Diócesis La Ceiba

Peregrina la Cruz Misionera en la Diócesis de la Ceiba

Peregrina la Cruz Misionera en la Diócesis de la Ceiba


Texto: Dania Velázquez MCM

Fotografía: P. Norberto

La Peregrinación de la Cruz de la Evangelización que anima la preparación al Vº Congreso Americano Misionero a celebrarse en el 2018, es antesala de los temas que ahí se tratarán que son: Reconciliación, Comunión, Alegría, Misión y Profetismo.

La feligresía de la parroquia de Jutiapa ha sido la primera de la Diócesis a la que llegan los símbolos misioneros, símbolos de la preparación continental al V Congreso Americano Misionero. La comunidad de Balfate de la Diócesis de Trujillo el viernes 7 de octubre entregó a la comunidad Nuestra Señora del Tránsito La Cruz Misionera, la Virgen de Suyapa y las reliquias del beato Monseñor Romero que ahora peregrinan en la Diócesis de La Ceiba hasta el viernes 21 de octubre que se entregará a la Diócesis de Yoro.

La primera semana estos símbolos misioneros estuvieron peregrinando junto con las comunidades parroquiales de Nuestra Señora del Tránsito en Jutiapa, a la de San Antonio María Claret en La Ceiba; el domingo nueve de octubre la recibió la parroquia de San Isidro Labrador y ésta la entregó con una representación cruzando el mar al día siguiente hasta Utilia; así sucesivamente la Natividad de Nuestro  Señor Jesucristo, El Inmaculado Corazón de María, El Sauce, San José Esposo y la Vicaría de San Francisco han recibido la peregrinación que trae consigo la reflexión continental de La Cruz en la vida del Misionero y Misionera.

En dicho peregrinar lleva consigo un momento de encuentro fraternal y de fiesta entre las parroquias remarcando el envío “Vayan y hagan discípulas a todas las gentes” como tarea permanente para todos los bautizados y bautizadas; recordándonos que Todos somos enviados/enviadas en misión.

Según se motiva en los ritos de entrega y recepción de la Cruz de la evangelización, se busca que sea “un tiempo de reconciliación, de alegría, de comunión y de misión profética”. Al recibir los símbolos misioneros las comunidades en su diversidad y creatividad, han realizado las siete estaciones del peregrinar Misionero, han orado el rosario misionero, meditado en presencia de Jesús sacramentado y han compartido predicas y reflexiones sobre la Cruz en la Vida del Misionero: “la Cruz que revela la identidad del Dios de Jesús, el Amor de Dios que se expresa en ella  y se expande; y cómo Jesús expresa la triunfo del Amor en la Cruz”. Motivando a las y los misioneros de hoy a “tomar la Cruz como condición del discipulado-Misionero” siendo profetas en la realidad misericordiosamente.

Las seis comunidades restantes para el paso de la Cruz Misionera son: Santa Rosa de Lima, Masica; San Juan Bautista en Sn Juan Pueblo; Nuestra Sra. De la Asunción en Esparta; Nuestra Sra. Del Pilar en Arizona; San Antonio de Padua en Tela y finalmente Santa Rosa de Lima, Mezapa.

A %d blogueros les gusta esto: