Diócesis San Pedro Sula

Apertura de un comedor solidario para los más pobres

Apertura de un comedor solidario para los más pobres

Han comenzado con 50 almuerzos diarios para las personas sin hogar, para que los más pobres que anda en el centro de San Pedro Sula, reciban su comida y tengan un sitio donde sentarse y alimentarse dignamente.

Fotos: Elsy Moreno

Texto: Johanna Kattan

jokattan@semanariofides.com

Caminar por horas bajo el sol, sin un centavo en sus bolsillos y con mucho tiempo sin comer, es parte de lo que viven las personas de extrema pobreza que andan en San Pedro Sula. Ante esa realidad se creado el comedor solidario «La Misericordia de Dios”.

Aunque muchos no tienen un hogar, y duermen en las calles, ahora saborearan la esperanza al recibir sus alimentos y consumirlos dignamente. El solo hecho de saber que pueden entrar a un lugar donde les esperan con alimentos, es una nueva experiencia para los sampedranos que carecen de recursos económicos o que viven en las calles de esta ciudad.

Este proyecto nace en la Parroquia San Pedro Apóstol, donde el párroco José Antonio Canales y un equipo de voluntarios, se han preocupado por crear este lugar que acoge a los más necesitados. Un lugar creado con amor para los más pobres.

“Hemos resuelto, junto al Padre Canales, llamar al comedor “La Misericordia de Dios”, porque representará, para toda la vida, que su inauguración fue en el Año Santo de la Misericordia”, explicó la coordinadora de la Pastoral Social de la Catedral, María Elena García.

Inaugurado en el día de San Francisco de Asís, el santo que amó a los más pobres. “Una obra nace de la preocupación al ver tantas personas que viven en el centro de San Pedro Sula, sin techo, sin hogar y sobretodo sin alimentos”, indicó el párroco José Antonio Canales.  “Las historias son diversas, y aunque nosotros no podemos resolver todas sus necesidades, vamos a aportar con un granito de arena ante tanta necesidad que hay, en este caso particular, cubrir la necesidad de tener un plato digno de comida”.

 El comedor parroquial está ubicado en la segunda calle, contiguo al Obispado de San Pedro Sula. El horario de servicio es de lunes a viernes. Inician a las  8:00 de la mañana entregando un boleto, y al mediodía los beneficiados pueden acudir a recibir sus alimentos, los cuales pretenden que sea un menú nutritivo.

El sacerdote hondureño y rector del seminario menor Santiago Apóstol, Javier Santos, comentó en redes sociales respecto a la apertura de este comedor parroquial: “Año de la misericordia, día de San Francisco de Asís, la fe que actúa por la caridad, la comunión de la Iglesia…tuve hambre y me diste de comer. Y, como decía San Vicente de Paul: la caridad debe ser organizada”.

COLABORACIÓN

Todos pueden servir, desde las comunidades, centros educativos y otras instituciones que pueden ser parte de esta noble causa.  Si desea ayudar pueden donar granos básicos, carne, pan, y otros alimentos. También para quienes deseen en alguna fecha organizar con sus familias y amigos, pueden preparar los alimentos. Hasta el momento se está beneficiando a 50 personas. “Hay diversas maneras de ayudar, ya sea como una pequeña donación individual o como empresas, restaurantes, colegios o universidades”, padre Antonio Canales.

A %d blogueros les gusta esto: