Diócesis San Pedro Sula

Elaborados con manos nuevas y retocados con esperanza

Elaborados con manos nuevas y retocados con esperanza
Pastoral Penitenciaria promueve  productos realizados por los internos del Centro Penal
Fotos y texto: Johanna Kattan
jokattan@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Eligieron la rehabilitación. Decidieron renovar su vida. Reflexionaron, se arrepintieron. Pese a no gozar de libertad física, se enfocan en aprender y aprender, tratando de destinar el tiempo de su condena a elaborar obras de arte.
No solo son objetos que embellecen el lugar, también son obras talladas con el pensamiento de esperanza, de que sus manos produzcan algo que servirá para el bien de otros. Cada pieza, va tomando una forma, con pinceladas del sueño de volver a ser libres y tener una vida nueva.
Por medio de la Pastoral Penitenciaria, los privados de libertad venden sus productos. Así los internos obtienen ingresos económicos y pueden apoyar a sus familias. Llamando a la Pastoral Penitenciaria, cualquiera puede hacer sus pedidos. Puede comprar desde zapatos, hamacas, muebles de madera para la casa o la oficina, productos decorativos y de múltiples usos.
Obras de internos se venderán en empresa privada
En Honduras se habla de que todos quieren la paz, pero muchas veces, esa palabra solo saben cómo se escribe y no como se cultiva. En semanas pasadas la Pastoral Penitenciaria convocó a los empresarios de la “Capital Industrial” de Honduras. Cinco empresarios acudieron al evento. Hasta el momento, la Fundación Diunsa es quien ha abierto las puertas a esta iniciativa de apoyar a los privados de libertad.
“Nosotros tenemos el espacio abierto en Diunsa para realizar expo ventas y presentar los productos que realiza la  población privada de libertad,” expresó Eliza Pineda, representante de Fundación Diunsa.
Pineda dijo es necesario construir entre todos la paz, se construye día a día, “esto es parte de la construcción de unión social más fuerte”. Comentó que sí es posible lograr la inserción laboral. “Creo que el tema de confianza es un camino de doble vía, que se debe construir paso a paso. Lo primero es, en este momento apoyar programas de rehabilitación y de inserción como el que lleva acabo la Pastoral Penitenciaria”.
Indicó que los empresarios pueden dar oportunidades, para ello hay que ofrecer mecanismos de confianza, en las que el ex privado de libertad pueda demostrar que ha llevado una conducta positiva. “Poco a poco hay que ir avanzando, hasta llegar a la inserción laboral de personas que estuvieron privadas”.
Sugiere que es preciso crear la propuesta de llevar a cabo un programa en que exista un monitoreo de parte de una organización, que se encargue del monitoreo y la rehabilitación y seguimiento, eso sería algo muy valioso y creo que puede ser bien recibido en las empresas”.

El dato
Apoyo
Si desea adquirir los productos elaborados por internos y ex privados de libertad, puede llamar a la Pastoral Penitenciaria: 2557-8825
Voluntariado
Jesús pidió recordar a los enfermos y también a los presos. Cualquiera puede ayudar a que otros vuelvan a sentir el amor de Dios y que encuentren un nuevo camino.

A %d blogueros les gusta esto: