En América Iglesia

Talleres de Oración y Vida en Honduras

Talleres de Oración y Vida en Honduras
Taller de Oración y Vida para Adolescentes
Este apostolado maravilloso no estaría completo si no se tuviera en cuenta una etapa especial en la vida del ser humano como es “La Adolescencia”. Para algunos analistas esta etapa se considera como un mito, pero es una realidad en la cual se vive mucha incredulidad, incertidumbre, cuestionamientos de todo color y más.
Talleres de Oración y Vida cuenta con un Taller para Adolescentes denominado por el fundador “CAMINANDO CON JESUS “, esa es la aspiración fundamental a conseguir por medio de todo el contenido de este Taller.
La edad de los asistentes se presume desde los 12 hasta los 18 años pudiendo variar eventualmente. Este programa se desarrolla en 9 sesiones así:
-En las dos primeras reuniones Jesús nos revela un Padre que nos ama gratuitamente y nos regala una Madre que nos cuida y nos guía.
-En la tercera y cuarta sesión aprenderemos las condiciones necesarias para tener un encuentro con Dios Padre: Silencio y Paz interior; y reconoceremos que somos creaturas del amor de Dios.
-En la quinta, sexta y séptima sesión copiaremos el estilo de Jesús para encontrarse con el Padre, imitaremos su corazón humilde y aprenderemos su forma de amar a los demás.
-En las dos últimas sesiones, nos daremos cuenta que tenemos que anunciar las maravillas del amor de Dios, y conjugar la oración con la vida.
Nos parece muy ilustrativo presentar ante nuestros lectores parte del mensaje de una de las sesiones en este caso la cuarta ¡Señor, Danos tu paz ¡
A continuación, un fragmento del Mensaje:
“Al querer avanzar hacia tu interior, para encontrarte con el Padre, te das cuenta que existe un mar agitado donde naufraga el Dios de la paz, un interior lleno de conflictos contigo mismo y con los hermanos, heridas no sanadas, historias dolientes, realidades y rasgos no asumidos ni aceptados, guerras interiores, tristezas, rencores, frustraciones, antipatías, temores, ansiedades, agresividad. Es el sufrimiento con sus mil rostros que nos impide vivir en paz y vivir felices. La vida se nos ha dado para ser felices y haremos felices a los demás en la medida en que seamos felices.
¿Cuáles son las fuentes de este sufrimiento? Con el fin de mitigar el sufrimiento, arrancar espinas, sanar heridas, enjugar lágrimas, es necesario echar un vistazo a las raíces del sufrimiento: la gran masa del sufrimiento es producto de la mente, la otra fuente está en la convivencia con los otros, por ejemplo: no a todos le “caes bien”, otras veces tu presencia evoca alguna reacción no esperada no consciente en el otro, otras veces la envidia y los chismes enrarecen las relaciones.
La vivencia del abandono es un camino de alta velocidad que nos conduce de la liberación a la paz. En todo abandono hay un “no” y un “si”. “No “a lo que hubiese querido. ¿Qué hubiese querido? Venganza contra los que me hicieron daño. No a esa venganza. Y un sí a lo que tu quisiste y permitiste Oh Padre. De esta forma desligo toda energía, se apaga la guerra y llega la paz. Abandonarse es confiar, sin reserva, en El Padre que nos ama. Jesús vivió el abandono en la noche de Getsemaní, cuando la oscuridad y la angustia invadían su alma. El abandono hace vivir en alto voltaje El amor puro y La Fe pura.
En Honduras desde el año 2015, se han servido estos Talleres a pequeños grupos en algunas Instituciones Católicas de Educación Media, esperando que, al ser difundida esta novedad, la feligresía se interese y nos apoye con sus oraciones porque creemos que: sembrando a corta edad podemos tener buena cosecha lo que redundara a beneficio del joven y de nuestro país.
Para mayor información: 2239-7871, 3335-4005, 9602-3994

A %d blogueros les gusta esto: