Actualidad

Un monumento arquitectónico alberga la fe de los capitalinos

Un monumento arquitectónico alberga la fe de los capitalinos
La Catedral Metropolitana fue declarada Monumento Nacional mediante el Decreto Legislativo Nº 8, emitido en julio de 1967, por petición realizada ante la Cámara de Diputados por el entonces Arzobispo de Tegucigalpa, Monseñor Héctor Enrique Santos Hernández (QDDG)
No se puede hablar de la capital del país sin mencionar un monumento de fe, rico en historia, arte arquitectónico y sede del Arzobispado capitalino, un templo que enorgullece a los hondureños, que residen en cualquier parte del mundo y que se sienten identificados y nostálgicos con apreciar una foto, un video de la Catedral San Miguel Arcángel. La estructura tiene casi tres siglos de haber sido construida y ha sido restauradas hasta cuatro veces, pero siempre manteniendo el diseño y el esplendor que dejó el arquitecto José Gregorio Quiroz La edificación mide unos 60 metros de largo, 11 de ancho y 18 de altura, tiene una sola nave abovedada y su cúpula alcanza los 30 metros de altura. El estilo es barroco.

HISTORIA, en este aniversario de la capital del país no podemos platicar sobre Tegucigalpa, sin hablar de la Catedral Metropolitana San Miguel Arcángel. Pero, ¿cuál es la historia de este templo, cómo se convierte en Catedral y cómo llega a ser un monumento nacional?.
Para ello conversamos con el historiador Nelson Carrasco y que él responda estas interrogantes sobre el templo mayor de la Teguzgalpa, que hace 100 años fue declarado Catedral.
Carrasco, narra que la construcción de la actual Catedral tardó unos 20 años. “La iglesia sede de la capital estaba dedicada a la Limpia Concepción de María y se ubicaba a un costado donde ahora es la Catedral, pero el edificio se quemó. A raíz de este acontecimiento se vio la necesidad de construir esta gran obra de arte, ya que se ocupaba un templo para honrar al patrón de la ciudad, el Arcángel San Miguel y fue así que el año 1765 se inicia la construcción.

ARTE, Carrasco agrega que la Catedral es una forma de evangelizar pues a través de sus pinturas y sus detalles. No sólo es mirar lo sorprendente de su tamaño y el diseño hecho por el guatemalteco, José Gregorio Quiroz, si no por las grandes riquezas que hay en su interior. “El gran contenido religioso; arqueológico, artístico, teológico e histórico, esa es la mayor riqueza que envuelve este patrimonio nacional”
El templo está hecho de varios tipos de materiales, en el pie se utilizó piedra rosada, después con ladrillo, y varios elementos naturales, como la sabia de árboles, el caulote, que era para amalgamar el ladrillo, la cal, y arena. Recalca el historiador que San Miguel Arcángel, “es el patrón de la capital, porque en esa fecha, en el día del santo celestial se dice que se inauguró la capital, pero en realidad la Iglesia es en honor a San Miguel Arcángel y como tal se le rinde honores. Son casi tres siglos como templo importante, porque como Catedral cumplió recientemente cien años”.

El dato
La parroquia San Miguel Arcángel
Fue construida por el presbítero José de Simón Zelaya y Cepeda. Los trabajos de la obra fue encargada al arquitecto guatemalteco José Gregorio Quiroz, se inició su construcción en 1765, La obra fue consagrada e inaugurada por fray Antonio de San Miguel en 1782.

A %d blogueros les gusta esto: