Arquidiócesis

Fieles reafirman su fe, como verdaderos atletas de Cristo

Fieles reafirman su fe, como verdaderos atletas de Cristo
Cincuenta y cinco  jóvenes y adultos de la parroquia Santa María  Reina reciben el Sacramento de la Confirmación, en el día de la celebración de su fiesta patronal.
Texto y foto: Delfina Janeth Lagos
dlagos@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
En la solemnidad de Santa María Reina, 53 jóvenes y adultos, confirmaron su fe en la parroquia Santa María Reina de esta capital, recibieron el sacramento luego de varios meses de preparación y  dijeron Sí al Señor en un día muy esperado por todos ellos.
El día llegó, el templo lució hermoso, alrededor de la imagen de Santa María Reina lucían   gran cantidad de flores que fueran colocadas como formando un gran circulo y en medio la reina, la Virgen bajo la advocación de Santa María Reina.
Pero había otro motivo para estar de fiesta porque las más de cinco decenas de fieles que decidieron cumplir con su segundo   sacramento de iniciación  al reafirmar su fe y continuar siendo ese testigo de Cristo, anhelaban ese día.

ATLETAS.-  En fila fueron entrando al templo los confirmantes, todos con su vela, lista para encenderla y la ceremonia inició con la presentación de ellos ante el Obispo de Tegucigalpa, Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga S.D.B. y el encargado de presentar los confirmantes fue el párroco del templo, padre Luis Gutiérrez, quien le manifestó al Cardenal que estaban preparados, para recibir ese sacramento.
Al momento de la Homilía, su Eminencia Cardenal Rodríguez, les expresó “Ustedes reciben la mejor medalla, mejor que la de bronce y plata de las olimpiadas, ya que todos reciben la medalla de oro del Señor Jesús, todos ustedes son atletas olímpicos,  Son esos verdaderos atletas de Jesús”  Al igual los invitó a que saquen siempre la tarjeta de identidad Espiritual del Señor, ya que “todos los bautizados ya tenemos esa tarjeta, la cual nos hace herederos del cielo”.
Seguido del mensaje, no podía faltar cada signo, tanto la Imposición de Manos a cada uno de ellos, como la Unción con los Santos Oleos, ya que al  hacer el gesto en la frente apunta a su visibilidad, a la marca de pertenencia a Cristo. Al término de esta gran fiesta que engalana a la Iglesia, ya que llegan nuevos testigos de Cristo, no podía faltar la imagen del recuerdo, tanto de los padrinos de Confirma, como familiares.

A %d blogueros les gusta esto: