Voz del Papa

Francisco condena los extremismos violentos

Francisco condena los extremismos violentos
Recordó que hace 25 años se proclamó la independencia en Georgia y desde entonces se ha renovado su libertad, así como “construido y consolidado sus instituciones democráticas y ha buscado los caminos para garantizar un desarrollo lo más incluyente y auténtico posible”.
Georgia Tsibili, (ACI).- El primer acto del Papa Francisco en su visita a Georgia fue el encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático del país en el palacio presidencial de la capital, Tsibili, a los cuales Francisco dijo que es urgente la paz entre distintas naciones y confesiones religiosas y por ello ayudar a la persona debe ser la prioridad.
“Esto es tanto más necesario en el momento histórico actual, en el que no faltan también extremismos violentos que manipulan y distorsionan principios de naturaleza civil y religiosa para subordinarlos a oscuros diseños de dominio y de muerte”, dijo el Papa.
Francisco añadió el deseo de que “el camino de paz y desarrollo prosiga con el compromiso solidario de todos los miembros de la sociedad, con el fin de crear las condiciones de estabilidad, equidad y respeto a las leyes que favorezcan el crecimiento e aumenten las oportunidades para todos”.
Pero “este progreso autentico y duradero tiene como condición preliminar indispensable el pacífico entendimiento entre todos los pueblos y los Estados de la región”. “Esto exige que crezcan sentimientos de mutua estima y consideración, los cuales no pueden descuidar el respeto de las prerrogativas soberanas de cada uno de los países en el marco del derecho internacional”.
El Santo Padre manifestó que se debe tener en cuenta “que los principios relevantes para una ecuánime y estable relación entre los Estados están al servicio de la concreta, ordenada y pacífica convivencia entre las naciones”. “En muchos lugares de la tierra, en efecto, parece prevalecer una lógica que hace difícil mantener las legítimas diferencias y controversias que siempre pueden surgir en un ámbito de confrontación y diálogo civil, donde prevalezca la razón, la moderación y la responsabilidad”.
El Papa afirmó que todos se deben preocupar primero “por la suerte de los seres humanos en su concreción” y realizar “con paciencia todo intento para evitar que las divergencias desemboquen en violencia, que puede causar enormes daños para el hombre y la sociedad”.
“Cualquier distinción de carácter étnico, lingüístico, político o religioso, en vez de ser usados como pretexto para transformar las divergencias en conflictos y los conflictos en interminables tragedias, puede y debe ser para todos fuente de enriquecimiento recíproco en favor del bien común”.
Por último, recordó que la Iglesia Católica “se ha distinguido particularmente por su compromiso en la promoción humana y en las obras de caridad” y “comparte las alegrías y las preocupaciones del pueblo de Georgia y tiene la intención de ofrecer su contribución al bienestar y a la paz de las naciones, colaborando activamente con las autoridades y la sociedad civil”.

A %d blogueros les gusta esto: