Enfoque

El mundo se solidariza con Haití

Tras el paso del huracán Matthew que atravesó la región suroeste de Haití dejando al menos mil muertos y 1,4 millones de personas con necesidad de ayuda urgente, el mundo responde con solidaridad.

Recopilación Manuel Cerrato.

mcerrato@unicah.edu

La población haitiana volvió a encontrarse en el peor de los mundos. El hambre y la falta de vivienda provocada por el huracán Matthew se le suman ahora el brote de cólera.  Pero dirigir los recursos a controlar el brote, implica que habrá menos capacidad para satisfacer las necesidades urgentes de vivienda y alimento.

El presidente interino de Haití, Jocelerme Privent, pidió ayuda internacional para atender a las decenas de miles de damnificados y reparar los cuantiosos daños causados por el huracán Matthew, que dejo miles de muertos damnificados y cuantiosas pérdidas económicas para el país.

 A través del agua o alimentos contaminados con la bacteria Vibrio Cholerae, ha causado diarrea y vómitos severos, lo que conduce a la deshidratación extrema. Rápidamente  resultaron los brotes del cólera y otras enfermedades gastrointestinales por lo que los pacientes que no reciben tratamiento de inmediato pueden morir en cuestión de horas.

Ahora, la destrucción causada por Matthew, ha acelerado la epidemia existente y ha socavado los avances logrados en la lucha contra la enfermedad, dijo el líder del país. “Una gran cantidad de esfuerzo se ha hecho para evitar la propagación de esta epidemia”, dijo “pero el huracán la ha acelerado”. La Organización Mundial de la Salud reportó 80 mil casos desde el brote inicial, y 770 nuevos casos por semana en el 2016.

El Papa Francisco, a través del Pontificio Consejo Cor Unum, ha enviado una primera ayuda de 100 mil dólares al pueblo haitiano. La Santa Sede explicó que “esta suma, que será repartida en colaboración con la nunciatura apostólica a través de la Iglesia local.

 Varios gobiernos de América Latina  y Europa respondieron de inmediato a la llamada de solidaridad con Haití y enviaron ayuda humanitaria, consistente en comida, agua embotellada, cobijas, colchones así como maquinaria para remover escombros y personal médico, los convoyes que los diferentes países ya están realizando su labor destinada para socorrer la isla.

Venezuela  fue una de las primeras naciones en movilizarse y envió tres lotes de ayuda humanitaria, uno de ellos conteniendo 660 toneladas entre alimentos y medicamentos; además 450 toneladas de maquinaria pesada para remover escombros y rehabilitar vías.

Por su parte Cuba pese a que también sufrió los estragos de Matthew, envió una brigada de 38 médicos especializados en enfrentamientos a desastres. El grupo está integrado por miembros  del contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y graves Epidemias Henry Reeve.

 Naciones como México, argentina, Brasil, Uruguay, Costa Rica, Panamá, Guatemala participan con ayuda humanitaria, aportando medicinas, víveres, y otros enseres para los damnificados.

Honduras envió un contingente de 60 soldados, este destacamento militar con experiencia en situaciones de riesgo y forma parte del contingente humano que realiza operaciones de rescate y que es coordinado por la ONU.

Naciones como, Francia, España Italia también han acudido al llamado de auxilio solicitado por las autoridades haitianas, proporcionando ayuda como material humanitaria de primera necesidad y equipo de depuración de agua potable, que tanto se necesita por las personas damnificadas y la población en general

La organización Catholic Relief Services, C.R.S la organización miembro estadounidense de Cáritas, está recaudando donaciones a través de su sitio web en español y en inglés.

A %d blogueros les gusta esto: