Diócesis La Ceiba

Fervor y colorido en la Feria de la Familia

Fervor y colorido en la Feria de la Familia
Más de cincuenta parejas renovaron sus votos matrimoniales y durante el evento hubo danzas, comidas típicas, encuentros deportivos,  sin faltar la Eucaristía que presidió Monseñor Miguel Lenihan, Obispo de la Diócesis de La Ceiba.
Texto y fotos: Rolando Obando
roja_obando@yahoo.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Revestida de colorido y amor filial, se realizó en esta ciudad puerto, la tradicional Feria de la Familia, que desde hace varios años impulsa la Parroquia la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo, la cual se realiza el último domingo de agosto como cierre del mes dedicado a la célula básica de la sociedad.
La actividad se inició con una caminata inició que salió frente a la Universidad Tecnológica de Honduras, con la participación de un gran número de familias.  En ella estuvieron presenten las comunidades que conforman la parroquia y otras que respondieron a la invitación; el coro “Milagro de Amor” de Cursillos de Cristiandad animó tanto la caminata como la Eucaristía; participaron también estudiantes de los Institutos María Regina Parroquial y San Isidro y Radio San Isidro que transmitió en vivo.
Ya en el campo de fútbol de la colonia Los Maestros,  se llevó a cabo la Eucaristía, con la participación de la Pastoral Garífuna en la liturgia, y  como signo al momento de las lecturas y peticiones se hacía presencia la familia completa. En las ofrendas estuvieron símbolos importantes como el Rosario, la imagen de la Sagrada Familia, además del pan y vino. Al final de la Eucaristía el párroco,  padre Vicente Chirinos,  dijo que una de las intenciones para el siguiente año es que se tenga una imagen de bulto de la Sagrada Familia.

HOSPITAL, ASILO DE ANCIANOS, ESCUELA, LUGAR DE FE. En la homilía  Monseñor Miguel Lenihan OFM, dijo que una familia cristiana es una familia corresponsal y servicial… es un hospital, un lugar de sanación; es un asilo para los ancianos, una escuela en valores, de fe y amor”.
Recordó que la primera familia es la Trinidad, retomó a la familia de Nazaret para animar el caminar de las propias familias. Invitó a “ocuparnos de las cosas de mi Padre” como Jesús lo hizo; pidió hacernos algunas preguntas “¿Qué tipo de familia estamos construyendo?” “¿Cómo está caminando nuestra familia?” teniendo una mirada crítica hacia nuestra propia familia y renovarla.
“La familia es lo más hermoso, una familia feliz, humana y llena de amor, que ora junta y se solidariza, eso es una familia cristiana” afirmó Monseñor Lenihan. Finalmente puso un reto a las familias presentes visitar a dos familias y procurarlas de durante el año, esto ante la misión que tiene toda familia de ser evangelizadora de otras familias. Dio gracias a Dios por las familias que luchan por ser mejores, y dar gracias por los padres, las madres, los hermanos y hermanas, por los abuelos y abuelas.
Después de la bendición final, alrededor de 50 parejas pasaron al frente de la comunidad y renovaron sus votos matrimoniales mostrando el interés de seguir renovando su compromiso amoroso y familiar. Tras la Misa, la fiesta continuó hasta pasadas de las dos tarde con venta de comidas típicas, un encuentro de fútbol en el que el primer lugar lo obtuvieron los niños de la comunidad de Cristo Negro de Esquipulas, y en el estrado principal se llevaron varios actos culturales con la participación del Instituto San Isidro con danzas y su banda marcial, danzas culturales de otros grupos, y de las diferentes comunidades de la parroquia la presentación  de la campaña infantil, cantos, poemas, payasos y la rifa de diez premios con el primer premio de una motocicleta que se fue hasta San Pedro Sula.

A %d blogueros les gusta esto: