Arquidiócesis

Con festival cultural, finalizó la Semana del Migrante 2016

Con festival cultural, finalizó la Semana del Migrante 2016
“Los emigrantes son nuestros hermanos y hermanas que buscan una vida mejor lejos de la pobreza, del hambre, de la explotación y de la injusta distribución de los recursos del planeta, que deberían ser divididos ecuamente entre todos” Papa Francisco.
Texto y fotos: Eddy Romero
emromero@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Bajo el tema “Emigrantes y refugiados nos interpelan: la respuesta del Evangelio de la misericordia” se concluyó este fin de semana la Semana del Migrante 2016. Para cerrar con broche de oro estos días de reflexión, se realizó el Festival del Migrante en la Concha Acústica del Parque Central Francisco Morazán en la capital. Folclore, arte y testimonios, caracterizaron este evento que tiene por objetivo la concienciación de este tema de interés nacional.
El festival se comenzó a realizar en 1993, en varias ciudades del país, durante la Semana del Migrante que desarrolla entre el 1 y 6 de septiembre de cada año en Honduras. El lema de este año era “Misericordiosos como el Padre, custodios de nuestros hermanos”.
Este evento inició alrededor de las nueve de la mañana, con la oración del padre Juan Carlos Martínez, párroco de la Catedral. Seguidamente, Sor Isabel Arantes, coordinadora de la Pastoral de Movilidad Humana de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, dio la bienvenida a todos los presentes y explicó la razón de ser de esta semana del migrante.
Hubo bailes folclóricos de niños del Hogar Nuestra Señora de la Esperanza de la Nueva Capital y de la colonia Altos de la Laguna. La Escuela Experimental de Niños para la Música también realizó una presentación. El cuadro de danza de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras Arte-UNAH que en estos días cumplirá 35 años de existencia deleitó a los presentes con su espectáculo. Hubo varios testimonios y reflexiones en torno a la migración y la presentación de un baile garífuna. Este evento estuvo a cargo de la Pastoral de Movilidad Humana.

REALIDAD Hasta la fecha, se habla de aproximadamente 40 mil migrantes han retornado al país según Arantes, quien informó que por la vía aérea han sido aproximadamente unas 14 mil personas las que han retornado a Honduras y los demás han sido vía terrestre.
Según la religiosa, además del “Vía Crucis” que tienen que vivir aquellos que deciden emigrar de su país, “también hay fiesta, alegría, cultura. Cuando un migrante llega a otro país, no sólo da su fuerza de trabajo, entrega su cultura”. Recordó que muchos migrantes, se van del país “porque la patria que les vio nacer no les da el pan necesario, ellos tienen que irse y pasan situaciones muy difíciles”.
“Sabemos que la situación de miseria que se vive en el país, la falta de empleo, de un programa que pueda motivar a la gente a trabajar, tener un salario digno para que la gente pueda tener paz, seguridad, educación, salud. No teniendo todo eso, ellos son forzados a migrar”. Recordó que “ningún migrante es delincuente, son nuestros hermanos y son hijos de Dios, que se van por miles de situaciones, por la violencia, por la pobreza, hambre, falta de empleo, etc. pero son nuestros hermanos”

A %d blogueros les gusta esto: