Noticias

¡En hora buena, Danlí es Diócesis!

¡En hora buena, Danlí es Diócesis! Con esta creación la parroquia Inmaculada Concepción obtiene el título de catedral, la cual se convierte en Sede Episcopal. En Honduras, con esta nueva diócesis suman diez, de la cual Tegucigalpa es hasta los momentos la única sede metropolitana, es decir una Arquidiócesis. Texto y fotos: Equipo Fides redaccion@semanariofides.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Al comienzo de un nuevo año, se suman las buenas noticias para la iglesia hondureña, en especial para la población del Departamento de El Paraíso.

  El trabajo pastoral que durante varios años realizó El Cardenal Óscar Andrés Rodríguez y Monseñor Juan José Pineda en esta Vicaria ahora da sus frutos. Desde hace mucho tiempo se rumoraba que Danlí se convertiría en diócesis, lo que antes fue un rumor ahora es una realidad,  la alegría embargó a la población  de este lugar  y sus alrededores tras conocer la noticia.
La petición de crear una nueva diócesis para Danlí fue hecha desde hace varios años por la  Conferencia Episcopal de Honduras, fue un trámite largo, al final se obtuvo una respuesta favorable del Santo Padre. La vicaría de El Paraíso es una tierra con frutos vocacionales,  el ejemplo más real es que de los diez seminaristas que fueron elegidos por parte de la Arquidiócesis para ingresar al  Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa, siete  son del Departamento de El Paraíso.

El LUGAR El municipio de Danlí es un lugar paradisíaco ubicado en el departamento de El Paraíso a tan solo 98 Km. De Tegucigalpa. Danlí es sin duda alguna, una de las ciudades más atractivas de Honduras y cuenta con una población aproximada de 175,375 habitantes. El nombre de esta ciudad se deriva de la voz mexicana “Talli” o “Xalli” que significa “agua que corre por un lecho de arena” y fue fundada en el año de 1962 elevado a la categoría de municipio el 20 de septiembre de 1820.

CREACIÓN y PROCESO Una diócesis se elige de acuerdo a la cantidad de personas con que cuenta la comunidad, y por la cantidad de agentes pastorales que trabajan en ella.  Junto  a la creación de una diócesis viene el nombramiento o la consagración episcopal de un obispo en este caso se nombró al presbítero José  Antonio Canales, párroco de la catedral de San  Pedro Sula, como obispo de la Diócesis de Danlí, con la creación de esta nueva diócesis la parroquia Inmaculada Concepción obtiene el título de catedral, la cual se convierte en sede episcopal.
Para atender mejor el bien espiritual de los fieles, Su Eminencia El Cardenal Óscar Andrés Rodríguez  Maradiaga, S. D. B. Arzobispo de Tegucigalpa oída la Conferencia  Episcopal  de Honduras, solicitó a la Sede Apostólica que se erija una nueva diócesis en un territorio desmembrado de la circunscripción eclesiástica  que le había sido encomendada.
El Sumo Pontífice, el papa Francisco, habiendo obtenido previamente el voto favorable de la Nunciatura Apostólica en Honduras, y de acuerdo con el consejo de la Congregación para los Obispos, consideró que la solicitud que se le había dirigido sería muy provechosa para la salvación de las almas, y decidió que debía ser atendida con benevolencia.

ESTRUCTURA Por eso, El Santo Padre, por su Autoridad  Apostólica, segrega de la Arquidiócesis de Tegucigalpa todo el territorio de las parroquias Inmaculada Concepción en Danlí, Sagrado Corazón de Jesús  en Danlí, Nuestra Señora de la Candelaria en Jacaleapa, Santa María de Suyapa en Santa María, San Juan Bautista en El Paraíso, San Isidro Labrador en Güinope, Señor de las Aguas en Morocelí, Nuestra Señora de los Ángeles en Teupasenti, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Trojes, San José de la Montaña en Yuscarán, San Francisco de Asís en Texiguat, y erige una  nueva diócesis llamada Danlí, delimitada por los mismos términos que constituyen conjuntamente las referidas parroquias. Además, la nueva diócesis de Danlí será sufragánea de la Iglesia Metropolitana de Tegucigalpa.
El Santo Padre Francisco ha erigido la nueva diócesis de Danlí (Honduras), con territorio desmembrado de Tegucigalpa, estableciéndola como sufragánea de la arquidiócesis metropolitana de Tegucigalpa. Sufragánea porque hay una provincia eclesiástica bajo una Iglesia metropolitana, es decir una iglesia que tiene hasta cinco iglesias o diócesis bajo el obispo metropolitano, que es el arzobispo. En Honduras, con la creación de esta nueva diócesis suman diez, de la cual Tegucigalpa es hasta los momentos, la única sede metropolitana, es decir una Arquidiócesis.

p19cuadro

A %d blogueros les gusta esto: