Comayagua Diócesis

Algarabía en Comayagua por la canonización de la Madre Teresa de Calcuta

Algarabía en Comayagua por la canonización de la Madre Teresa de Calcuta
La Catedral fue decorada con hermosos arreglos florales, una imagen grande de la Madre Teresa y varias frases  de ella bordadas  sobre cortinas blancas  que cubrían las  anchas columnas del templo.
Con una caminata hacia la Catedral Inmaculada Concepción de esta antañona ciudad, las hermanas Misioneras de la Caridad celebraron la canonización de su fundadora la Madre Teresa de Calculta,  en la marcha participaron voluntarios, bienhechores y feligreses y amigos de la obra caritativa que ellas realizan.
Durante el recorrido los participantes rezaron el Rosario, se cantaron alabanzas y se orientó a los participantes acerca de la importancia de ese día para las Hermanas Misioneras y para la Iglesia en general. Al llegar a la Catedral, comenzó la Eucaristía presidida por Monseñor Roberto Camilleri Ofm y concelebrada por varios sacerdotes.
La Misa solemne oficiada en honor de la recién canonizada Santa Teresa de Calcuta, fue muy concurrida. Las 350 sillas extra que se pusieron a disposición de los feligreses que no cupieron en las bancas de la Iglesia no fueron suficientes. Algunas pocas personas se quedaron de pie.
La Catedral fue decorada con hermosos arreglos florales, una imagen grande la Madre Teresa y varias frases  de ella bordadas  sobre cortinas blancas  que cubrían las  anchas columnas del templo. El sonar de las campanas y los cohetes contribuyeron a  aumentar el ambiente alegre y festivo del pasado domingo en Comayagua.
El servicio del altar lo ofrecieron algunos seminaristas del Seminario Mayor de Comayagua. Estuvo presente la comunidad compuesta de seis hermanas misioneras que laboran en Comayagua, varios ancianos del asilo y niños atendidos  por las religiosas.
Monseñor Roberto, en la homilía,  se limitó a comunicar a todos los presentes y a los miles de personas que sintonizaron el evento por la Radio Católica de Comayagua, las palabras del Papa Francisco que expresó en Roma unas pocas horas antes en la plaza de San Pedro ante  cien mil personas. También agradeció a las hermanas por su valiosa labor abnegada a favor de los más pobres entre los pobres. Después de la Misa se ofreció un almuerzo a todos los presentes en el gimnasio del Instituto La Inmaculada.
Después, el Lunes, 5 de septiembre, fiesta de Santa Teresa, se celebró en el asilo de ancianos y casa donde viven las hermanas, una Eucaristía muy bonita, para los niños de las comunidades donde ellas realizan sus obras de caridad.
También en esta ocasión se ofreció un almuerzo  a  todos los niños y se les entretuvo con juegos y dinámicas.

A %d blogueros les gusta esto: