Destacado

Proyecto de agua cambia la vida a pobladores de Dolores, Intibucá

A raíz de esta obra  la comunidad ahora está organizada,  las juntas de agua han sido fortalecidas y algunas fueron formadas recientemente.

Texto y fotos

Lilian Flores

liflores@semanariofides.com

DATO

Alrededor de 400 familias de las comunidades de Azacualpa, El Borbollón, La Laguna, y San José, fueron beneficiadas con “Proyecto de Agua y Saneamiento”. La ejecución de la obra  está valorada en más  de 17 millones de lempiras, de los cuales 4 millones fueron aportados por las comunidades favorecidas.

El agua es fuente de vida, este vital líquido contribuye en todos los aspectos en que se desenvuelve el ser humano; en la casa se utiliza para beber, el aseo personal,  cocinar, regar y lavar ropa.  En la industria para curtir, fabricar alimentos, generar electricidad, en la agricultura para irrigar los campos, en la ganadería para dar de beber a los animales domésticos, en la acuicultura para criar peces y otras especies.

El agua nos brinda estas y otras utilidades pero es inconcebible que en muchos lugares del país las personas tengan que sufrir por no gozar de este derecho. Debido al calentamiento global, actualmente en muchos lugares del mundo las demandas de este líquido vital no pueden ser satisfechas.

Expertos del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU aseguran que cerca de 1.2 billones de personas no tiene acceso al agua potable y se ven obligados a recorrer largas distancias para encontrarla y cubrir sus necesidades más básicas. El agua es tan importante, que ha sido declarada un derecho fundamental para los seres humanos. Es nuestro deber utilizarla adecuadamente y cuidarla, para evitar que este recurso no renovable se siga acabando.

REALIDAD

Por mucho tiempo los habitantes de las comunidades de Azacualpa, El Borbollón, La Laguna y San José del municipio de los Dolores,  Intibucá, vivieron en carne propia la falta de agua, quienes para obtener ese líquido, caminaban largos trayectos haciendo uso de bestias, carretas, mientras que otros la llevan en hombros y las mujeres por lo general  la cargaban en la cabeza  hasta llegar a sus casas. Pero esta pesadilla ha terminado para estas humildes familias que ahora pueden contar con el agua necesaria para sus necesidades domésticas y sanitarias en los hogares.

La comunidad de San José fue la sede para la inauguración del “Proyecto de Agua y Saneamiento” en donde más de 400 familias han sido favorecidas. En un acto simbólico autoridades municipales y religiosas, así como representantes de las organizaciones ejecutoras del proyecto fueron testigo de la alegría y el agradecimiento de cada uno de los beneficiarios. Esta obra se desarrolló con la intervención de Catholic Relief Services (CRS Honduras) El Comité Central Pro Agua y Desarrollo Integral de Intibucá (COCEPRADII), junto con la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo y SANAA/BID, sin olvidar la valiosa aportación económica y de mano de obra por parte de  las comunidades involucradas.

Previo a que se desarrollaran los  actos de inauguración se realizó una Eucaristía para agradecer al Creador por la realización del proyecto, el templo fue insuficiente  para albergar a los pobladores del municipio. En las calles había banderines de colores, en señal que estaban de fiesta, los cohetes y la música de cuerda se escuchaban en el campo de fútbol donde se realizó el evento, al finalizar con los puntos programados se hizo la entrega de planos a cada uno de los presidentes de las juntas de agua, posteriormente se hizo el respectivo corte de la cinta y la quiebra del cántaro de agua, este último en señal de que ya no tendrán que jalar el agua de pozos y quebradas , porque ahora la tienen durante las 24 horas.

PROYECTO

Para satisfacer las demandas en cuanto a los servicios básicos de saneamiento, se incluyó en el diseño la instalación de un módulo sanitario que consta de una letrina con taza lavable, pila y baño, este proyecto fortaleció las estructuras locales como la junta administradora central, quien será la  responsable de la administración del proyecto.

 Para la sostenibilidad técnica administrativa y financiera de esta obra, se desarrolló un proceso de capacitación para los beneficiarios de las cuatro comunidades  en aspectos claves como: gestión para juntas de agua, marco legal del sector agua y saneamiento, operación y mantenimiento de los sistemas, calidad del agua (desinfección)  contabilidad y regulación, actualización de tarifa y transparencia y rendición de cuentas.

 Por primera vez un proyecto de agua y saneamiento es ejecutado por un organismo no gubernamental  en este caso CRS, ya que hasta la fecha sólo empresas contracturas del sector privado habían tenido esta oportunidad.

COLABORACIÓN

Son muchas las organizaciones que se sienten comprometidas a velar por el bienestar de  los más pobres y con su aporte hacen que las personas vean la vida con esperanza. Conor Waish director de CRS en Honduras dijo sentirse satisfecho por la ejecución de este proyecto “nuestra misión es   brindar  asistencia donde sea necesaria, donde hay más vulnerabilidad, donde las poblaciones son más pobres y más aisladas de la economía central, me da satisfacción saber que ahora estas personas pueden abrir el grifo en su casa y recibir agua, ya no caminarán largas distancias para obtener este vital líquido”.

 A raíz de esta obra  la comunidad ahora está organizada,  las juntas de agua han sido fortalecidas y algunas fueron formadas recientemente. “La organización es fundamental para asegurar la durabilidad del proyecto, un acosa es construir la infraestructura, y otra es asegurar que haya un mantenimiento a  largo plazo”.

 Reconoció el trabajo de todas las instituciones que hicieron posible la ejecución del proyecto  en especial a SANAA/BID  unidad ejecutora, como parte técnica del SANAA que colaboró con los municipios para supervisar los proyectos, diseñarlos y capacitar a las personas de la comunidad. Asimismo manifestó que  se han colocado micro medidores para medir el consumo del agua y  de esta forma hacer un cobro moderado que ayudará a financiar el mantenimiento y durabilidad del proyecto, “esto es una metodología que no la impusimos nosotros, fue la misma comunidad quien lo solicitó para que puedan controlar el consumo del agua y valorar lo que tienen  y no  malgastar este derecho que es fundamental para todo ser humano”.

Por su parte el alcalde del Municipio de Dolores, Omar Orellana manifestó: “ hoy se marca un antes y un después, este proyecto es uno de los más significativos desde hace muchos años,  con él hemos mejorado nuestra condición de vida, agradezco a los colaboradores por hacer posible un sueño que desde hace muchos años anhelábamos. Somos un municipio bendecido porque  estamos rodeados por ríos, pero  con la dificultad que no tenemos acceso a ellos por la pendiente de los terrenos, por eso recorrimos  otras instancias y lo logramos”.

AGUA 08

BENEFICIADA

María Reyes de la comunidad del Borbollón

“Me siento alegre porque después de muchos años soñando tener agua potable  en mi hogar hoy se hizo realidad, ha sido un sacrificio jalar agua de largo, en baldes y carretas, para construir la casita jalamos en bueyes. El agua es muy importante sobe todo para las mujeres que tenemos que  hacer el oficio de la casa y lavar la ropa de los niños, cocinar y no digamos para el aseo personal, pero ahora ya la tenemos y debemos cuidarla, no malgastarla porque es una bendición que Dios nos ha regalado”.

A %d blogueros les gusta esto: