Salud

Mucho cuidado con los cambios de temperatura

Mucho cuidado con los cambios de temperatura
Un resfriado común, mal cuidado o atendido por automedicación puede evolucionar en forma crónica hasta llegar a la neumonía, por lo que es importante abrigarse bien y no exponerse a cambios bruscos de temperatura.  Procurar llevar un paraguas, usar zapatos cerrados y evitar salir de casa.
Con el cambio de clima en estos días puede haber un rebrote de cuadros de bronquitis, bronquiolitis y crisis asmáticas severas. Ante la llegada de las lluvias, los que más sufren por las inclemencias climáticas son los más chiquitos.
Pueden predominar las patologías respiratorias y un rebrote de cuadros de bronquitis, bronquiolitis y crisis asmáticas severas y en esa línea. Para los niños, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad, que son los grupos más vulnerables, se recomienda contar con su esquema completo de vacunación, así como no permitir el contacto con personas que presenten infecciones respiratorias.
En época de invierno es cuando más consultas médicas existen por infecciones respiratorias en el país, por ello es importante y necesario que estén alertas sobre algunos síntomas que se puedan presentar tanto en los adultos como en los infantes, ya que una enfermedad respiratoria puede complicarse y ser la principal causa de emergencias y hospitalizaciones en los diferentes centros de atención médica.

RECOMENDACIONES  Estas son algunas de las recomendaciones que brindan los médicos para mantener óptimo nuestro sistema de defensas ante las enfermedades respiratorias.
Hay que realizar una alimentación balanceada, consumir dos litros de agua por día y realizar una dieta con un alto consumo de frutas y verduras. Consumir Vitamina C (cítricos, melón, kiwi, pimiento y tomate), Vitamina A (hígado, huevos y lácteos) Vitamina E (aceite de germen de trigo, de soja, cereales, arroz, aceite de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos). Hierro (hígado, carne, pescado y huevos), Zinc y selenio (presentes en casi todos los alimentos).
Evitar situaciones de estrés, el ritmo de vida actual y las situaciones de enojo o nerviosismo genera severas alteraciones de las defensas. Es fundamental estar de buen humor, alegre y sonreír varias veces al día.
Realice un buen descanso, el sueño debe ser reparador, realizarse de corrido y debe constar de unas siete a ocho horas. Procure realizar actividades físicas, el ejercicio es una de las claves para un sistema inmunológico saludable. Fortalece el estado cardiovascular, mejora el ánimo, colabora al control del peso, favorece un buen descanso y aumenta las defensas.
Evite los químicos, conservantes, colorantes, edulcorantes artificiales, tabaco, alcohol, comidas enlatadas y pre-elaboradas.

ENFERMEDADES DE TEMPORADA
Las bajas temperaturas, cambios climáticos bruscos y la contaminación ambiental son factores que contribuyen a la aparición de enfermedades comunes del invierno: gripe, resfriado, tos, otitis (infecciones en el oído), bronquitis y laringitis; así, como otras enfermedades respiratorias crónicas que pueden llegar a causar la muerte: asma y problemas respiratorios crónicos como neumonía.

A %d blogueros les gusta esto: