Arquidiócesis

Santa Teresa de Calcuta, “es un Evangelio viviente”

Santa Teresa de Calcuta, “es un Evangelio viviente”
El 5 de septiembre  es la  fiesta de Santa Teresa de Calcuta, la cual fue canonizada por el Papa Francisco en una Misa celebrada en la Plaza de San Pedro, a la cual asistieron unas 120 mil personas.

A días de haber elevado a los altares a la Madre Teresa de Calcuta, hoy una Santa, continúan las celebraciones para esta gran religiosa, que ha intercedido por  tantos milagros, la madre de la caridad, la que siempre se preocupó por los más necesitados. Y en esta ocasión la celebración se realizó en la casa de la “Patrona de Honduras” la Virgen de Suyapa, hasta este lugar llegaron decenas de fieles, en sus mayoría de la parroquia que lleva el nombre de esta santa de los pobres.
La Basílica Nuestra Señora de Suyapa se engalanó con la presencia de estos devotos, quienes llegaron de la mano de las Hermanas de la Caridad, y una imagen de la Madre Teresa de Calcuta. Cabe destacar que en esta Misa que fue en honor a la Santa, se encontraron Hermanas Misioneras de la Caridad de distintas Diócesis de Honduras, que quisieron venir a dar gracias a la Virgen de Suyapa, por la canonización de la Madre Teresa.

MENSAJE en el la Homilía la cual estuvo a cargo del padre Carlo Magno Núñez, rector de la Basílica, les dijo a los presentes:  “hay que dar gracias a Dios por la santa de la misericordia, cuánto tenemos que aprender de Madre Teresa de Calcuta, que descubrió a Cristo en los pobres,  en los más necesitados, en los enfermos”.  “Es lindo encontrar a Cristo en las grandes Iglesias, pero es difícil encontrar a Jesucristo en el que sufre, en el pobre, en el humilde, en el sencillo, y la Madre Teresa nos enseña a encontrarnos con el Cristo doliente en el que deambula en la calle, y a veces ese Cristo no lo vemos, pero Ella nos enseña a tener una mano amiga una mano solidaria. Ella nos enseñó que hay que amar hasta que duela” De igual manera el padre Magno Núñez, expresó que la Madre Teresa de Calcuta “es un Evangelio viviente” porque encarnó en su vida la palabra de Dios, y la misericordia divina”.

MOMENTOS algo de  resaltar en esta Eucaristía es otro momento que fue muy agradable, la  presentación de varios recién nacidos que fueron mostrados ante el Señor, un instante muy especial ya que expresaban los hermanos que colaboran en las eucaristías en la Basílica, todos los domingos, que generalmente se presentan dos o máximo tres niños o niñas en cada Misa, pero en esta celebración  en honor a la Madre Teresa, la cifra se excedió,
“La Madre Teresa nos dice sí a la vida y esto se mira hoy en la presentación de estos recién nacidos” expresó la Hermana Cristofer, Misionera de la Caridad,  quien se mostró emocionada al ver el amor que le tienen a Santa Teresa ya que la Basílica se miró bastante concurrida.
Otro dato en esta celebración era ver que la Basílica se adornó de color blanco y azul ya que la mayoría de devotos que peregrinaron hasta la casa de la Virgen de Suyapa, vestían de camisas de esos colores y al frente portaban la imagen de la santa de la caridad.  Ya al término de la Eucaristía, los fieles peregrinaron hacia la Puerta Santa, otros esperaron tener esa bendición con las reliquias de primer orden de la Madre Teresa, la cual fue impartida por el diácono permanente Elio David Alvarenga.

A %d blogueros les gusta esto: