Comayagua Diócesis

“Aquellos que han hecho mucho mal a Honduras, se las verán con Dios”

Rómulo Emiliani
“Aquellos que han hecho mucho mal a Honduras, se las verán con Dios”
Colaboración
Radio San Miguel
radiosanmiguel86@yahoo.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
La Pastoral Penitenciaria celebró en grande en todos los centros penitenciarios del país y en especial en Marcala, La Paz, la solemnidad de la Virgen de la Merced, patrona de los privados de libertad.
Desde horas de la mañana se desarrolló una alegre alborada y en horas más tarde se recibió la visita de los privados de libertad, entre ellos madres, hijos, esposas, que dieron su tiempo y amor a sus parientes.
Allí disfrutaron de juegos, bailes, dinámicas bocadillos y un almuerzo especial, preparado por los privados y coordinados por la Pastoral Penitenciaria de la parroquia San Miguel Arcángel de Marcala.
En horas de la tarde se celebró la culminación de la novena y la Eucaristía presidida por Monseñor Rómulo Emiliani, Obispo encargado de la Pastoral Penitenciaria por parte de la Conferencia Episcopal de Honduras. Fue concelebrada por el padre German Polanco asesor de esta pastoral en la Diócesis de Comayagua.
Participaron más de 500 personas entre privados, visitas y agentes de pastoral, quienes formaron una asamblea convirtiendo la cárcel de Marcala en un verdadero templo espiritual según palabras de Monseñor Rómulo.
Emiliani manifestó su alegría al mirar el interés con la que los privados y familia vivían la Misa, recordando que es lo más importante del trabajo que hace la Pastoral en todos los centros penitenciarios del país. La población actual de este centro penal es de 187 personas, de los cuales 180 son hombre y sólo siete mujeres.

MENSAJE En la homilía, Monseñor Rómulo dijo que “María santísima es la liberadora de parte del Señor. También de las paredes, barrotes, puertas, cercos, murallas que Satanás nos pone cuando cometemos pecado, ella intercede por nosotros al Señor, porque ella es madre de Dios y madre nuestra”. Asimismo les recordó que “caer en las redes de Satanás, es empezar a deteriorarse y cuando una persona se somete al poder de las tinieblas se hace una persona peligrosa”.
Fue muy enfático cuando dijo que “en la calle hay gente muy peligrosa y algunos que nunca caerán presos por que están bajo el manto de la impunidad total, protegidos por abogados y por otras gentes, esos no caerán presos, pero hay juicio y es el juicio de Dios del cual nadie se escapará nunca y allí la impunidad caerá partida en pedazos y aquellos que han hecho mucho mal a Honduras, se las verán con Dios, en la tierra gozaron de protección pero con Dios no se juega”.
Para finalizar, les dijo que “Dios está presente, hace su obra, está limpiando el corazón de cada uno. Dios está habitando en ustedes, está haciendo que esto sea un templo porque tenemos la Eucaristía y es templo cada vez que llega la Pastoral Penitenciaria”.

A %d blogueros les gusta esto: