Educación

El sistema educativo nocturno tiende a flaquear

El sistema educativo nocturno tiende a flaquear
Según la Ley Educativa, una jornada de clases no debe tener menos de 150 alumnos y la mayoría de estos institutos tienen menos de esa cantidad de matriculados, a criterio de las autoridades de educación.
Texto y fotos:Delfina Janeth Lagos
dlagos@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Hace unas semanas, salió a reducir en diferentes medios de comunicación la posibilidad de cerrar algunas jornadas de educación media del área nocturna, ya que según autoridades educativas, su nivel de matrícula es muy baja.
Se estima que al menos diez Centros Educativos capitalinos se quedarán sin la jornada nocturna, debido al retiro de los estudiantes por la inseguridad, falta de transporte y otras causas que los obliga a abandonar los institutos, según autoridades de educación del país
Entre los establecimientos que están en esa condición se ha mencionado,  el Instituto San Pablo, el Blanca Adriana Ponce,  El Técnico Honduras, El Instituto Alameda, el José Pineda Gómez, el China Taiwán, el Técnico La Cañada, el Gabriela Núñez, el Instituto Renacer, Instituto Ramón Cálix  y el José Cecilio del Valle en la zona de Belén.

AFECTADO Uno de los centros educativos que se ha mencionado es el Instituto Técnico Honduras, ubicado en la colonia Kennedy, el Director de esta institución  Nelson Cálix, detalla que en el colegio sólo en la jornada nocturna que es la que se ha mencionado hay 223 jóvenes matriculados de los cuales hay un promedio de 118 que son puntuales. Esta aclaración la hace, el director del Técnico Honduras, porque se ha dicho que según la Ley Fundamental de Educación, que los colegios que tengan menos de 150 estudiantes matriculados, el centro deberá cerrarse.
Según las razones del porqué ha disminuido el alumnado de la jornada nocturna es debido a la inseguridad que se vive en el país, en especial en la capital y la falta de transporte en horas de la noche, pero esta razón, para el director Cálix, no es motivo para cerrar las jornadas educativas. “ Esta idea es la más desacertada, ya que no se puede obstruir una jornada y dejar a la deriva a los que están haciendo la lucha, es buscar solución y dar seguridad, que es una de las  principales causas de la migración del alumnado”
Al igual explicó, que en el caso del colegio Técnico Honduras, es diferente a los demás ya que no se puede contar cuántos llegan a clases, porque la educación es diferente, “no sólo es sentarse a recibir clases y listo, aquí se evalúa de manera individual, no se puede tener tantos alumnos, ya que va de la mano, práctica y teoría,  aquí se evalúa, por espacio, por herramienta no es fácil decir cerrar y ya” señaló.

ALTERNATIVAS. Ante esta situación que tiene en alarma al estudiantado que es el más afectado,  Cálix, aclara: “el maestro se mantiene en sus aulas y la plaza la tiene, pero aquí es preocuparse por el presente y futuro de Honduras, esos muchachos y muchachas, que están con temor, ante esta situación”
Ante este escenario de igual manera agregó el director, que ellos presentan las siguientes alternativas;  Primero que ellos pueden absolver el alumnado de otros centros educativos técnicos, y así no afectar al estudiante, segundo, que se les dé más seguridad, si esa es la razón por el cierre y que se firmen convenios con las fuerzas de seguridad, y la última alternativa que ofrecen que pasen los estudiantes del área nocturna para los fines de semana. Cálix, señaló que no son ellos como maestros que hacen “flaquear” al sistema educativo, “pero todo es llegar a un acuerdo, por el bien de los alumnos que son el objetivo principal, recordemos, que el problema de la violencia no es en la jornada nocturna, violencia hay en el día y en la anoche en campos, iglesias en todo lado, pero no se puede cerrar todo por la  llamada violencia” enfatizó.

El dato
Institutos afectados
Como el San Pablo, el Blanca Adriana Ponce,  El Técnico Honduras, El Instituto Alameda, el José Pineda Gómez, el China Taiwán, el Técnico La Cañada, el Gabriela Núñez, el Instituto Renacer, Instituto Ramón Cálix  y el José Cecilio del Valle en la zona de Belén.

A %d blogueros les gusta esto: