Arquidiócesis

Parroquias hermanas festejan al santo de los pobres.

 

Parroquias hermanas festejan al santo de los pobres

San Francisco de Asís, el santo que ha inspirado al Papa Francisco y por el que ha tomado su nombre.

Texto y fotos

Lilian Flores

liflores@semanariofides.com

Diversas actividades religiosas, culturales y gastronómicas se desarrollaron durante nueve días en las parroquias Inmaculada Concepción y El Calvario de Comayagüela, en torno  a la fiesta de  San Francisco de Asís, ese hombre que reúne la pasión por la Eucaristía, el valor y aprecio por toda la creación y que se anticipó a los tiempos.

Francisco fue un visionario de la humanidad que se negó por entero ante la realidad humana de sus tiempos. La liturgia de ese día englobó todo su caminar desde aquel encuentro entre él y el creador donde le propuso “Francisco repara  mi Iglesia”, esa propuesta en la actualidad también es para nosotros, estamos llamados a restaurar nuestra vida, porque somos templo del espíritu de Dios, somos  su morada santa”.

FERVOR

Una novena al estilo franciscano se vivió en la parroquia Inmaculada Concepción  para celebrar al fundador de la congregación religiosa de los Franciscanos Menores que están a cargo de esta comunidad. Un día antes a esta celebración centenares de feligreses se unieron para participar en una procesión por los alrededores del Parque La Libertad, con la imagen de San Francisco, después se recordó el tránsito de Asís. Llegado el día muchas familias llevaron a sus mascotas para ser bendecidas, esta tradición se da cada año. Al caer la tarde el sonido de los cohetes  se escuchó, esto era el anuncio de que la Misa estaba por comenzar, los frailes Rocael, Yoni y René, junto con los acólitos estaban listos para hacer la procesión de entrada. La homilía estuvo a cargo de Fray Yoni, quien enfatizó la importancia de la vida de San Fráncico, y la de todos los que lo siguen, “nobles y ricos que dejan las vanidades de este mundo para vivir al estilo de Francisco siguiendo las huellas de nuestro Señor Jesucristo  que nació pobre, que hizo una opción preferencial por los pobres, que murió pobre, pero resucitó, ese espíritu del Jesús resucitado es el que impulsa a Francisco a predicar en este mundo la buena noticia. Sobre todo,  Francisco predica la fraternidad y rompe con un esquema histórico donde lo laicos no podían predicar y Francisco lo hace con la aprobación de la Iglesia”.

Inmediatamente después de que el fray terminó con su mensaje, un grupo de niños que están recibiendo catequesis hicieron  la dramatización “El cantico de las criaturas”, misma que fue muy aplaudida por los presentes.

FIESTA PATRONAL

Por otra parte la celebración en la parroquia El Calvario fue a lo grande y con justa razón, si tienen como patrón a San Francisco de Asís, el santo de los pobres y de los humildes, el santo que ha inspirado al Papa Francisco y por el que ha tomado su nombre. Al igual que en la Inmaculada, se hizo una novena en donde cada día lo principal  fue la Eucaristía. Llegado el día, antes de comenzar la Misa, la feligresía se unió a la procesión, que fue encabezada con la imagen de San Francisco que iba en un anda procesional adornada de coloridas flores.

Al llegar al templo el padre Emigdio Duarte secretario de la Conferencia Episcopal de Hondura presidió la Misa junto al párroco Lenín  Cruz y al vicario Eduardo Mancía.  Uno de los feligreses comentó que durante la novena se salió a las calles para poner en práctica las obras de misericordia, y que se encontraron con el rostro de Jesús en cada persona a la que atendieron.

En esta fiesta el padre Lenín recordó a todos los Ministros de la Comunión el compromiso que hicieron y  a los nuevos los invitó  a que compartieran su fe a través del apostolado.

Por su parte el padre Emigdio dijo a los asistentes que “celebrar a San francisco de Asís nos hace sentir más vivo el evangelio en nosotros, los invito a no flaquear en la fe, a seguir el ejemplo de  su patrón, alimente su fe con la oración, con la vida sacramental, con la práctica de la caridad, con la lectura de la Palabra de Dios, porque la fe hay que preservarla”. Al finalizar la Eucaristía hubo juegos pirotécnicos y un compartir entre los parroquianos.

A %d blogueros les gusta esto: