Noticias en desarrollo

Editorial del Domingo 27 de Noviembre de 2016

Difundir la Palabra La Iglesia Católica hondureña está actualizada para evangelizar, aprovechando la cultura mediática que caracteriza a la época actual. Es una Iglesia que en su deseo de difundir el Reino de Dios, se ha empeñado en  utilizar los medios de comunicación, para  transmitir la Palabra de Dios, mediante variados géneros comunicativos y así captar la atención de los fieles laicos, que deben ser informados e instruidos en su fe.


Prensa Escrita, Radio, Televisión e Internet, manejados con profesionalismo y guiados para buscar la cercanía pastoral con los fieles, son los medios de la Iglesia, con cobertura nacional. Pero además existen algunos medios que sirven a nivel diocesano.
Y además, está la difusión de procesos educativos, dirigido a centros escolares por medio del  programa de Telebásica. Con Telebásica están conectados muchos centros de enseñanza en todo el país, recibiendo una educación de calidad, por ser muy actualizada, tanto en los contenidos, como en la metodología educativa.
La adquisición de todos estos medios de comunicación, ha sido un esfuerzo titánico, pues la mayoría han sido costeados con la colaboración financiera de los fieles. Son los católicos comprometidos con su Iglesia, quienes aun actualmente, aunque los distintos medios generan ingresos, siguen siendo dadivosos con sus contribuciones pecuniarias, pues se sienten responsables de la gran labor que se realiza en la evangelización de la población hondureña.
Por su parte, los medios se han preocupado por la formación de su personal, de manera que en cada uno de ellos, encontramos profesionales de la comunicación, competentes y muy coherentes con la vivencia de su fe cristiana, entregados, con alma y corazón, a la evangelización de la Sociedad.
“FIDES” el Decano de la Prensa nacional, es un semanario que difunde la actividad de las distintas diócesis, y que constituye un medio de enlace privilegiado para la Iglesia hondureña. Su abundante contenido doctrinal y los análisis de la realidad nacional, lo  convierten en un medio lleno de un fuerte contenido para la formación en la fe. Ayuda a profundizar el compromiso ciudadano con la transformación del país, iluminado por los criterios del Evangelio. Su edición digital pone a “FIDES” en contacto cercano con la feligresía de todo el país y del mundo entero.
Precisamente, el pasado 15 de noviembre, la radioemisora “La Voz de Suyapa” cumplió 57 años de haber sido fundada, por los tesoneros esfuerzos de uno de los obispos más dinámicos que ha existido en Honduras, Monseñor Evelio Domínguez. Ya en 1958 los obispos de Honduras, animados por la experiencia de Radio Sutatenza de Colombia, concibieron la idea de establecer una emisora que sirviera como fuente para trabajar las “Escuelas Radiofónicas” que tanto bien  han hecho en Honduras, ayudando a miles de personas a poder adquirir una educación académica que les cambie la vida.
“La Voz de Suyapa” es un medio que tiene un enorme auditorio, pues está entre las 10 emisoras de mayor audiencia en el país. Y en Tegucigalpa, sirve como un enlace eficaz entre las parroquias y su feligresía, cuando hay que coordinar eventos de pastoral, brindando  información adecuada y precisa.
En el campo televisivo “Suyapa TV” ha sabido estructurar una programación atractiva, que es bien recibida por la teleaudiencia. Sabe combinar los mensajes espirituales, con la formación doctrinal y la información de los acontecimientos que afectan la vida nacional e internacional. Todo hecho con técnica televisiva actualizada, con actitud crítica y con Personal que ha tenido formación profesional.
Gracias a “Suyapa TV” los hondureños se mantienen en contacto vivo con los hechos y acontecimientos que se suceden en la Iglesia Universal. Es el medio que reproduce los sucesos, al momento de su ocurrencia, que tienen como protagonista principal al Papa Francisco, por lo cual brinda un servicio invaluable a la Iglesia hondureña.
La Iglesia Católica de Honduras, cuenta con la riqueza de los medios de comunicación que tiene a su servicio, de manera que existe la posibilidad de comunicar los criterios del Evangelio, en manera propositiva y de forma positiva. Para ayudar a formar laicos que tengan la condición de interlocutores entre la Iglesia y la Sociedad.
Los medios de comunicación católicos deben ser una fuente de pensamiento cristiano para defender la familia y el matrimonio, sobre todo para evitar que lo religioso se reduzca a la esfera de lo individual, y se expulse a Dios de la vida pública.
El Señor Jesús amaba la transparencia: “No existe  nada escondido que no vaya a saberse….nada secreto que no vaya a manifestarse”.

A %d blogueros les gusta esto: