Arquidiócesis

Quien pierda su vida por mí, la salvará

Quien pierda su vida por mí, la salvará
En la Homilía Monseñor Pineda valoró todo el buen trabajo que estos siervos del Señor han hecho por propagar el Evangelio
Texto y fotos: Suyapa Banegas
sbanegas@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Así lo indica San Lucas y esto se cumple en los servidores del Reino. Como ya es una tradición el pueblo de Dios asistió a la celebración Eucarística que se lleva a cabo en la Cripta ubicada en la parte inferior de la Basílica Nuestra Señora de Suyapa, en donde descansan los restos mortales de Obispos, Presbíteros y Diáconos.
A las 10:00 de la mañana dio comienzo la celebración presidida por Monseñor Juan José Pineda C.M.F, y concelebrada por los sacerdotes Carlo Magno Núñez, Reginaldo García y otros presbíteros que se unieron fraternalmente a esta vivencia fraterna. En la Homilía Monseñor Pineda valoró todo el buen trabajo que estos siervos del Señor han hecho por propagar el Evangelio, al final se procedió a la bendición de los nichos, y el pueblo acompañó con mucha devoción.
Al igual los asistentes peregrinaron hasta la tumba de Monseñor Héctor Enrique Santos, allí Monseñor Pineda con un corazón contrito tuvo un momento de oración personal y procedió la bendición de esta tumba donde descansan los restos de este obispo hondureño. Por si fuera poco todos los asistentes cruzaron la Puerta Santa.

A %d blogueros les gusta esto: