Diócesis San Pedro Sula

Sampedranos reciben mensajes de Madre Teresa de Calcuta

Sampedranos reciben mensajes de Madre Teresa de Calcuta
En septiembre habrá fiesta por una canonización muy esperada, “la Portadora del amor tierno y misericordioso de Dios”. Mientras este acontecimiento se desarrolle en el Vaticano, en San Pedro Sula habrá una celebración especial en la Catedral San Pedro Apóstol.
Fotos y texto: Johanna Kattan
jokattan@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
A pocos días de la canonización de la Madre Teresa de Calcuta ya se vive la alegría de ese gran acontecimiento mundial. En San Pedro Sula las Misioneras de la Caridad han preparado un programa de actividades para compartir con los feligreses.
“No podemos hacer grandes cosas, solo pequeñas cosas con gran amor”, es una de las frases de la Madre Teresa de Calcuta,  que las Misioneras de la Caridad comparten con los sampedranos. Para llevar este mensaje de esperanza, estas religiosas que a veces les llaman las Hermanas de Calcuta, están visitando la Terminar de Transporte en San Pedro Sula, también algunos centros comerciales y en la Catedral San Pedro Apóstol.
La Hermana María Sara, Misionera de la Caridad, MC, comunicó que desde el 22 de agosto se ha realizado la novena de Madre Teresa. También se ha vivido constantemente la Hora Santa, Eucaristía y algunas charlas.
Para compartir el mensaje de la Madre Teresa, están acudiendo a la Terminal de Transporte y algunos centros comerciales, donde ellas exponen sobre la vida de esta beata que el 4 de septiembre será canonizada en el Vaticano.
Siguiendo el legado de la Madre Teresa, las Misioneras de la Caridad con presencia en Honduras realizan a diario muchas obras de amor. “En Honduras hay cuatro casas, tenemos la dicha de servir a los pobres más pobres de Honduras. Hay mucha pobreza, hay que abrir los ojos y ayudar al hermano”, comenta la Hermana María Sara, de origen mexicano.
Con mucha dulzura la Hna. Maria Sarah comenta que es necesario acercarse a los más pobres. Con 25 años de haberse consagrado, la Hermana Marìa Sara ha dado siete años de servicio en Honduras.  Comenzó en Comayagua  y ahora vive su misión en San Pedro Sula, en la Colonia Bogràn.
Estas misioneras fundaron el Hogar Don de Jesús, un hogar para atender en San Pedro Sula a ancianos abandonados, personas con vih que no cuentan con apoyo de sus familias y también ayudan a niños. ““El Hogar Don de Jesús es un regalo que Dios ha hecho para los pobres y somos sus instrumentos y estamos ahí sirviendo. Los invitamos a visitarlos, porque hay veces los ancianos están ahí solitos, no hay nadie quien hablé con ello, están tristes, una palabra de aliento los hace alegres”.  Otra obra de misericordia que realizan las hermanas, es salir al encuentro de los que están en la calle, ellas les llevan alimentos y una palabra de esperanza. Aunque ellas no simpatizan con  publicar sus acciones, o evitan que se les tome una foto, este momento impacta en el corazón. Muchos de los que están en la calle son asistidos en el Hogar Don de Jesús. “Son personas en la calle, no tienen dinero, ni familia y están enfermos, nuestra casa es para ellos, los cuidamos como familia de nosotras”.

A %d blogueros les gusta esto: