Arquidiócesis

Regocijo en la V Asamblea Nacional de Laicos

Regocijo en la V Asamblea Nacional de Laicos
Esta actividad se realizó con el propósito de profundizar mucho más en la unidad de la Iglesia, y vivir intensamente la misericordia en familia.
Texto y fotos: Lilian Flores
liflores@semanariofides.com
Síguenos en www.fidesdiariodigital.com
Centenares de laicos de todas las diócesis, en representación de más de  20 movimientos de la Iglesia se reunieron en el Centro Polideportivo del Instituto San José del Carmen para participar de la V Asamblea Nacional de Laicos y de la gran vigilia bajo el tema “La familia fuente de la misericordia del Padre”. Esta jornada comenzó a las 6:00 de la tarde con la Eucaristía presidida por Monseñor Rómulo Emiliani encargado de la Comisión Nacional de Laicos, y concelebrada por el padre Francisco Guijarro asesor general y el padre Pablo Hernández asesor en la Arquidiócesis. Los participantes iban llegando poco a poco, unos con sus hijos en brazos, otros cargando sus biblias en la mano, pero todos con ganas de pasar una noche agradable en compañía del Señor Jesús.
Esta actividad se realizó con el propósito de profundizar mucho más en la unidad de la Iglesia, y vivir intensamente la misericordia en familia. Algo muy importante es destacar que laicos evangelizaron a otros laicos a través de las diferentes charlas que estaban programadas, esto refleja el compromiso de vivir a Cristo en comunidad, en movimiento de Iglesia, y transmitir esa vivencia a todas las naciones, sobre todo en nuestra Honduras que necesita ser evangelizada, ante tanta hambre, corrupción, pobreza, violencia y delincuencia. Monseñor Emiliani dijo que en las familias de hoy hace falta Dios y la razón es porque se les dedica poco tiempo a los hijos, “todos están conectados con las redes sociales, todos están en la casa (papá, mamá, hijos), pero mentalmente están fuera de la casa con sus amigos y amigas, falta Dios en los hogares, hay que orar mucho en familia, en casa se debe vivir más la presencia de Dios”.

MENSAJE Como parte de la homilía el asesor de la Comisión de Laicos dijo a los presentes “mentalmente uno ya está codificando, a una estructura de comportamiento, después de tanto tiempo de trabajo me debo sentir cansado y estoy cansado y claro programarse para hacer las cosas de una manera relativa y metódica aunque es un buen método para no derrochar energías, por otro lado nos  convierte siempre en seres que hacemos las cosas a medias y que nunca utilizamos totalmente nuestra capacidad de inteligencia mental y emocional. Nuestra energía física, nuestra motivación tiene que ver con lo nuestro, con aquello que está en nuestro pequeño radio de acción pero cuando una persona se convierte a Jesucristo y se arrodilla ante él, comienza a ver todo con los ojos de Dios y entonces renace una energía, una motivación, unas ganas de hacer muchas cosas por el reino porque descubre que hay muchas necesidades y esto es Honduras”.
Al mismo tiempo pidió a los laicos y laicas en movimientos y asociaciones a estar vigilantes, porque el diablo como león rugiente anda buscando a quien devorar y la tentación de adorar el dinero como un “dios” está presente todos los días. “Cristo el  Salvador y el Rey, quiere que nosotros los cristianos tengamos astucia por las cosas del reino, seamos más creativos, más valientes, más profetas, Jesús nos reprocha hoy, los hijos de las tinieblas son más astutos que los hijos de la luz, cuanto tiempo perdido tontamente, cuánta energía derrochada cuanto de bueno podriamos dar a nuestra Patria queda todo enterrado como en la parábola de los talentos. Mucha gente mala, es mala por culpa nuestra, como cristianos muchos tenemos las manos manchadas de sangre por no haber evangelizado a tiempo y a destiempo, por no haber sido testigo del reino, por no haber proclamado la Palabra, por no haber dado testimonio, gente que estaba esperando un mensaje nuestro se quedó con las manos vacías y eso quizá provocó que algunos de ellos  terminaran en las garras del maligno, como Iglesia tenemos algo de culpa de lo que pasa en el país”.

MÁS COMPROMISO Todas las personas que forman parte de los movimiento de la Iglesia saben que hay una misión que cumplir y que no se trata de quedarse con lo aprendido, hay que valorar si la metodología de evangelización, las estrategias pastorales que se utilizan son las adecuadas, eso fue lo que pidió el obispo “laicos y laicas pregúntense si ante la realidad que vive Honduras, ustedes están respondiendo como Dios quiere, pregúntense si a ustedes les duele el drama de Honduras, si en sus charlas, mensajes, conversaciones dentro de los movimientos se habla del drama, del calvario que se vive en nuestro país y pregúntense si en sus movimientos hay programadas, acciones auténticamente evangelizadoras que lleguen a aquellos que nadie los ha tocado todavía. Tenemos que evangelizar el mundo de la política, el mundo del magisterio, el mundo de la economía, del comercio, del agro, a las universidades colegios, cárceles y pandillas, hay que llevar el mensaje con astucia y creatividad”.

EN MISIÓN Entre los expositores estuvieron los esposos Nelson y Carolina Chinchilla, ellos son del movimiento Contemplación y Vida que nació hace cuatro años en San Pedro Sula, la mística de este movimiento es enseñar a otros el camino a la contemplación por medio del método de la oración centrante, la oración contemplativa, al igual que la enseñanza de la Lectio Divina, “el compromiso es ir a las periferias existenciales como nos pide el Papa Francisco, no solamente pensando en la pobreza física, sino en tanta necesidad que hay en las almas que padecen anemia o languidez por el hecho de no tener ese encuentro intimo con Dios”, manifestó Carolina. Quienes quieran pertenecer a este movimiento aquí en la Arquidiócesis pueden avocarse con las hermanas misioneras del Sagrado Corazón, ubicadas atrás de la Basílica de Suyapa.
Al finalizar la Eucaristía se expuso a Jesús Sacramentado, horas después se realizó al Hora Santa a  cargo de Monseñor Rómulo. La animación estuvo  a cargo  del ministerio Espada de Dios, y mientras las horas transcurrían el programa seguía su curso, se realizó una obra de teatro, basada en el “Padre Misericordioso”, al amanecer y para cerrar la actividad se hizo una alborada mariana y hubo show de luces, presenciando la salida de la imagen de la Virgen de Suyapa que acompañó a sus hijos en esta asamblea.

A %d blogueros les gusta esto: