Actualidad

Jesucristo rostro de la misericordia del Padre en la vida consagrada

Texto y fotos

Dania Velázquez Cano

En la Asamblea Nacional de la Conferencia de Religiosos de Honduras, CONFEREH, se analizó cómo se vive la misericordia entre los consagrados, se analizó la realidad del país sus luces y sombras y se vivió un convivio fraterno.

Del martes 18 de octubre al viernes 21 se llevó a cabo la Asamblea de Vida Consagrada de la  Conferencia de Religiosas y Religiosos de Honduras (CONFEREH ) con la participación de alrededor de 50 consagradas y 4 consagrados. El acto de apertura estuvo a cargo de Monseñor José Bonello, Obispo de la Diócesis de Juticalpa  y acompañante de la vida consagrada a nivel Nacional.

El primer día fue dedicado para los informes anuales de la CONFEREH Nacional tanto de actividades como de la situación económica precaria actual, también de los equipos de Justicia Paz e Integridad de la Creación (JPIC) y el Vocacional, así como de las 10 zonas que conforman la CONFEREH.

Se analizó lo acontecido en Colombia durante la Asamblea General de la Conferencia Latinoamericana de Religiosos y Religiosas (CLAR). Cuyas presentaciones permitieron conocer la realidad y actividad de la vida consagrada en el país.

La Eucaristía del primer día fue presidida por Monseñor Bonello,  quien aprovechó para animar a los y las consagradas presentes a retomar el llamado de la vida consagrada como el don de la Misericordia que es, comprometiéndonos a la vida profética y de esperanza en esta realidad de hoy.

El segundo día se trabajó la realidad Nacional y Política del país con la guía del Licenciado Pedro Landa del  Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC,sj.) tocando asuntos de injusticia y acción social que necesita del compromiso de la vida consagrada y los institutos que administra. Temas como la reelección, privatizaciones, y el perdón solicitado por la Conferencia de Obispos en mirada de opacidades y luces,  como provocaciones para crear oportunidades nuevas y creativas para la construcción una real soberanía.

Por la tarde del miércoles y todo el jueves 20 el tema en el que nos sumergimos fue «Jesús el rostro de la misericordia del Padre en la Vida Consagrada» siguiendo la metodología latinoamericana de ver,  Iluminar y actuar desde el carisma de la hermana Geraldina Céspedes, Misioneras Dominicas del Rosario perteneciente al equipo de reflexiòn de la CLAR . La teóloga Geraldina invitó a ver y vernos desde la experiencia fundante de la misericordia, aún en un mundo inmisericorde. También invitó a cuestionar  como se vive en la Iglesia y la vida consagrada de la Misericordia o las actitudes inmisericordes y proponer ante este desafío que es la manera de estar en el mundo, de relacionarnos desde Jesús rostro de la Misericordia que nos invita a transformar el mundo inmisericorde bajando de la cruz a los pequeños y marginados /as.

Finalmente se concluyó la asamblea con la aprobación de un comunicado y la convivencia  fraternal.

A %d blogueros les gusta esto: