfono de la Esperanza, comenta Qué propuestas hay para el 2017?
FANNY: En el Teléfono de la Esperanza continuamos apostando por la salud emocional de nuestra población, ofreciendo las herramientas de trabajo personal, estaremos impartiendo nuestros cursos para seguir formando voluntarios y  talleres que ayudan a salir adelante en situaciones de crisis, como ser Elaboración de Duelo por la pérdida de un ser querido, Separación Afectiva para relaciones rotas, taller de Padres Educadores Hoy, que brinda herramientas para tener relaciones saludables con nuestros hijos, etc. Además continuaremos ofreciendo intervención en crisis, presencial y vía teléfono a personas que se encuentran atravesando alguna situación difícil en su vida y atención sicológica gratuita entre otros.
Si desea profundizar en este tema puede llamar al Teléfono de  la Esperanza, también puede conversar con un sacerdote para que inicie con un guía espiritual, o congregarse con alguna comunidad o movimiento cristiano que se sienta identificado, si necesita mejorar su economía busque apoyo de un asesor financiero, lo ideal es buscar a las personas indicadas y no dejarse llevar por la propaganda. A nivel de familia también pueden comenzar a establecer metas, comenzando por orar juntos, aunque al principio parezca raro para quienes no están acostumbrados, pero podría ser el mejor comienzo de año, el inicio de un cambio y unión familiar.

ESPIRITUALMENTE CUIDAR LOS DETALLES
El sacerdote Fernando Ibáñez comenta que un propósito para el año puede ser desde cuidar lo pequeño, los detalles. “Va en línea con la propuesta de Nazaret del mensaje de los obispos”. Indica que unas áreas donde cuidar el detalle son: La vivienda, la habitación, el orden, la limpieza, el humo…La casa común: Los detalles de consumo de agua, de energía, de reciclado…
Ibáñez aconseja a establecer objetivos en la manera de expresarnos, de mantener las relaciones con la familia, amigos, nuestra relación con Dios.  “Dedicar más <pequeños> tiempos a la oración, a decir, ¡hola!, a escuchar”.
Sin duda todos queremos vivir en paz, pero la paz no viene de afuera, sino que es resultado de nuestras acciones, de la manera en que reaccionamos. Vivir más tranquilo puede ser otra meta, comenzando por practicar decir gracias y resaltando lo bueno de los demás, menos críticas.
“La no violencia activa: expresar en paz los acuerdos y desacuerdos en las cosas pequeñas; cuidar las pequeñas expresiones de racismo, sexismo, intolerancia, discriminación”, agrega el padre Ibáñez.

A %d blogueros les gusta esto: